Frases del libro "Tarde o temprano" de José Emilio Pacheco

Tarde o temprano

Disfruta de estas 14 frases de "Tarde o temprano"... Antología poética que recoge catorce poemarios escritos entre 1958 y 2009. Su poesía es un concierto de la naturalidad de las palabras, de lo simple y humilde que se nos destaca en un alma llena de pureza y verdad.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "Tarde o temprano", de José Emilio Pacheco son: naturaleza del amor, almas gemelas, experiencia, encuentro, pureza.

Frases de "Tarde o temprano"

01. No tu mano: la tinta escribe a ciegas estas pocas palabras.


02. Y veo a los jóvenes corriendo sin parar por la vía franca, rumbo a la felicidad...


03. La gente llega, vive, sufre, se muere. Vienen los otros a ocupar su sitio y la casa arruinada sigue viviendo.


04. Y ahora una digresión: consideremos esa variante del amor que nunca puede llamarse amor. Son aislados instantes sin futuro.


05. En la costa se afirma que los cangrejos son animales hechizados. Son seres incapaces de volverse para mirar sus pasos.


06. Digamos que no tiene comienzo el mar, empieza donde lo hallas por vez primera y te sale al encuentro por todas partes.


07. Poesía no es signos negros en la página blanca. Llamo poesía a ese lugar del encuentro con la experiencia ajena.


08. Y cada ola quisiera ser la última, quedarse congelada en la boca de sal y arena que mudamente le está diciendo siempre: adelante.


09. Tal vez sólo me apropio los gestos, las palabras, los actos inherentes a la pequeña fracción de tiempo asignada a mi persona.


10. Todo nos interroga y recrimina. Pero nada responde. Nada persiste contra el fluir del día. Al centro de la noche todo acaba y todo recomienza.


11. Sigo pensando que es otra cosa la poesía: una forma de amor que sólo existe en silencio, en un pacto secreto entre dos personas, de dos desconocidos casi siempre.


12. Imposible dar gusto a todos. La nieve que para mí es la diosa, la novia, Astarté, Diana, la eterna muchacha, para otros es la enemiga, la bruja, la condenable a la hoguera.


13. Extraño mundo el nuestro: cada día le interesan cada vez más los poetas; la poesía cada vez menos. El poeta dejó de ser la voz de la tribu, aquel que habla por quienes no hablan.


14. Escribo: doy la mitad del poema. Poesía no es signos negros en la página blanca. Llamo poesía a ese lugar del encuentro con la experiencia ajena. El lector, la lectora harán o no el poema que tan sólo he esbozado.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "Tarde o temprano", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de José Emilio Pacheco.

Síguenos