Frases de Demasiada felicidad

Demasiada felicidad

29 frases de Demasiada felicidad (Too Much Happiness) de Alice Munro... Conjunto de cuentos que describen la vida de diferentes mujeres, sus pérdidas, sueños, humillaciones, fortalezas, soledades y la lucha por ser aceptadas como iguales ante los hombres.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Alice Munro son: discriminación, soledad, desamor, condición de la mujer, humillación, violencia de genero, mujeres, historia de amor, decepción, profesor de matemáticas.

Frases de Alice Munro Libros de Alice Munro

Frases de Demasiada felicidad Alice Munro

01. Es una fase...Quiere probar la independencia.


02. Las matemáticas eran un don natural, como la aurora boreal.


03. La gente se metía con ella simplemente porque tenía estudios.


04. Lo único que hago es recordarle a la gente lo que nadie puede soportar que le recuerden.


05. No estoy diciendo que te quiera, no utilizo ese lenguaje absurdo. Ni que quiera salvarte. Sabes que solamente tú puedes salvarte.


06. No puedes fallarle a la gente..Si alguien te pide una cosa para tal día, por alguna razón será.


07. Ahora se da cuenta de lo que es echarlo en falta de verdad. Como si al cielo le chuparan todo el aire.


08. Normalmente no intento llegar a nada hablando con la gente. Normalmente intento evitar las relaciones personales. O sea, lo hago, las evito.


09. Sé que necesita reposo. Pero digo que se está recuperando. Nadie tan enfermo como se supone que está usted tiene tan buen aspecto.


10. En la vida tienes unos cuantos sitios, o quizá uno solo, donde ocurrió algo; y después están todos los demás sitios


11. Le gustaba el trabajo, le mantenía la cabeza ocupada hasta cierto punto y acababa tan agotada que por la noche podía dormir.


12. Las dos mujeres no mantenían una especial amistad pero sí una actitud cordial ante la distribución de la colada en las cuerdas.


13. Lo peor era que sus dedos me apretaban la espalda. A través del abrigo y la ropa sus dedos parecían fríos hocicos.


14. Estaba aprendiendo, con bastante retraso, lo que muchas personas de su entorno parecían saber desde la infancia: que la vida puede ser plena sin grandes éxitos.


15. Un alumno que lo cuestionase por completo, que no solo fuera capaz de seguir las elucubraciones de su mente, sino quizá de volar incluso más lejos...


16. Detestaba la palabra "evasión" aplicada a la ficción. Podría haber argumentado, y no solo por llevar la contraria, que la evasión era la vida real.


17. En otoño fueron a San Petersburgo, y allí continuaron las grandes diversiones. Cenas, teatros, recepciones y todos los periódicos y revistas a disposición, frívolos y serios.


18. Le había pedido que me buscara. Quizá porque los recuerdos de la infancia son los más importantes, decía. Los afectos de la infancia. Una fuerza sin igual.


19. (...) Este árbol de porte tan arrogante puede tener un defecto, la fibra revirada, que se manifiesta formando ondulaciones en la corteza. Eso indica que el viento fuerte lo puede romper o tirar.


20. Recuerda que cuando un hombre sale de una habitación, se lo deja todo en ella -le ha dicho su amiga Marie Mendelson-. Cuando sale una mujer, se lleva todo lo que ha ocurrido allí.


21. Debía tener cuidado y no decir lo que realmente pensaba, que en la mente de un matemático de primer orden hay sin duda algo parecido a la intuición, una llamarada que revele lo que siempre ha estado allí.


22. Los dos teníamos defectos, éramos víctimas evidentes de una desgracia física. Aunque podría pensarse que esas personas hacen causa común, en muchos casos no es así. Quizá el uno le recuerde al otro algo que prefiere olvidar.


23. Nunca he sentido tal tentación de escribir novela romántica como con Maksim el Gordo...Ocupa demasiado sitio, en el diván y en mi cabeza. En su presencia me resulta del todo imposible pensar en otra cosa que no sea él.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Demasiada felicidad" de Alice Munro.

Libros parecidos

Síguenos