Frases de Pablo Neruda

Frases de pablo neruda

Frases de Pablo Neruda, poeta chileno, autor de "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), "España en el corazón" (1937) y "Confieso que he vivido" (1974).

Obra de Pablo Neruda

01. Conversa el humo con las nubes? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Humo


02. Te amo directamente sin problemas ni orgullo. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Te amo


03. El poeta no puede temer del pueblo. "Confieso que he vivido. Memorias" (1974), Pablo Neruda

Trovador


04. Vive en mi ausencia como en una casa. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Carencia


05. Cuerpo de mujer mía, persistirá en tu gracia. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Gracia


06. En qué idioma cae la lluvia sobre ciudades dolorosas? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Idioma


07. Es tan corto el amor y tan largo el olvido. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Olvido


08. En un beso, sabrás todo lo que he callado. "Crepusculario" (1922), Pablo Neruda

Besos


09. Para que nada nos separe, que no nos una nada. "Crepusculario" (1922), Pablo Neruda

Nada


10. Es en ti la ilusión de cada día. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Ilusión


11. De dónde saca tantas hojas la primavera de Francia? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Francia


12. Es verdad que las esperanzas deben regarse con rocío? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Rocío


13. Cómo saben las estaciones que deben cambiar de camisa? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Camisa


14. Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Cerezo


15. Estaba feliz. Esa era su costumbre. La felicidad era su piel. "España en el corazón" (1937), Pablo Neruda

Soy feliz


16. Dime, la rosa está desnuda o sólo tiene ese vestido? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Rosas


17. Por qué los árboles esconden el esplendor de sus raíces? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Raíces


18. Con qué estrellas siguen hablando los ríos que no desembocan? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Río


19. Entra el Otoño legalmente o es una estación clandestina? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Otoño


20. De pronto mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Persona adecuada


21. Por qué no ataca el tiburón a las impávidas sirenas? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Sirena


22. Tus caricias me envuelven como las enredaderas a los muros sombríos. "Para nacer he nacido" (1978), Pablo Neruda

Ternura


23. Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Pecho


24. (...) Era tan campesino que llevaba un aura de tierra en torno a él. "España en el corazón" (1937), Pablo Neruda

Campesino


25. Dónde termina el arco iris, en tu alma o en el horizonte? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Arco iris


26. ¿Sufre más el que espera siempre que aquel que nunca esperó a nadie? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Espera


27. Hasta que comprendí que había encontrado, amor, mi territorio de besos y volcanes. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Besos


28. Si todos los ríos son dulces de dónde saca sal el mar? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Sal


29. Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, te pareces al mundo en tu actitud de entrega. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Entrega


30. Los pájaros nocturnos picotean las primeras estrellas que centellean como mi alma cuando te amo. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Cielo estrellado


31. Nos acercamos al cielo en veloces cohetes y no acercamos nuestras manos en la fraternidad humana. "Confieso que he vivido. Memorias" (1974), Pablo Neruda

Fraternidad


32. Hay algo más triste en el mundo que un tren inmóvil en la lluvia? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Inmóvil


33. Dónde van las cosas del sueño? Se van al sueño de los otros? "Libro de las preguntas" (1974), Pablo Neruda

Soñador


34. Por qué se me vendrá todo el amor de golpe cuando me siento triste, y te siento lejana... "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Golpe


35. Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes, el viento las sacude con sus viajeras manos. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Pañuelo


36. Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose. En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Boca


37. Soy el desesperado, la palabra sin ecos, el que lo perdió todo, y el que todo lo tuvo. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Desesperado


38. Es la hora de partir, la dura y fría hora que la noche sujeta a todo horario. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Horario


39. Y como yo te amo, los pinos en el viento, quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Te amo


40. Me gustas cuando callas porque estas como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Voz


41. La noche, encima de nosotros, estaba tan cercana y estrellada que parecía atrapar nuestras cabezas, sumergirlas en su profundidad. "España en el corazón" (1937), Pablo Neruda

Profundidad


42. El vino abre las puertas con asombro y en el refugio de los meses vuelca su cuerpo de empapadas alas rojas. "Residencia en la tierra" (1935), Pablo Neruda

