Frases de Conferencia sobre la lluvia

Conferencia sobre la lluvia

23 frases de Conferencia sobre la lluvia de Juan Villoro... Un conferencista extravía sus apuntes y el nerviosismo lo lleva a decir cosas impensadas. El tema de la charla es la relación entre la lluvia y la poesía amorosa, pero se mezclan también en la improvisación temas de su vida privada.

Frases de Juan Villoro Libros de Juan Villoro

Frases de Conferencia sobre la lluvia Juan Villoro

01. Conozco el color, la textura, el peso, la ubicación y la vecindad que tienen los libros que son míos.


02. ¿Dónde estoy cuando olvido lo que tengo enfrente? Lo peor es extraviar los anteojos. ¿Cómo buscarlos sin ver nada? Acabaré reconociendo el mundo a tientas.


03. No se puede tener lo de hoy y lo de ayer, no se puede ser a la vez quien se ha sido y quien se es. Hay que escoger. La felicidad ha de ser una. No puedes tener el Sol... Y la Luna.


04. La vi pasar las páginas, páginas tan antiguas que parecían pellejos. "¿Puede un ángel desollar un cuepo?", me pregunté. Me había enamorado de ella.


05. No formar parte del resto de su vida me hacía sentir que poseía un libro indescifrable. No me bastaba su cuidada encuadernación en piel, su tipografía atractiva, sus ilustraciones en miniatura. ¡Quería leer a Laura!


06. Decía Cortázar: "No elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto". Al ver a (...) sentí eso. No elegí: amé. Llovió encima de mí.


07. No es fácil prestarle los libros a alguien que los ama lo suficiente para no devolverlos. Entre perder una amistad y perder un libro, cualquier bibliófilo prefiere perder una amistad.


08. Los poetas se liberan del mundo con la lluvia y al mismo tiempo logran una melancolía llevadera, la de un día nublado donde ni siquiera lo peor es completamente atroz.


09. El amor tiene una sed de absoluto. No me refiero a su carácter posesivo, sino a la necesidad de compartirlo todo y conocer al otro, hasta donde eso sea posible.


10. Me eligió como se elige un libro en una biblioteca. Ignoro si me escogió por el título, el lomo, la portada, la tipografía o por mi ubicación entre otros libros. No sé qué clase de texto fui para ella.


11. Para leer, podemos traer a un notario. Leer es una actividad mecánica. Puede ser cumplida por un autómata, un autómata ilustrado, eso sí. La lectura no exige tener ideas propias, pero sí seguir el ritmo de las frases, algo más difícil de lo que parece...


12. Siempre he querido ser gordo. Se trata de un anhelo frívolo, lo sé, pero admiro a los hombres que administran sus carnes con satisfacción y adquieren una contundencia que no admite discrepancias. Un gordo culto convence más fácilmente que uno enjuto. La gordura parece una asimilación del saber; en cambio, los flacos absorbemos cosas sin evidencia. En un hombre público, la gordura produce un respeto que se perfecciona con una calva.


13. El corazón tiene derecho a una sorpresa.


14. La literatura es un lugar en el que llueve.


15. Me pareció, más que nunca, una mujer escrita en arameo, la mujer que yo no podía leer.


16. He ordenado una biblioteca a lo largo de mi vida y los libros han desordenado mi vida.


17. La inteligencia sólo existe en un estado suelto, espontáneo, no puede ser una pose.


18. Lo más importante de los libros son las manos que los entregan.


19. Él aprovechó lo que toda mujer se reserva para una tarde de lluvia.


20. Lo mejor de mí eran los libros, no mis opiniones sobre ellos.


21. Mientras haya necesidad de encontrar otras manos, habrá libros de papel.


22. Me pareció una señal, aunque todo me hubiera parecido una señal. El amor es un intérprete obsesivo.


23. Los movimientos que en los demás eran comunes en ella constituían un absoluto, un dogma de la perfección.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Conferencia sobre la lluvia" de Juan Villoro.

Síguenos