Frases de El vendedor más grande del mundo

El vendedor más grande del mundo

27 frases de El vendedor más grande del mundo (The greatest salesman in the world) de Og Mandino... ¿Cómo pudo un humilde joven convertirse en el mayor comerciante de su tiempo? ¿Qué habilidades y experiencias son necesarias para vivir una vida plena?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Og Mandino son: desarrollo personal, inteligencia emocional, administración del tiempo, mejora continua, motivación, poder del pensamiento positivo, búsqueda de la excelencia, ventas.

Frases de Og Mandino Libros de Og Mandino

Frases de El vendedor más grande del mundo Og Mandino

01. Sólo un hábito puede dominar otro hábito.


02. Los pequeños intentos, repetidos, completarán cualquier empresa.


03. Hoy controlo mi destino, y mi destino es el de convertirme en el vendedor más grande del mundo. Seré dueño de mí mismo. Seré grande.


04. Haz algo ahora, porque ahora es todo lo que tienes.


05. La verdadera riqueza está en el corazón, no en la cartera.


06. El éxito no esperará. Si demoro, será como una novia que se casará con otro y la perderé para siempre. Ahora es el momento oportuno, éste es el lugar, yo soy el hombre. Procederé ahora mismo.


07. Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.


08. Hay que practicar el arte de la paciencia, porque en la naturaleza nada se hace apresuradamente.


09. Acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón; pero también soportaré la tristeza porque descubre mi alma.


10. Que otros construyan una cueva con su arcilla. Por mi parte construiré un castillo con la mía.


11. Si me siento deprimido cantaré. Si me siento triste reiré. (...) Si siento miedo me lanzaré adelante. (...) Si me siento insignificante recordaré mis metas. Hoy seré dueño de mis emociones.


12. Solo con la risa y la felicidad puedo convertirme en un verdadero éxito. Sólo con la risa y la felicidad puedo disfrutar de los frutos de mi trabajo. Si no fuera así, sería mejor que fracasara, porque la felicidad es el vino que afina el gusto de la comida. Para disfrutar del éxito debo tener felicidad, y la risa será la doncella que me sirve.


13. La meditación y la oración alimentan el alma.


14. Todos los hombres deben tropezar con frecuencia para llegar a la verdad.


15. Reconoceré la recompensa porque constituye mi pago; pero también daré acogida a los obstáculos porque constituyen para mí un desafío.


16. Nunca permitiré que me vuelva tan importante, sabio, reservado y poderoso, que no pueda sonreír a los demás y reírme de mí mismo.


17. El fracaso nunca será definitivo, si la determinación de alcanzar el éxito es tan fuerte que no se acaba ni se disminuye.


18. La experiencia se compara con la moda. Una acción o medida que tuvo éxito hoy será irresoluble e impráctica mañana. Solo los principios perduran.


19. Solo la acción determina mi valor en el mercado, y para multiplicar mi valor multiplicaré mi acción.


20. El tiempo le enseña todas las cosas a aquel que vive para siempre, pero no puedo darme el lujo de la eternidad.


21. Borraré de mi vocabulario palabras como "abandonar la idea", "no puedo", "irrealizable", "sin esperanza", etc... Porque son palabras de personas que no tienen fe ni en sí mismas, ni en Dios.


22. Así como la naturaleza no ha hecho provisión alguna para que mi cuerpo tolere el dolor, tampoco ha hecho provisión para que mi vida sufra el fracaso. El fracaso, como el dolor, es ajeno a mi vida.


23. La fuerza muscular podrá partir un escudo y aún destruir la vida, pero sólo el poder invisible del amor puede abrir el corazón del hombre, y hasta que no domine este arte no seré más que un mercachifle en el mercado.


24. Procuraré constantemente mejorar mis modales y atractivos, puesto que son el azúcar hacia la cual todos son atraídos.


25. Ningún ser viviente puede reírse, con la excepción del hombre. Los árboles tal vez se desangren cuando son heridos, y las bestias del campo se quejarán de dolor y de hambre, y sin embargo sólo yo tengo el don de la risa y es un don que puedo usar cuando quiero. De aquí en adelante cultivaré el hábito de la risa.


26. Los obstáculos son necesarios para el éxito, porque en las ventas, como en todas las carreras de importancia, se alcanza la victoria solo después de muchas luchas e incontables derrotas. Y sin embargo cada lucha, cada derrota, acrecienta la destreza y la fuerza, el valor y la resistencia, la habilidad y la confianza, de manera que cada obstáculo es un compañero de armas que te obliga a ser mejor...


27. Jamás aceptaré la derrota y borraré de mi vocabulario palabras o frases como abandono, no puedo, imposible, irrealizable, improbable, fracaso, impráctico, sin esperanzas y retirada; Porque son palabras de necios. Huiré de la desesperación, pero si esta enfermedad de la mente me atacara, seguiría trabajando en medio de la desesperación. Trabajaré y aguantaré. Pasaré por alto los obstáculos que se yerguen a mis pies, y mantendré los ojos fijos en las metas por encima de mi cabeza, porque sé que donde termina el árido desierto, crece la verde vegetación. Persistiré hasta alcanzar el éxito.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El vendedor más grande del mundo" de Og Mandino.

Libros parecidos

Síguenos