Frases de Sócrates


Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.

Frases de Ignorancia

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se sabe el valor que tiene.

Frases de Amigo

Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta.

Frases de Filosofía

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.

Frases de Justo

Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no.

Frases de Injusticia

El pasado tiene sus códigos y costumbres.

Frases de Costumbre

Si quieres gozar de una buena reputación preocúpate en ser lo que aparentas ser.

Frases de Reputación

Solo es útil el conocimiento que nos hace mejores.

Frases de Útil

En cualquier dirección que recorras el alma, nunca tropezarás con sus límites.

Frases de Límites

Temed el amor de la mujer más que el odio del hombre.

Frases de Amor

Habla para que yo te vea.

Frases de Habla

El malo lo es por ignorancia, y por tanto se cura de ello con la sabiduría.

Frases de Ignorancia

Contexto histórico

Metafísica - Siglo de Pericles - Suicidio

Influencias Sócrates

Relacionados con Sócrates

Aristóteles - Friedrich Nietzsche - Pitágoras - Platón - René Descartes

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo V aC » Filósofos de Grecia

Sócrates

Biografía de Sócrates

Nace: 469 AC - Atenas, Grecia

Muere: 399 AC - Atenas, Grecia

Filósofo griego fundador de la filosofía ática y uno de los filósofos más trascendentales de la filosofía universal.

Procedente de una familia humilde perteneciente al demo de Alopece, Sócrates transcurrió su niñez con mucha libertad y desde pequeño sobresalió por su observación aguda, su curiosidad y una fina ironía. En su juventud, Sócrates participó como soldado de infantería en las batallas de Samos (440aC), Potidea (432aC), Delio (424aC) y Anfípolis (422aC). Sócrates nunca se vio a él mismo como sabio o dueño de gran conocimiento, así buscaba y conversaba con otros filósofos, artistas, poetas y sabios, dándose cuentas de que creían saber más de lo que sabías. Sócrates, fingiendo saber poco o nada, conversaba con la gente y preguntaba sobre sus errores, haciendo que ellos los descubrieran. Se le llamó a esto "Ironía socrática" y fue uno de los primeros métodos que usó Sócrates para hacer que el interlocutor descubra por sí mismo sus errores. Lo que hace de Sócrates una de las figuras más extraordinarias y decisivas de la historia es la unidad entre teoría y conducta, pensamiento y acción que logró. En el contexto de inestabilidad en que se hallaba Atenas luego de la Guerra del Peloponeso (431aC-404aC), la aristocracia vio con una posible amenaza a Sócrates y bajo el cargo de corromper a la juventud lo condenaron a ingiriendo la cicuta a los 70 años, pese a haber demostrado su inocencia. Pudiendo salvarse a través de algunas amistades en altos cargos, Sócrates prefirió cumplir la ley de la ciudad que tanto defendió y promulgó.