Frases de Walden

Walden

51 frases de Walden (Walden, la vida en los bosques) de Henry david Thoreau... Extensas memorias que abogan por la resistencia contra lo que dicta la sociedad, y en la búsqueda de la "vida con principios", comprendiendo y respetando a la naturaleza y al ser humano como parte de ella.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Henry david Thoreau son: libertad de elección, resistencia, ecología, amor por la naturaleza, soledad, supervivencia, sociedad de consumo, conformismo, vida en los bosques.

Frases de Henry david Thoreau

Frases de Walden Henry david Thoreau

01. Vended vuestras ropas y conservad vuestras ideas.


02. Mi mayor virtud es conformarme con poco.


03. Tenemos que abrimos camino con el hacha.


04. Levántate libre de preocupaciones antes de que amanezca y corre en busca de aventuras. Que el mediodía te encuentre a la orilla de otros lagos, y que cuando te sorprenda la noche halles por doquier tu hogar.


05. Cada generación contempla con hilaridad los gustos pasados.


06. Cuando actuamos sin prisas y con prudencia, nos damos cuenta de que sólo lo grande y valioso posee existencia permanente y absoluta y de que las cuitas y placeres vanos no son sino sombra de la realidad.


07. Jamás hallé compañera más sociable que la soledad.


08. Crece salvaje de acuerdo con tu propia naturaleza, como las juncias y los heléchos, que jamás se convertirán en heno inglés.


09. El tiempo no es sino la corriente donde voy a pescar.


10. Encuentro saludable el estar solo la mayor parte del tiempo. La compañía, aun la mejor, cansa y relaja pronto. Me encanta estar solo.


11. ¡Como si se pudiera matar el tiempo sin insultar a la eternidad!


12. Los hombres son como son por falta de fe y de espíritu emprendedor, por vender y comprar, por desperdiciar su vida, cual siervos.


13. La mayor parte de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto en innecesarios artificios y labores absurdamente mediocres, que no les queda tiempo para recoger los mejores frutos de la vida.


14. ¡Sencillez, sencillez, sencillez! Digo; que vuestros asuntos sean dos o tres en vez de un centenar o un millar; en lugar de un millón contad hasta media docena, básteos la uña del pulgar para llevar las cuentas.


15. ¡Cómo si se pudiera matar el tiempo sin dañar la eternidad!


16. La verdadera jungla no está fuera, quién sabe dónde, sino en la ciudad, en la metrópoli, en aquella compleja telaraña en que hemos transformado la vida, y que sólo sirve para limitar, estorbar o inhibir a los espíritus libres.


17. La soledad no se mide por la distancia que media entre una persona y otra.


18. ¿Cómo podrían aprender mejor a vivir sino probando resueltamente el experimento de la vida?


19. Los libros son la riqueza que atesora el mundo y adecuada herencia de pueblos y generaciones.


20. La luz que enceguece nuestros ojos es oscuridad para nosotros. Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer. El solo no es sino una estrella de la mañana.


21. El buscador de defectos los halla incluso en el paraíso. Amad vuestra vida, por pobre que sea.


22. Donde quiera que me sentara podía vivir, de manera que el paisaje se irradiaba desde mí mismo.


23. Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.


24. Una vez tuve un gorrión posado en mi hombro por un momento mientras yo estaba cavando en un jardín del campo, y sentí que era más distinguido por ese suceso de lo que hubiera sido por cualquier charretera que hubiera podido llevar.


25. Lo que un hombre piensa de sí mismo, esto es lo que determina, o más bien indica, su destino.


26. En todas partes el ciudadano ordinario tiene un código moral muy superior al del gobierno al que debe fidelidad.


27. Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida... Para no darme cuenta, en el momento de morir, que no había vivido.


28. La mayoría de los lujos y muchas de las llamadas comodidades de la vida no sólo no son indispensables, sino que resultan un obstáculo evidente para la elevación espiritual de la humanidad.


29. No hay peor olor que el que despide la bondad corrompida.


30. El costo de una casa es la cantidad de lo que llamaré vida que hay que dar a cambio, en seguida o a la larga.


31. Mi experiencia me enseñó, por lo menos, que si uno avanza confiado en la elección de sus sueños y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, tropezará con el éxito menos esperado en su vida corriente.


32. La vida que los hombres elogian y consideran lograda no es sino una de las posibles. ¿Por qué exagerar su importancia en detrimento de otras?

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Walden" de Henry david Thoreau.

Libros parecidos

Síguenos