Frases de La química secreta de los encuentros

La química secreta de los encuentros

26 frases de La química secreta de los encuentros (L'étrange voyage de monsieur daldry) de Marc Levy... Para conocer al amor de su vida, Alice deberás hacer un largo viaje y localizar a seis personas que le conducirán hasta él. Un juego entre el azar y el destino y la decisión de arriesgarse a ser feliz.

Frases de Marc Levy

Frases de La química secreta de los encuentros Marc Levy

01. Ganamos la guerra, construyeron un nuevo edificio, las huellas del drama se borraron, como la existencia de mis padres y la de tantos otros. Los que viven allí ahora no pueden saberlo, la vida se impone de nuevo.


02. Ni hablar de bajar los brazos frente a la adversidad.


03. Estaría dispuesto a recorrer todo Estambul por ti, ¿O es que no lo ves?


04. Imagine el amor que hace falta para reinventarse sin tregua la presencia del ser amado. Esa mujer tiene razón: no porque se haya marchado ha dejado de existir. Con un poco de fantasía dentro de uno, la soledad no existe.


05. - ¿Por qué el hecho de que alguien la ayude la pone furiosa? Es absurdo. -Porque no le he pedido nada, y no necesito la ayuda de nadie. -Eso es todavía más absurdo, todos necesitamos a alguien en la vida, nadie puede hacer grandes cosas solo.


06. Te estás muriendo de soledad, sueñas con un gran amor y nada te da más miedo que enamorarte.


07. Cierra los ojos y acuérdate de esos olores de la infancia: el cuero de tu cartera; el olor a tiza, incluso el de la pizarra cuando el profesor te castigaba a repetir una frase en ella; el de la leche con chocolate que tu madre preparaba en la cocina.


08. Mientras se alejaba, su silueta se empequeñecía hasta volverse minúscula mientras se agrandaba en el corazón de Alice hasta volverse inmensa.


09. Me hice la promesa de que si un día llegaba a amar, a amar realmente, entonces conservaría la flor y me prohibiría cortarla.


10. - ¿Va a decirme algo? -Preguntó Alice. -Lo que es divertido de verdad -continuó la vidente al volver en sí- es que el hombre más importante de tu vida, el que buscas desde siempre sin saber ni siquiera que existe, ese hombre acaba de pasar hace apenas unos segundos detrás de ti.


11. Esa noche cenaría en su cama en compañía de un buen libro. Una larga noche y, al día siguiente, habría recuperado su alegría de vivir.


12. Yo siempre he tenido pasión por los detalles, por los pequeños acontecimientos, casi invisibles, que hay a nuestro alrededor. Observar a la gente te enseña muchas cosas.


13. Para un hombre, amar es recoger la belleza de una mujer, ponerla bajo llave para que ella se sienta bajo su protección, y quererla... Hasta que el tiempo la marchite.


14. Como dice una canción, me ha rozado el alma y me la ha cambiado, ¿Cómo perdonarle el haber hecho nacer en mí las ganas de querer y de que me quieran?


15. Es maravillosamente humano tener miedo.


16. -No eres de la clase de gente que acepta un reto fácilmente, y tus amigos no tienen nada que ver con nuestro encuentro. - ¿Quién entonces? -La soledad que te persigue y te tiene en vela toda la noche.


17. ¿Nunca has oído decir que la separación intensifica el deseo?


18. El hombre que la quiera tendrá que acostumbrarse a su carácter (un amigo puede decirle esto sin que se enfade, ¿verdad?), pero en contrapartida tendrá junto a él a una mujer cuyas carcajadas lograrán despejar todas las tormentas de su vida.


19. Gracias a Dios, el futuro no está esculpido en mármol. Tu porvenir está hecho de elecciones que te pertenecen.


20. -Deberías tener cuidado con Anton -murmuró Carol. -¿Por qué? ¿Está enfermo? -Alice. -¡De amor por ti! No hace falta ser enfermera para darse cuenta. Pásate un día por el hospital, haré que te examinen la vista; Has tenido que volverte muy miope para no darte cuenta.


21. No sé qué decir, desde esta mañana tengo la impresión de ser la princesa de un cuento de hadas.


22. Yo no creía en el destino, ni en las pequeñas señales de la vida que supuestamente nos muestran qué camino tomar. No creía en las historias de videntes, ni en cartas que predicen el futuro. Creía en la simplicidad de las coincidencias, en la verdad del azar.


23. La brutalidad es la consecuencia de una frustración, la incapacidad de expresar su ira mediante palabras; entonces, a falta de palabras, son los puños los que hablan.


24. -No lo sé, mi tía quizá tenga razón cuando dice que no es bueno desenterrar el pasado. Si ahora es feliz, ¿De qué le servirá eso? Más vale mirar adelante y pensar en el futuro. -No tengo nada que temer del pasado, y además todos necesitamos conocer nuestra historia.


25. La gente de alrededor debe de estar diciéndose...-Que es una mujer encantadora y que tengo suerte de que haya aceptado mi invitación. ¿Qué hombre perdería su tiempo observando su forma de vestir cuando esos ojos que usted tiene pueden acaparar por sí solos toda la atención del género masculino?


26. Perfumes de lugares, los que nos recordarán instantes que nos han marcado, momentos únicos e irrepetibles. ¿Sabía que la memoria olfativa es la única que no se deshace? Los rostros de aquellos a los que más amamos se desvanecen con el tiempo, las voces se borran, pero los olores nunca se olvidan.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La química secreta de los encuentros" de Marc Levy.

Libros parecidos

Síguenos