Frases de Maestría

Maestría

28 frases de Maestría (Mastery) de Robert Greene... Cada uno de nosotros, sin importar su sexo, clase social o condición económica, lleva en su interior la semilla para ser un maestro si decide seguir el camino que lleva a la grandeza.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Robert Greene son: experiencias enriquecedoras, inteligencia emocional, productividad, mejora continua, retroalimentación, búsqueda de conocimiento, flexibilidad, ser competente.

Frases de Robert Greene Libros de Robert Greene

Frases de Maestría Robert Greene

01. El problema es que los seres humanos somos muy conformistas.


02. La necesidad de certidumbre es la peor enfermedad que la mente puede enfrentar.


03. Todo lo que te ocurre es una enseñanza si prestas la atención debida.


04. El tiempo que lleva a la maestría depende de la intensidad de nuestra concentración.


05. La actitud pasiva de tintes irónicos no es relajada ni romántica, sino patética y destructiva.


06. Las cualidades que nos distinguen son a menudo ridiculizadas por los demás, o criticadas por nuestros profesores.


07. Si aprendemos a manejar la crítica, puede fortalecernos y ayudarnos a comprender los errores de nuestro trabajo.


08. En este mundo no harás nada que valga la pena si no empiezas por desarrollarte y transformarte a ti mismo.


09. La tendencia natural es proyectar en los demás nuestras creencias y sistema de valores en formas que ni siquiera percibimos.


10. No debemos limitarnos a absorber información; debemos interiorizarla y hacerla nuestra encontrando el modo de dar un uso práctico a este conocimiento.


11. El colmo del egoísmo es, de hecho, consumir meramente lo que otros crean y refugiarte en una concha de metas limitadas y placeres inmediatos


12. Eres como un cazador: tu conocimiento de cada detalle del bosque y el ecosistema en general te dará más opciones de sobrevivencia y éxito.


13. La tarea en la que decidas trabajar debe tener un elemento obsesivo. Al igual que tu tarea en la vida, debe relacionarse con algo muy profundo dentro de ti.


14. El futuro pertenece a quienes adquieren más habilidades y las combinan en formas creativas. Y, por virtual que sea, el proceso de aprender habilidades sigue siendo el mismo de siempre.


15. La meta de todo aprendizaje no es el dinero, una buena posición, un título o un diploma, sino la transformación de tu mente y de tu carácter.


16. La mente convencional es pasiva; consume información y la regurgita de maneras conocidas. La mente dimensional es activa, transforma todo lo que asimila en algo nuevo y original, creando en vez de consumir.


17. La mejor manera de neutralizar nuestra impaciencia natural es cultivar placer en el dolor; como un atleta, disfruta la práctica rigurosa, rebasando siempre tus límites y resistiéndote a la salida fácil.


18. (...) Perseguir retos que te hagan mejorar y fortalecerte, en los que obtendrás la más objetiva retroalimentación sobre tu desempeño y progreso. No elijas un aprendizaje que parezca fácil y cómodo.


19. Al final, el dinero y el éxito que duran de veras no son para quienes se concentran en sus metas, sino para quienes lo hacen en la maestría y cumplen su tarea en la vida.


20. El dolor es una especie de reto que tu mente te pone; ¿Aprenderás a concentrarte y vencer el hastío, o sucumbirás como un niño a la necesidad de placer y distracción inmediatos?


21. Lo cierto es que la actividad creativa implica todo el ser: nuestras emociones, niveles de energía, carácter y mente. Para hacer un descubrimiento, para inventar algo que atraiga a la gente, para producir una obra de arte significativa inevitablemente se requiere tiempo y esfuerzo.


22. No estás atado a ningún puesto particular; No debes lealtad a una carrera ni compañía. Por el contrario, estás comprometido con tu tarea en la vida y su expresión plena. Tienes que encontrarla y guiarla correctamente. Y nadie está obligado a protegerte ni ayudarte. Estás solo.


23. Debes elegir los lugares y puestos de trabajo que te brinden las mayores posibilidades de aprendizaje. Los conocimientos prácticos son la mercancía suprema, que te pagará dividendos por décadas, muy superiores al mezquino aumento de sueldo que podrías recibir en un puesto aparentemente lucrativo que te ofrezca pocas oportunidades de aprendizaje.


24. Las personas pasivas generan un paisaje mental más bien árido. Dadas las limitaciones de sus actos y experiencias, muchas conexiones de su cerebro se esfuman por falta de uso. Contra la tendencia pasiva de nuestra época, esfuérzate por ver cuán lejos puedes llegar en el control de tus circunstancias y por crear la mente que deseas, no mediante las drogas sino de la acción.


25. Piénsalo así: hay dos tipos de fracaso. El primero resulta de no poner nunca a prueba tus ideas, por miedo o a la espera del momento adecuado. De esta clase de fracaso jamás aprenderás nada, y tu pusilanimidad te destruirá. El segundo tipo resulta de un espíritu intrépido y osado. Si tropiezas por esta razón, el daño que hagas a tu fama será muy inferior a tu aprendizaje. El fracaso repetido acendrará tu espíritu y te indicará con absoluta claridad cómo hacer las cosas. Hacer todo bien al primer intento es en realidad una desgracia, porque dejarás de cuestionar el factor suerte y creerás ser bueno para todo.


26. El problema de todos los estudiantes, dijo, era que inevitablemente se detenían en algún momento. Oían una idea y se aferraban a ella hasta hacerla morir; querían envanecerse de conocer la verdad. Pero el auténtico zen nunca se detiene, jamás se congela en tales verdades. Por eso todos debían ser empujados siempre al abismo, para sentir que volvían a empezar, así como su absoluta falta de méritos como estudiantes. Sin dudas ni sufrimiento, la mente descansaría en perogrulladas y permanecería ahí hasta que el espíritu muriera también. Ni siquiera la iluminación era suficiente. De manera continua debías volver a empezar y desafiarte a ti mismo.


27. La flexibilidad no es una cualidad natural o fácil de desarrollar. Una vez que pasas cierto periodo entusiasmado y esperanzado con una idea, te será difícil pasar a una posición más crítica. En cuanto examines tu trabajo con intensidad y escepticismo, perderás tu visión optimista y tu afición a lo que haces. Evitar estos problemas requiere práctica y a menudo algo de experiencia; cuando hayas superado la duda una vez, la próxima te será más fácil. En cualquier caso, evita los extremos emocionales y busca la manera de sentir optimismo y dudar de ti al mismo tiempo, sensación difícil de describir en palabras pero que todos los maestros han experimentado.


28. Tu compromiso emocional con lo que haces se trasladará directamente a tu trabajo. Si realizas tu labor con sólo la mitad de tu pasión, esto saldrá a relucir en resultados opacos y la pesadez con que te arrastras hasta el final. Si haces algo principalmente por dinero y sin verdadero compromiso emocional, esto se traducirá en algo carente de alma y sin relación contigo. Quizá tú no lo veas, pero ten la seguridad de que el público lo sentirá y de que recibirá tu obra con el mismo espíritu opaco con que se le creó. Si te emocionas y eres obsesivo en tu búsqueda, esto se reflejará en los detalles. Si tu trabajo procede de lo más profundo de tu ser, su autenticidad se comunicará. Esto se aplica por igual a la ciencia y los negocios que al arte.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Maestría" de Robert Greene.

Libros parecidos

Síguenos