Frases de Octavio Paz - Página 4

01. La soledad del mexicano, bajo la gran noche de piedra de la altiplanicie, poblada todavía de dioses insaciables, es diversa a la del norteamericano, extraviado en un mundo abstracto de máquinas, conciudadanos y preceptos morales. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de México + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


02. Las épocas viejas nunca desaparecen completamente y todas las heridas, aun las más antiguas, manan sangre todavía. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Herida + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


03. Religión y Tradición se nos han ofrecido siempre como formas muertas, inservibles, que mutilan o asfixian nuestra singularidad. No es sorprendente, en estas circunstancias, la persistencia del fondo precortesiano. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Tradición + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


04. El siglo de la salud, la higiene, los anticonceptivos, las drogas milagrosas y los alimentos sintéticos, es también el siglo de los campos de concentración, del Estado policíaco, de la exterminación atómica y del "murder story". Nadie piensa en la muerte, en su propia muerte, en su muerte propia, como quería Rilke, porque nadie vive una vida personal. La matanza colectiva no es sino el fruto de la colectivización de la vida. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Matanzas + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


05. Nuestra cólera no se nutre nada más del temor de ser utilizados por nuestros confidentes -temor general a todos los hombres- sino de la vergüenza de haber renunciado a nuestra soledad. El que se confía, se enajena. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Cólera + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


06. Toda cultura -entendida como creación y participación común de valores- parte de la convicción de que el orden del universo ha sido roto o violado por el hombre, ese intruso. Por el "hueco" o abertura de la herida que el hombre ha infligido en la carne compacta del mundo, puede irrumpir de nuevo el caos, que es el estado antiguo y, por decirlo así, natural de la vida. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Cultura + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


07. Hay que ser fieles, porque hay mucho que defender. El hombre colabora activamente a la defensa del orden universal, sin cesar amenazado por lo informe. Y cuando éste se derrumba debe crear uno nuevo, esta vez suyo. Pero el exilio, la expiación y la penitencia deben preceder a la reconciliación del hombre con el universo. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Reconciliación + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


08. Reducir la poesía a sus significados históricos sería tanto como reducir las palabras del poeta a sus connotaciones lógicas o gramaticales. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Poesía + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"


09. La poesía se escapa de historia y lenguaje aunque ambos sean su necesario alimento. Lo mismo puede decirse, con las naturales salvedades, de la pintura, la música, la novela, el teatro y el resto de las artes. "El laberinto de la soledad" (1950)

+ Frases de Poesía + Pensamientos de "El laberinto de la soledad"

Influencias

Autores relacionados

Carlos Fuentes Jorge Luis Borges Juan Rulfo Pablo Neruda Sor Juana De La Cruz

Octavio Paz


Poeta, ensayista y diplomático mexicano, Premio Nobel de Literatura 1990 y uno de los poetas en español más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

Sobre Octavio Paz

De padre escribano y abogado y madre religiosa, Octavio Paz nació a mediados de la Revolución Mexicana (1910-1920) y fue criado por su madre, tía y abuelo paterno, ya que su padre estaba ausente de su casa durante varios meses al año.

Su abuelo lo alentó y guió con la lectura de autores clásicos y escritores modernistas mexicanos.

En su juventud dio muestras de su vocación publicando varios poemas y hacia 1937, Octavio Paz ya era el poeta más prometedor del ambiente literario mexicano.

En 1937 egresa de la Universidad y viaja a Yucatán, donde observa la situación en la que viven los campesinos y lo vuelca en sus obras posteriores.

En 1937 viajó a España durante la Guerra Civil Española (1939-1939) y se solidarizó con los Republicanos, aunque tiempo más tarde se desilusionaría con la muerte de un camarada en manos de sus compañeros.

De regreso a México, es cofundador en la revista literaria "Taller" (1938), donde publica diversos escritos.

En 1944 con la beca Guggenheim pasa un año en Estados Unidos y tiempo después acepta el cargo Diplomático mexicano, radicándose en Francia primero y la India después, hasta 1962.

Octavio Paz conoce a Marie José Tramini, con quien se casa en 1964.

Recibe el Premio Internacional Alfonso Reyes (1985), el I Premio Internacional Menéndez Pelayo (1987) y en 1990 recibe el Premio Nobel de Literatura.

La obra poética de Octavio Paz viaja del vacío del yo a la plenitud del mundo y el amor, el futuro, el miedo y la imaginación y se destaca el sentido mágico que el autor da a las palabras.

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de México

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de México

Diplomáticos » Diplomáticos siglo XX » Diplomáticos de México

Síguenos