Frases de El contrato social - 2

27. Sino hubiese intereses diferentes, apenas se dejaria sentir el interés común, que nunca hallaria obstáculo; todo marcharia por sí mismo, y la política dejaria de ser un arte.


28. La censura mantiene las costumbres, impidiendo que las opiniones se corrompan, conservando la rectitud de estas por medio de sabias aplicaciones, y á veces tambien fijándolas cuando todavía están inciertas.


29. Puede el soberano encomendar el gobierno a todo el pueblo ó a la mayor parte del pueblo, de suerte que haya mas ciudadanos magistrados que ciudadanos meros particulares. A esta forma de gobierno se le da el nombre de democracia.


30. En toda verdadera democracia la magistratura no es una ventaja, sino una carga onerosa que no puede imponerse con justicia a un particular con preferencia a otro. Solo la ley puede imponer esta carga a aquel a quien designe la suerte.


31. El mejor orden y el más natural consiste en que los más sabios gobiernen a la muchedumbre siempre que haya una seguridad de que la gobernarán según el provecho de esta, y no según el suyo.


32. Un tirano es aquel que se pone contra las leyes a gobernar segun ellas; un déspota, el que se hace superior a las mismas leyes. Asi es que un tirano puede no ser déspota, pero todo déspota siempre es tirano.


33. La constitucion del hombre es obra de la naturaleza, la del estado es obra del arte. No depende de los hombres el alargar su vida; pero depende de ellos el prolongar la del estado tanto como sea posible, dándole la mejor constitucion que pueda tener.


34. Para acertar no debemos intentar lo imposible, ni lisongearnos de dar a las obras de los hombres una solidez de que no son capaces. El cuerpo político, del mismo modo que el cuerpo del hombre, empieza a morir desde su nacimiento, y lleva en sí mismo, las causas de su destruccion.

Obras parecidas a "El contrato social", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Jean-Jacques Rousseau.

Libros parecidos

Síguenos