Frases del libro "Un invitado inesperado" de Shari Lapena

Un invitado inesperado

Disfruta de estas 14 frases de "Un invitado inesperado"... Cuando una violenta tormenta azota las montañas y corta la electricidad, un grupo de personas quedan atrapadas en un hotel paradisíaco. Cuando descubren el primer cadáver, se dan cuenta de que hay un asesino entre ellos.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Un invitado inesperado", de Shari Lapena son: asesinato, supervivencia, muchos sospechosos, tormenta de nieve, pánico.

Frases de "Un invitado inesperado"

01. Ella es más de tenebrosos cuentos de hadas que de tarjetas postales.


02. La primera regla de la supervivencia es no dejarse llevar por el pánico.

Imagen de la frase de Shari Lapena: La primera regla de la supervivencia es no dejarse llevar por el pánico.

03. Dejo libros en todas las habitaciones. Es mucho mejor que colocar bombones en las almohadas, ¿No creen?


04. Me encanta leer una buena novela de misterios y asesinatos.


05. Ella no puede dejarlo todo a un lado para hacer lo que quiera y así poder ser feliz. Las mujeres no hacen esas estupideces. La sociedad no se lo permite. Pero los hombres lo hacen siempre.


06. ¿Hasta qué punto puedes soportar tanta tristeza en tu vida?


07. Sabe que la gente es complicada; que la vida es complicada.


08. Está rota del todo, en carne viva.


09. Los traumas cambian a las personas. Ella debería saberlo.


10. Las personas creen lo que quieren creer. Y resulta aterrador ver la facilidad con la que creen.


11. El amor es mucho más difícil de entender -y predecir- que el odio.


12. ¿Quieres ser juez, jurado y ejecutor al mismo tiempo?


13. No se puede hacer responsable a una persona de la felicidad de otra.


14. Solo hay una persona aquí que sabe la verdad. Y ese es el asesino.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Un invitado inesperado", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de Shari Lapena.

Libros parecidos

Síguenos