Frases de Comer animales

Comer animales

22 frases de Comer animales (Eating animals) de Jonathan Safran Foer... ¿Cuáles son las consecuencias de comer animales para la salud? La verdad sobre el precio pagado por el medio ambiente, el Tercer Mundo y los animales para que podamos tener carne en nuestras mesas.

Frases de Jonathan Safran Foer Libros de Jonathan Safran Foer

Frases de Comer animales Jonathan Safran Foer

01. Investigaciones encubiertas han revelado de manera repetida que los empleados de granjas, que trabajan bajo lo que el Observatorio de Derechos Humanos describe como "violaciones sistemáticas de los derechos humanos", a menudo vuelcan sus frustraciones en los animales o simplemente ceden a las exigencias de los supervisores: mantener las líneas del matadero en movimiento a toda costa y sin escrúpulos. Algunos son claramente sádicos en el sentido más literal de la palabra.


02. ¿Qué grado de destrucción debe conllevar una preferencia culinaria antes de que decidamos comer otra cosa?


03. La responsabilidad recae en la mentalidad de la industria de la carne, que trata tanto a animales como al "capital humano" como si fueran máquinas.


04. Siempre se puede despertar a alguien que está dormido, pero ningún ruido del mundo, por fuerte que sea, despertará a alguien que finge dormir.


05. No responder es ya una respuesta: también somos responsables de lo que no hacemos.


06. Ignoro las veces en que después de decirle a alguien que soy vegetariano, él o ella intentaban buscar una incoherencia en mi estilo de vida o trataban de buscar un error en una argumentación que yo no había hecho (A menudo he pensado que mi vegetarianismo les importa más a esa gente que a mí mismo).


07. Cuando ya nada importa, no hay nada que salvar.


08. No podemos alegar ignorancia, sólo indiferencia. Los que vivimos hoy sabemos más. Tenemos la oportunidad y la responsabilidad que nos da vivir en un momento en que la crítica hacia las granjas industriales ha llegado a la conciencia pública. Somos aquellos a quienes se nos preguntará, con toda la justicia del mundo: ¿Qué hiciste cuando te enteraste de lo que implica comer animales?


09. Dado que el mundo ha cambiado tanto, los mismos valores ya no llevan a las mismas elecciones.


10. Perros y peces no van de la mano. Los perros van con los gatos, los niños y los bomberos. Compartimos cama y comida con ellos, los montamos en aviones y los llevamos al médico, nos alegramos de sus alegrías y lloramos sus muertes. Los peces van a los acuarios, con la salsa tártara, entre palillos, y quedan en el extremo más alejado de la consideración humana. Están separados de nosotros por superficies y silencio. Las diferencias entre peces y perros no podrían parecer más profundas.


11. Si algún día nos encontráramos con una forma de vida más poderosa e inteligente que la nuestra, que nos mirara como nosotros miramos a los peces, ¿Qué argumentos esgrimiríamos para que no nos comiera?


12. Una dieta vegetariana puede ser rica y totalmente satisfactoria, pero siendo honesto no podría decir (como intentan muchos vegetarianos) que sea tan rica como una dieta que incluye la carne. (Los que comen chimpancés contemplan nuestra dieta occidental como algo que tristemente carece de uno de los mayores placeres). Me encanta el sushi, me encanta el pollo frito, me encanta un buen bistec. Pero mi amor tiene un límite.


13. Y nada inspira más vergüenza que el hecho de ser padre. Los niños nos enfrentan a nuestras paradojas e hipocresías, las sacan a la luz. Hay que encontrar una respuesta para cada porqué - ¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué no lo otro? - y a menudo no existe una buena. Así que acabas diciendo: porque sí. O cuentas una historia a sabiendas de que no es cierta. Y, aunque aguantes el tipo, te sonrojas por dentro. La vergüenza de la paternidad, que es una vergüenza positiva, aparece porque queremos que nuestros hijos sean más auténticos que nosotros, darles respuestas satisfactorias. Mi hijo no sólo me inspiró a reconsiderar qué clase de consumidor de carne animal soy, sino que me avergonzó hasta que reconsideré mi postura.


14. Escoger verdura o carne, granjas industriales o tradicionales, no cambiará el mundo por sí solo, pero aleccionarnos a nosotros mismos y concienciar a nuestros hijos, a quienes nos rodean y por extensión a todo el país para que opten por la conciencia sobre la costumbre sí puede hacerlo.


15. Una de las mayores oportunidades de vivir según nuestros valores, o traicionarlos, radica en la comida que servimos en nuestros platos. Y traicionaremos o viviremos de acuerdo con esos valores no sólo como individuos, sino como naciones.


16. Los pollos saben hacer muchas cosas, pero no pueden llegar a tratos sofisticados con los humanos.


17. (...) No es que yo sea mejor que nadie, y no pretendo convencer a la gente de que viva según mis reglas. Intento convencerla de que viva según las suyas.


18. La filósofa Elaine Scarry ha señalado que "la belleza siempre se manifiesta en lo particular". La crueldad, por su parte, prefiere la abstracción.


19. La crueldad depende de que uno comprenda que está siendo cruel y de las posibilidades que tiene a su alcance para evitarla. O de que uno prefiera no verla.


20. En general los alimentos orgánicos son casi siempre más seguros, a menudo dejan una menor huella ecológica y son mejores para la salud. No son necesariamente, sin embargo, más humanitarios. "Orgánico" sí indica un mayor cuidado por el bienestar si hablamos de gallinas o ganado. También puede indicarlo en el caso de los cerdos, aunque resulta menos seguro. Para los pollos y los pavos, sin embargo, "orgánico" no tiene por qué significar nada que se relacione con su bienestar. Puedes llamar "orgánico" a tu pavo y torturarlo diariamente.


21. Dar de comer a mi hijo no es lo mismo que alimentarme yo: importa más. Importa porque la comida importa (su salud física es importante, el placer de comer es importante), y porque las historias que se sirven de guarnición con la comida también importan. Estas historias unen a la familia, y unen nuestra familia a las otras. Historias sobre comida e historias sobre nosotros: nuestra historia y nuestros valores.


22. Las granjas industriales han conseguido separar a la gente de la comida, eliminar a los granjeros y regir la agricultura bajo preceptos corporativos.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Comer animales" de Jonathan Safran Foer.

Libros parecidos

Síguenos