Asombro


43. Todo era de los otros y de nadie, hasta que tu belleza y tu pobreza llenaron el otoño de regalos. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Regalos


44. Y así te espero como casa sola y volverás a verme y habitarme. De otro modo me duelen las ventanas. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Espera


45. (...) Para mi casa vecina del abismo, dame el atormentado sistema del silencio, el pabellón del mar olvidado en la arena. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Abismo


46. Y cuando asomas suenan todos los ríos en mi cuerpo, sacuden el cielo las campanas, y un himno llena el mundo. "Los versos del capitán" (1952), Pablo Neruda

Himno


47. Entre los labios y la voz, algo se va muriendo. Algo con alas de pájaro, algo de angustia y de olvido. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Angustia


48. La noche campesina y oceánica me mareaba, y mi vida flotaba en ella como una mariposa caída en un remanso. "Para nacer he nacido" (1978), Pablo Neruda

Noche


49. El vino mueve la primavera, crece como una planta la alegría. Caen muros, peñascos, se cierran los abismos, nace el canto. "Odas elementales" (1954), Pablo Neruda

Vino


50. Desnuda eres tan simple como una de tus manos: lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente. Tienes líneas de luna, caminos de manzana. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Transparente


51. Yo conocí salones cenicientos, túneles habitados por la luna, hangares crueles que se despedían, preguntas que insistían en la arena. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Preguntas


52. Mi alma nace a la orilla de tus ojos de luto. En tus ojos de luto comienza el país del sueño. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Luto


53. En esta historia sólo yo me muero y moriré de amor porque te quiero, porque te quiero, amor, a sangre y fuego. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Morir de amor


54. Es una casa tan transparente la ausencia que yo sin vida te veré vivir y si sufres, mi amor, me moriré otra vez. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Transparente


55. El amor supo entonces que se llamaba amor. Y cuando levanté mis ojos a tu nombre tu corazón de pronto dispuso mi camino. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Eres tú


56. Así como a las personas más razonables les costaría mucho ser poetas, quizás a los poetas les cuesta mucho ser razonables. "Confieso que he vivido. Memorias" (1974), Pablo Neruda

Razón y pasión


57. Estoy mirando, oyendo, con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma en la tierra, y con las dos mitades del alma miro el mundo. "Residencia en la tierra" (1935), Pablo Neruda

Mitad


58. Triste ternura mía, ¿qué te haces de repente? Cuando he llegado al vértice más atrevido y frio mi corazón se cierra como una flor nocturna. "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924), Pablo Neruda

Ternura


59. No olvides que si despierto y lloro es porque en sueños sólo soy un niño perdido que busca entre las hojas de la noche tus manos. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Buscar


60. Pero, mujer lejana, mis manos, mis ojos y mis deseos te guardan entera su caricia porque sólo tú, mujer lejana, sólo tú cabes en mi corazón. "Para nacer he nacido" (1978), Pablo Neruda

Caricia


61. Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano. "Para nacer he nacido" (1978), Pablo Neruda

¿Para qué sirve la poesía?


62. ¡Cómo sabría amarte, mujer cómo sabría amarte, amarte como nadie supo jamás! Morir y todavía amarte más. Y todavía amarte más. "Crepusculario" (1922), Pablo Neruda

Amarte


63. (...) De pronto mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida: frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas. Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino. "Cien sonetos de amor" (1959), Pablo Neruda

Hoguera


64. Me piden lo profético que hay en mí, con melancolía y un golpe de objetos que llaman sin ser respondidos hay, y un movimiento sin tregua, y un nombre confuso. "Residencia en la tierra" (1935), Pablo Neruda

Melancolía


65. ¿No oyes la constante victoria, en la carrera de los seres, del tiempo, lento como el fuego, seguro y espeso y hercúleo, acumulando su volumen y añadiendo su triste hebra? "Residencia en la tierra" (1935), Pablo Neruda

Constante

Autores relacionados

Amado Nervo Gabriel García Márquez Gustavo adolfo Bécquer Jorge Luis Borges Salvador Allende