Frases de La montaña mágica

La montaña mágica

32 frases de La montaña mágica (Der zauberberg) de Thomas Mann... Novela que narra la estancia del joven Hans Castorp en un sanatorio de los Alpes suizos y sus reflexiones sobre diversos temas, además de ser un reflejo de la decadencia de la burguesía europea.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Thomas Mann son: música, totalitarismo, conciencia de la muerte, amante, libertarismo, amor platónico, decadencia social, enfermedad, paso del tiempo, vida en un hospital, moral burguesa, ambientada en los alpes suizos.

Frases de Thomas Mann

Frases de La montaña mágica Thomas Mann

01. Todo es política.


02. ¡Qué disciplina, qué exactitud de pensamiento expresaba aquel cuerpo tenso y de juvenil perfección!


03. ¿Dónde están los glaciares, las cimas blancas y los gigantes de la montaña? Me parece que esas cosas no están tan arriba.


04. Los niños contemplan para admirar y admiran para aprender y desarrollar lo que llevan por herencia.


05. Su varita mágica ha dado el golpe. La idea de asociación es, en general, inseparable de la idea de absoluto; por consiguiente, es terrorista, es decir, antiliberal.


06. (...) Por otra parte, un principio sano sólo puede producir efectos sanos, con independencia de cuál sea su criterio inicial.


07. (...) Cada palabra que sale de su boca es tan redonda y apetitosa que, cuando le escucho, me hace pensar en panecillos calientes.


08. (...) La enseñanza humanística (puede considerarme si lo desea un espíritu retrógrado, mi querido ingeniero) in abstracto me parece algo imprescindible...


09. La música es inapreciable como medio supremo de provocar el entusiasmo, como fuerza que nos arrastra hacia adelante, cuando encuentra el espíritu preparado para sus efectos.


10. ¡Un ingeniero naval! ¿Sabe que su persona se agranda ante mis ojos? Puedo verle como el representante de todo un mundo: el del trabajo y el genio práctico.


11. El hombre no vive únicamente su vida personal como individuo, sino que también, consciente o inconscientemente, participa de la de su época y de la de sus contemporáneos.


12. Y, más allá de la curva, entre la vertiente y la muralla de la montaña, en medio de los pinos entre cuyas ramas se colaban rayos de sol, ocurrió algo maravilloso...


13. El tiempo es activo, produce. ¿Qué produce? Produce el cambio. El ahora no es el entonces, el aquí no es el allí, pues entre ambas cosas existe siempre el movimiento.


14. La música despierta el tiempo, nos despierta al disfrute más refinado del tiempo... La música despierta..., y en este sentido es moral..., ética. El arte es moral en la medida en que despierta.


15. Jóvenes adolescentes luchaban con caballos, corrían al lado de los animales, que relinchaban y sacudían la cabeza, o bien los montaban sin silla, (...), jugaban al sol bajo la piel bronceada, y los gritos que cambiaban o dirigían a sus animales tenían una especie de sonoridad mágica.


16. Un alma sin cuerpo es tan inhumana y atroz como un cuerpo sin alma. Por otra parte, lo primero es una rara excepción y lo segundo es lo corriente.


17. (...) Y de la misma manera la política se hallaba ligada a la palabra o, más exactamente, había nacido de la unión de la humanidad con la literatura, pues la bella palabra producía la bella acción.


18. Mi corazón late con fuerza y sabe por qué. No late solamente por razones físicas, no late por la misma razón que las uñas de un cadáver continúan creciendo, late humanamente, y en verdad se siente feliz.


19. El hombre no debe dejar que la muerte reine sobre sus pensamientos en nombre de la bondad y del amor.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La montaña mágica" de Thomas Mann.

Libros parecidos

Síguenos