Frases del libro "Una extraña confesión" de Antón Pávlovich Chéjov

Una extraña confesión

Disfruta de estas 19 frases de "Una extraña confesión"... Un juez entrega a un editor una novela sobre un crimen pasional, narrada en primera persona. Mediante el análisis del texto y las frases, el editor descubre que el crimen sigue impune, la persona condenada es inocente y los hechos no son cómo se los.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Una extraña confesión", de Antón Pávlovich Chéjov son: asesinato, celos, amante, confesión, crimen sin resolver, razón y pasión, secretos revelados.

Frases de "Una extraña confesión"

01. Mi cuerpo estaba sano, pero mi alma estaba seca.


02. Un marido puede matar por celos; un amante también.


03. ¿En medio de qué fango moral terminaría su vida?


04. Los asesinos no pueden soportar la sangre de sus víctimas.


05. ¿Por qué no sacrifica por ella un poco de su libertad?


06. El amor y los celos nos hacen injustos y misántropos.


07. Le falta, si puede decirse así, un elemento excitante, diversiones, quizá le falten emociones...


08. Hubiera sido mejor que esperara un año o dos antes de descubrir esos instintos.


09. La cólera impotente, el resentimiento, los celos, encontraron una salida en esos amargos sollozos.


10. Mientras más depravada es una mujer, más indulgentes son los jurados con el marido celoso.


11. Me quieres y eso es todo lo que necesito. Con tu amor puedo vivir en el infierno.


12. Es una lástima... Es un excelente hombre, pero casi todos los veranos su espíritu se oscurece.


13. Mi rostro envejece y tengo muy poco cabello. Mi voz se ahueca y se debilita... La vida ha pasado.


14. Todo lo que hervía en mi pecho estalló. Un sentimiento de repugnancia y de disgusto se apoderó de mí.


15. ¡Qué pusilánime era yo! Un hombre ordinario se hubiera reído de mis razonamientos y hubiese dejado correr la vida sin estorbos.


16. Compruebo un hecho, veo con pena a este hombre, esclavo de una pasión tan fuerte. Sin embargo, trabaja; no roba su salario.


17. ¿Por qué, allá en la ciudad, el hombre se confina en sus estrechas y mezquinas ideas, en tanto que aquí hay tanto espacio para la vida y el pensamiento?


18. ¡Qué irrisión de la inteligencia! ¡Caras que no corresponden a los cerebros! Para no engañar, ustedes deberían tener cara de idiotas y no cara de sabios griego...


19. Pero un secreto y una sangre ardiente no andan bien. No puede impunemente conocerse un secreto que ignora el resto de la humanidad. Ha sido un suplicio de ocho años.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Una extraña confesión", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Antón Pávlovich Chéjov.

Libros parecidos

Síguenos