Frases de Amado Nervo

¿Quién no sabe que en México seguimos al pie de la letra el precepto bíblico de alabar a los muertos? A los vivos los elogiamos cuando pueden darnos algo.

Frases de Alabar


La cortesía es el más exquisito perfume de la vida, y tiene tal nobleza y generosidad que todos la podemos dar, aún aquellos que nada poseen en el mundo.

Frases de Cortesía


La gente cortesana suele ser dura con sus inferiores, porque instintivamente ejerce represalias de las humillaciones perpetuas a que se ve sometida en los palacios.

Frases de Humillación


El cuerpo no es más que un medio de volverse temporalmente visible. Todo nacimiento es una aparición.

Frases de Nacimiento


La vida es como un arca inmensa llena de posibilidades.

Frases de Arca

Contexto histórico

Decadentismo Modernismo Revolución Mexicana Simbolismo

Influencia en las frases de Amado Nervo

Autores relacionados

Manuel Gutiérrez Nájera Octavio Paz Pablo Neruda Sor Juana De La Cruz

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de México

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de México

Ensayistas » Ensayistas siglo XIX » Ensayistas de México

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de México

Amado Nervo

Frases de Amado Nervo

Frases de Amado Nervo: Poeta, novelista y ensayista mexicano, cofundador de la revista azul y uno de los escritores más prolíficos en la historia de la literatura universal.

Biografía Amado Nervo

Descendiente de una familia que se estableció en San Blas, Amado Nervo cursó sus estudios primarios en una escuela de su ciudad natal.

En 1879 muere el padre, dejando a la familia en una situación económica comprometida.

Cursó sus estudios en un Colegio de Padres Romanos y más tarde en el seminario de Zamora para seguir luego la carrera de abogacía, teniendo que suspenderlo varias veces al quedar al frente de la familia y trabajar como periodista.

En 1894, Amado Nervo siguió su carrera en la Ciudad de México, escribiendo para la revista Azul y más tarde fundando la Revista Moderna.

En 1900, el diario "El imparcial" donde trabajaba lo envía como corresponsal a París (Francia), donde permaneció por dos años, conociendo a Rubén Darío y a la que sería el amor de su vida, Ana Dailliez.

Amado Nervo ingresó en la carrera diplomática como secretario de la embajada de México en Madrid en 1905.

En 1912 el fallecimiento prematuro de su mujer golpea hondamente al poeta, quien le dedicó el poema: "La amada inmóvil".

Amado Nervo vuelve a tener problemas económicos cuando el diario en el que trabajaba lo deja cesante y la Revolución Mexicana (1910-1920) interrumpió el servicio diplomático.

Tiempo después volvió a sus funciones diplomáticas y viaja hacia Argentina en 1918 y un año después fallece estando en Montevideo (Uruguay).

Amado Nervo fue un cultivador incansable de la prosa, principalmente de la prosa periodística: crónicas, ensayos, artículos y notas de viaje.

La búsqueda obsesiva de Dios marcó la personalidad de Amado Nervo, como también el hecho de querer establecer una relación con la naturaleza de corte místico transcendente.

Libros destacados

  • Místicas (1898)
  • Perlas negras (1896)
  • El éxodo y las flores del camino (1902)
  • Serenidad (1912)
  • Elevación (1916)
  • Plenitud (1918)

Enlaces

Síguenos en