Frases de El ruido del tiempo

El ruido del tiempo

32 frases de El ruido del tiempo (The noise of time) de Julian Barnes... Historia del compositor Shostakóvich y el dictador Stalin como un ejemplo particularmente desolador de las relaciones entre el arte y el poder. Él salvó el pellejo, pero por el camino dejó una parte de su alma.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Julian Barnes son: hipocresía, amantes, miedos, supervivencia, basado en hechos reales, coacción totalitaria, propaganda, historia oficial, relación padre-hija, estalinismo, relaciones entre el arte y el poder.

Frases de Julian Barnes Libros de Julian Barnes

Frases de El ruido del tiempo Julian Barnes

01. La música escapa a las palabras; es su propósito y su majestad.


02. Esto quitaría complicación a las cosas, y la vida siempre rechazaba la simplicidad.


03. La historia se repetía: la primera vez como una farsa, la segunda como una tragedia.


04. Los que gozaban de su favor raramente lo conservaban; era sólo cuestión de cuándo lo perdían.


05. La música es inmortal, siempre perdurará y siempre será necesaria, la música puede decir cualquier cosa, la música...


06. (...) Tenía un oído normal para la música, pero una percepción finísima cuando se trataba del Poder.


07. En lo sucesivo sólo habría dos clases de compositores: los que estaban vivos y asustados y los que estaban muertos.


08. Si le dabas la espalda a la ironía, cuajaba en sarcasmo. ¿Y para qué servía entonces? El sarcasmo era la ironía que había perdido el alma.


09. ¿Y quién se atrevería a decir cuál de las opciones era la mejor? Sólo lo sabías después de comer, cuando ya era demasiado tarde.


10. La progresión natural de la vida humana va del optimismo al pesimismo, y un sentido de la ironía ayuda a atenuar el pesimismo, ayuda a producir equilibrio, armonía.


11. -Soy un gusano comparado con Su Excelencia. Soy un gusano. -Sí, exactamente, es un gusano, en efecto. Y es bueno que ahora parece poseer un sano sentido de la autocrítica.


12. (...) Una persona podía creer verdaderamente en los derechos de otra; en su derecho al amor libre. Pero sí, entre el principio y su realización muchas veces había cierta angustia.


13. Quizá esto fuese una de las tragedias que la vida urdía para nosotros: es nuestro destino ser en la vejez lo que en la juventud nos hubiera merecido el más grande desprecio.


14. El arte es el susurro de la historia que se oye por encima del ruido del tiempo. El arte no existe por amor al arte: existe por el bien de la gente. Pero ¿Qué gente, y quién la define?


15. ¿La ironía podía proteger su música? En la medida en que la música seguía siendo un lenguaje secreto que te permitía pasar de contrabando cosas más allá de los oídos a los que no iban destinadas.


16. Cuando decir la verdad se volvía imposible -porque conducía a una muerte inmediata- había que disfrazarla. En la música popular judía, la desesperación se disfraza de danza. Y, por ende, el disfraz de la verdad era la ironía.


17. Había sido un proceso lento y doloroso descubrir que la teoría del amor no coincidía con la realidad de la vida. Era como creer que podías escribir una sinfonía porque en una ocasión habías leído un manual de composición.


18. El sarcasmo era peligroso para quien lo usara, identificable como el lenguaje del saboteador y el destructivo. Pero la ironía -quizá, a veces, eso esperaba- podía facultarnos para preservar lo que valoramos, incluso cuando el ruido del tiempo se volvía tan fuerte que rompía cristales.


19. Ser ruso era ser pesimista; ser soviético era ser optimista. Por eso la expresión "Rusia soviética" era contradictoria. El Poder nunca lo había comprendido. Pensaba que si exterminabas a una parte suficiente de la población e imponías al resto una dieta de propaganda y terror, brotaría el optimismo.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El ruido del tiempo" de Julian Barnes.

Libros parecidos

Síguenos