Frases de La señora Dalloway

La señora Dalloway

23 frases de La señora Dalloway (Mrs. dalloway) de Virginia Woolf... Una mujer madura en plena menopausia física y mental, un joven loco y el ataque frontal a la familia o la reivindicación de la independencia de la mujer.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Virginia Woolf son: suicidio, adaptada al cine, familia burguesa, condición de la mujer, londres, clases sociales, paso del tiempo, monólogo interior, período de entreguerras.

Frases de Virginia Woolf Libros de Virginia Woolf

Frases de La señora Dalloway Virginia Woolf

01. Amar nos separa de los demás.


02. Absorbente, misteriosa, de infinita riqueza, esta vida.


03. A través del sufrimiento se alcanza el conocimiento.


04. Mitiguemos los sufrimientos de nuestros compañeros de prisión.


05. Después de eso, ¡Que increíble resultaba la muerte!


06. La palabra "tiempo" rompió su propia cáscara; derramó sus riquezas...


07. Puede ser que el mundo carezca de significado en sí mismo.


08. El mundo había levantado el látigo. ¿Dónde descendería?


09. Porque es una lástima muy grande no decir nunca lo que uno siente...


10. (...) Momentos como aquél eran brotes del árbol de la vida, flores de tinieblas...


11. Nada hay tan raro cuando se está enamorada como la total indiferencia de los demás.


12. "Acuérdate de mi esta noche", su voz sonó frágil y delgada y muy lejana.


13. Como el pulso de un corazón perfecto, la vida latía directamente en las calles.


14. Estaba cantando una canción de amor; del amor que ha durado un millón de años.


15. Su cerebro se encontraba en perfecto estado. Seguro que el mundo tenía la culpa de que no fuera capaz de sentir.


16. (...) Pese a estar constituido por realidades ordinarias, era ahora la verdad; La belleza, esto era la verdad ahora. La belleza estaba en todas partes.


17. En su vida había sido tan feliz. Sin decir palabra hicieron las paces. Descendieron hacia el lago. Gozó de veinte minutos de perfecta felicidad.


18. Su cuerpo había sido macerado hasta tal punto de que ahora sólo le quedaban los nervios. Su cuerpo estaba extendido como un velo sobre una roca.


19. Toda una vida no bastaba, era demasiado corta para, ahora que uno había adquirido la capacidad de hacerlo, extraer el pleno aroma; para sacar cada onza de placer, cada matiz de significado.


20. Sólo una persona en el mundo podía estar, cual él estaba, enamorado. Y allí estaba, aquel hombre afortunado, él mismo, reflejado en la luna del escaparate de un fabricante de automóviles en Victoria Street.


21. Tenía la perpetua sensación, mientras contemplaba los taxis, de estar fuera, fuera, muy lejos en el mar, y sola; siempre había considerado que era muy, muy peligroso vivir, aunque sólo fuera un día.


22. Uno no puede traer hijos a un mundo como este; uno no se puede plantear perpetuar el sufrimiento, ni aumentar la raza de estos lujuriosos animales que no poseen emociones duraderas, sino sólo caprichos y banalidades que ahora te llevan hacia un lado y mañana hacia otro.


23. Sólo Dios sabe por qué la amamos tanto, por qué la vemos como la vemos, inventándola, construyéndola a nuestro alrededor, derribándola a cada momento; porque hasta las mujeres menos atractivas que pudiera imaginarse, los desechos más miserables que se sentaban en los umbrales de las puertas (derrotados por la bebida) hacían lo mismo; estaba totalmente convencida de que ninguna ley lograría dominarlos, y por esa misma razón: la de que ellos amaban la vida.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La señora Dalloway" de Virginia Woolf.

Libros parecidos

Síguenos