Frases de José De San Martín


Declaro no deber ni haber debido, jamás, nada a nadie.

Frases de Deber

Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla.

Frases de Patria

No esperemos recompensas de nuestras fatigas y desvelos.

Frases de Exigencia

La seguridad de los pueblos a mi mando, es el más sagrado de los deberes.

Frases de Seguridad

No hay revolución sin revolucionarios - los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos.

Frases de Revolucionario

Si somos libres, todo nos sobra.

Frases de Libre

Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados.

Frases de Ruido

Siento la fatiga de la muerte.

Frases de Muerte

Mi nombre es lo bastante célebre para que yo lo manche con una infracción a mis promesas.

Frases de Promesa

Sacrificaría mi existencia, antes de echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición.

Frases de Ambición

Compañeros juremos no dejar las armas de la mano hasta ver al país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje.

Frases de Compañeros

Mi juventud fue sacrificada al servicio de los españoles mi edad mediana al de la patria, creo que me he ganado mi vejez.

Frases de Vejez

Relacionados con José De San Martín

Bernardo O'Higgins - Domingo Faustino Sarmiento - Juan Manuel De Rosas - Manuel Belgrano - Simón Bolívar

Ocupación

Políticos » Políticos siglo XIX » Políticos de Argentina

Militares » Militares siglo XIX » Militares de Argentina

José De San Martín

Biografía de José De San Martín

Nace: 25 de febrero de 1778 - Yapeyú, Corrientes, Argentina

Muere: 17 de agosto de 1850 - Boulogne-sur-Mer, Paso de Calais, Francia

Político y militar argentino, libertador de Sudamérica y Padre de la Patria en argentina.

De padres españoles, José de San Martín pasó su infancia en Yapeyú hasta 1786, cuando la familia se traslada a España.

Tras pasar por el Seminario de Nobles de Madrid, inicia su carrera militar en el regimiento de Murcia en 1789.

Se recibe en 1791 e interviene en las guerras del Rosellón (1793), de las Naranjas (1804) y la batalla de Albuera (1811), que le supusieron distintos ascensos hasta alcanzar el grado de teniente coronel.

Tras pasar por Londres (Inglaterra), José de San Martín se traslada en la fragata "George Canning" hacia Buenos Aires (Argentina),

A su llegada fue recibido por los miembros del Primer Triunvirato, que le encomendaron la formación de un escuadrón, el célebre regimiento de Granaderos a Caballo y más tarde la jefatura del ejército del Norte.

José de San Martín se encargó de instruir a las tropas en las modernas técnicas de combate que conocía por su actuación europea contra los ejércitos de Napoleón.

El Combate de San Lorenzo (1813) fue la primera acción militar que realiza junto a los granaderos a caballo, donde un soldado raso le salva la vida y al cual José de San Martín ascendió post mórtem, el Sargento Cabral.

En 1816 José de San Martín es nombrado general en jefe del Ejército y un año después realiza una de las batallas más extraordinarias de la historia, entre los independentistas y el Ejército español, siendo derrotado este último en la cuesta de Chacabuco (1917) y entrando en Santiago de Chile (Chile).

Tiempo después inicia la campaña de Perú, obteniendo la victoria en la batalla de Maipú (1818), hecho decisivo para la independencia peruana (1821).

Un año después José de San Martín se entrevista con Simón Bolívar en Guayaquil (Ecuador) con la esperanza de llegar a una liberación total pero finalmente no se llega a ningún acuerdo.

A fines de 1822 se retira de la vida pública y realiza un viaje a España y tiempo después a Bruselas (Bélgica).

Los últimos años de vida de José de San Martín estuvieron marcados por la estreches económica.

Tras la muerte de su esposa Remedios de Escalada (1823), se traslada a Francia, estableciéndose en París y tiempo después trasladándose a ciudad costera de Boulogne-sur-Mer, donde muere en una habitación alquilada.

Enlaces