Frases de Mala onda

Mala onda

19 frases de Mala onda de Alberto Fuguet... Se inician los años ochenta. Un adolescente recorre las calles de Santiago de Chile. Va desesperado, lleno de rabia. Cínico y adolorido, con la dictadura de Pinochet en el horizonte visible... ¿Qué busca?.

Frases de Alberto Fuguet Libros de Alberto Fuguet

Frases de Mala onda Alberto Fuguet

01. Es difícil saberlo. Uno no puede andar analizándolo todo ni menos expresando lo que siente, porque no hay onda más mala que decir –bueno, tú sabes que te amo-, y que ella te diga –sí, yo te quiero mucho, pero como amigo.


02. Esta sensación la conoces bien. Te ha acompañado tantos años como los que tienes, ¿No? Siempre está ahí, nunca desaparece del todo, busca el momento preciso para reaparecer y hacerte recordar que sí, que es verdad, que no eres igual al resto. Eres peor. Aunque, si hicieras una encuesta, probablemente el resultado sería lo contrario. Tú mismo dirías que estas sobre la media, la Flora Montenegro y la Luisa siempre te lo recalcan, pero es tu secreto. Es una cuestión de desigualdad, de no saber amoldarse, de ser distinto, nada más ¿Quién sabe? Pero da lo mismo: igual duele, igual incomoda, igual te aleja de todos, igual alejas a todos.


03. Me carga que la gente espere cosas de mí. Me enreda, me complica, me obliga a responder.


04. Me meto al baño, me ducho y mientras observo como la espuma del champú cae a mis pies y desaparece en el desagüe, me viene un ataque de llanto compulsivo que el ruido del agua caliente ahoga. El agua cae furiosa, en hilillos precisos y cortantes sobre mi piel, a la que ya le da lo mismo, siento frío igual. Las lágrimas y berridos espasmódicos, frenéticos, cesan una vez que cierro ambas llaves. Respiro hondo. Con la mano limpia el vaho en el espejo: Mi cara arde roja y congestionada sobre el resto de mi cuerpo pálido y mojado, absolutamente débil. Vergonzoso.


05. Un buen recuerdo se borra y cuesta volver a sentir lo que sentiste en ese momento. Cuando uno se ha sentido muy como las huevas, el dolor vuelve fácil. Es eso, no más.


06. Estar a su lado (que creo es, justamente, donde deseo estar) equivale a estar aún más solo.


07. Pero así es el mundo, inversamente proporcional a las necesidades y deseos de uno.


08. Dijo que cuando esta solo, nunca se siente aislado. Solo se siente aislado cuando está rodeado de gente. Es loco ¿No?


09. A eso me dedico últimamente, a decepcionar.


10. "Eres un pesimista", recuerdo que me dijo una vez, a lo que yo le respondí que sí, que lo era, pero que eso era una ventaja...Porque siempre espero lo peor. Así, cada vez que no ocurre, me sorprendo. Quedo feliz. Y cuando ocurre, porque de que ocurre, ocurre, no me deprimo ni me decepciono. Es lo acostumbrado. Es lo normal. Es como es. Pero no necesariamente como deber ser.


11. Así que floto, a la deriva, como si fuera una misión, mirando al cielo, pensando en eso de que uno se siente solo cuando está con gente; cuando uno está solo, en cambio, hasta puede que se sienta acompañado.


12. Se muestra más comunicativo que otras veces, aunque no por eso más real.


13. Y lo más triste del asunto es que va a tener razón: no soy su tipo. Al menos, ya no lo soy. Porque de que lo fui, lo fui. Pero algo pasó. Y éste es el resultado, supongo.


14. Las dependencias, supongo, son vicios difíciles de quebrar.


15. Ambos quieren un pedazo de mí. Y mientras más quieren, menos les doy.


16. Fue un deseo espontáneo. Uno de esos momentos en que el pensamiento parte desde el cerebro a la boca sin pasar por ese filtro que uno lleva dentro y que tantas veces lo ha protegido...


17. El pasado, creo, es mucho más difícil de ocultar que el presente.


18. El que está enamorado -o agarrado- no puede opinar demasiado, tan sólo cruzar los dedos y esperar lo mejor.


19. Ni la perfección ni la madurez están entre mis metas.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Mala onda" de Alberto Fuguet.

Síguenos