Frases de Ann Radcliffe

01. Todos sabemos la fascinación que ejerce el vicio del juego y qué difícil es también salirse de él. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Juego + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


02. Su contemplación le despertó numerosos recuerdos, pero la dulzura melancólica de aquel rostro calmó sus emociones. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Dulzura + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


03. ¡Oh, Emily! ¡Cuánto tiempo he de estar condenado a vivir sin ti, cuánto tiempo pasará antes de que regreses a Francia! "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Francia + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


04. ¿Por qué he de ocultaros que el juego no es su único vicio? Parece que se ha inclinado por todos los placeres viciosos. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Vicio + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


05. ¿Creéis que vuestro corazón está tan endurecido que podréis ver sin emocionaros los sufrimientos a los que me condenaríais? "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Ver + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


06. (...) Sus lágrimas se vieron detenidas de pronto por el terror. Una voz habló a su lado en el pabellón. Sintió un escalofrío. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Escalofrío + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


07. Su vida parecía como el sueño de una imaginación deformada, o como una de esas ficciones atemorizadoras en las que a veces se recrea el genio de los poetas. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Vida + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


08. La extensión y oscuridad de aquellos altos muros despertaron imágenes terroríficas en su mente, y casi esperaba ver a un grupo de bandidos asomando entre los árboles. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Extensión + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


09. Toma, aquí lo tienes -contestó el soldado-, te puede servir, aunque no creo que valiera mucho para defender el castillo. Ya te contaré una buena historia de este trabuco. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Defender + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


10. Es reanimante y vivificador, como la llegada de la primavera para una persona enferma, su ánimo recibe por alguna razón el espíritu de la estación y sus ojos se iluminan con un brillo transitorio. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Llegada + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


11. Los sufrimientos de los demás, quienes quieran que fueran, despertaban de inmediato su compasión, disipando cualquier oscura nube que hubiera ocultado en su mente la bondad con la pasión o el prejuicio. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Compasión + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"


12. La pasión de venganza, que en parte la había estimulado para la comisión de aquel acto atroz, murió en el mismo momento en que fue satisfecho y la dejó con los horrores de la piedad insuperable y del remordimiento. "Los misterios de Udolfo" (1794)

+ Frases de Remordimiento + Pensamientos de "Los misterios de Udolfo"

Influencias

Autores relacionados

Charles Maturin Frances Hodgson Burnett Matthew Gregory Lewis William Beckford

Ann Radcliffe


Escritora y novelista inglesa, autora de "Los castillos de Athlin y Dunbayne" (1789), "Los misterios de Udolfo" (1794) y "Gastón de Blondeville" (1826).

Sobre Ann Radcliffe

Ann Radcliffe nace en el seno de una familia acomodada, de padre comerciante William Ward y madre Ann Oates y tiene una infancia típica de la clase alta inglesa.

En 1787 Ann Radcliffe se casa en la ciudad de Bath con el periodista William Radcliffe, co-propietario y editor del periódico "English Chronicle" y comienza a escribir en su tiempo libre.

En 1789 publica su primera novela, "Los castillos de Athlin y Dunbayne", de escasa popularidad pero que marcó las características que predominaría en el resto de la producción de Ann Radcliffe: joven inocente y heroica como figura principal, tétricos y misteriosos castillos y personajes oscuros con extraños pasados.

Entre 1790 y 1796 Ann Radcliffe escribió cuatro novelas, entre ellas "Los misterios de Udolfo" (1794) y "El idilio del bosque" (1791), las cuales alcanzaron enorme popularidad y la colocaron como máximo exponente de la novela histórica y primera escritora en abordar la narrativa gótica o de terror.

La muerte de sus padres y la enfermedad degenerativa que se apoderó de su marido la sumieron en una profunda depresión que la llevó a dejar la actividad literaria.

Ann Radcliffe fallece por insuficiencia respiratoria, probablemente derivada de una neumonía, publicándose póstumamente su obra "Gastón de Blondeville" (1826).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XVIII » Novelistas de Inglaterra

Síguenos