Frases de La catedral del mar

La catedral del mar

16 frases de La catedral del mar de Ildefonso Falcones... Un esclavo convertido en hombre libre es víctima de una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición, en un mundo marcado por la intolerancia religiosa.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Ildefonso Falcones son: esclavitud, ficción histórica, libertad, lealtad, persecución religiosa, venganza, envidia, conjura, clases sociales, inquisición, construcción de una catedral.

Frases de Ildefonso Falcones Libros de Ildefonso Falcones

Frases de La catedral del mar Ildefonso Falcones

01. No hay libertad con hambre.


02. Algo bueno deberá tener vuestra Virgen para que la gente se sacrifique por ella de esa manera.


03. Aprende a usar la libertad que tanto esfuerzo nos ha costado alcanzar. Sólo a ti te corresponde decidir.


04. Olvidemos el pasado, al menos la parte que podamos.


05. ¡Qué extraña sensación era provocar el silencio a su paso!


06. Los esclavos, más que nadie, conocemos el arte de la hipocresía.


07. El que tiene dinero quiere más; nunca lo ha regalado y nunca lo hará.


08. ¿Cuál es el precio de la libertad?


09. Fueron los hombres libres los que tomaron la decisión de que un señor cuidase de ellos.


10. ¿Qué escondía aquella mirada?


11. No somos más que juguetes en manos de los nobles. Deciden sobre sus asuntos sin importarles cuántas muertes o cuánta miseria puedan acarrear a los demás.


12. La puerta de la mazmorra se abrió de repente. No era la hora habitual; el sol todavía no había bajado lo suficiente y la luz pugnaba por colarse a través de la pequeña ventana enrejada, pero la miseria que flotaba en el ambiente parecía dispuesta a impedírselo, y la luz amalgamaba con el polvo y los efluvios de los presos. No era la hora habitual y todas las sombras se movieron.


13. Lo que te aseguro es que será único, y lo único no es ni mejor ni peor, simplemente es eso: único.


14. Las estrellas, la luna, ahí están y siguen iluminándonos, brillan para nosotros. ¿Qué les importa a ellas lo que haya podido suceder? Nos acompañan y son felices por ello.


15. Sí que tienes madre. Por supuesto que la tienes. A todos los niños que se quedan si madre, como tú, Dios les da otra: la Virgen María.


16. Nunca te fíes de los que dicen servir a Dios. Te hablará con serenidad y buenas palabras, tan cultas que no alcanzarás a entenderlas. Tratarán de convencerte con argumentos que sólo ellos saben hilvanar hasta adueñares de tu razón y tu conciencia. Se presentarán a ti como hombres bondadosos que dirán querer salvarnos del mal y de la tentación, pero en realidad su opinión sobre nosotros está escrita y todos ellos, como soldados de Cristo que se llaman, siguen con fidelidad aquello que está escrito en los libros. Sus palabras son excusas y sus razones, idénticas a las que tú podrías darle a un mocoso.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La catedral del mar" de Ildefonso Falcones.

Libros parecidos

Síguenos