Frases de Yukio Mishima - Página 23

01. El sencillo sueño de aquel muchacho no era más que el de poseer algún día un barco con motor y dedicarse al negocio del cabotaje con su hermano menor. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Motor + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


02. Lo único que cuenta de veras en un hombre es su empuje. Si tiene empuje es un hombre auténtico, y ésa es la clase de hombres que necesitamos aquí, en Utajima. La familia y el dinero son secundarios. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Auténtico + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


03. (...) Contemplaba el mar de color añil y sentía bullir en su interior la energía necesaria para realizar la dura tarea que no tardaría en hacerle sudar. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Color + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


04. Y el agua salada que les golpeaba la cara incluso les impedía mantener los ojos abiertos. Era muy sorprendente, pero los silbidos del viento y el estrépito del mar conferían a la noche que los envolvía una extraña serenidad en medio del frenesí. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Frenesí + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


05. Era muy difícil para ellos concebir, por la pura fuerza de la imaginación, cosas como los tranvías, los edificios altos, las películas, el metro. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Metro + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


06. En un faro no puede existir mayor placer que el de recibir visitas. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Faro + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


07. En su vida cotidiana, las mujeres de la isla se exponían con toda naturalidad a los peligros y la muerte que acechan en el mar, pero cuando se trataba de excursiones a las ciudades gigantescas que ellas ni siquiera habían visto, las madres tenían la sensación de que sus hijos emprendían grandes aventuras que desafiaban a la muerte. "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Vida cotidiana + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


08. Sin duda nadie recorrería una gran distancia para visitar un faro aislado en cuyo interior anidase la mala voluntad, o por lo menos tales sentimientos desaparecerían al encontrarse con la hospitalidad sin reservas que con toda certeza recibiría. A decir verdad, sucedía exactamente lo que el farero solía decir: "Las malas intenciones no pueden viajar tan lejos como las buenas". "El rumor del oleaje" (1956)

+ Frases de Faro + Pensamientos de "El rumor del oleaje"


09. Mientras mi cuerpo permanecía embotado, mi espíritu se divertía manipulando todos mis recuerdos. Reaparecían palabras en la superficie de mi memoria, y volvían a sumergirse; era como si los alcanzara con los dedos de mi espíritu y luego desapareciesen de nuevo. "El pabellón de oro" (1956)

+ Frases de Dedos + Pensamientos de "El pabellón de oro"


10. Cuestión de técnica, nada más que eso. La Belleza era una cuestión de técnica. "El pabellón de oro" (1956)

+ Frases de Belleza + Pensamientos de "El pabellón de oro"


11. Mi único orgullo venía de la imposibilidad de hacerme comprender. "El pabellón de oro" (1956)

+ Frases de Imposibilidad + Pensamientos de "El pabellón de oro"


12. Frente al deseo, me hice como el viento: invisible, pero viéndolo todo, yendo hasta el fondo a través de delicados contacto, cubriéndolo todo con una caricia uniforme, insinuándose para acabar guardando su más íntimo secreto... "El pabellón de oro" (1956)

+ Frases de Contacto + Pensamientos de "El pabellón de oro"

Influencias

Autores relacionados

Kenzaburo Oe Natsume Soseki Osamu Dazai

Yukio Mishima


Escritor, novelista, dramaturgo, poeta, ensayista, crítico y actor japonés de nombre Kimitake Hiraoka, considerado uno de los más grandes escritores de la historia del Japón.

Sobre Yukio Mishima

Yukio Mishima nace en el seno de una familia de clase alta y fue criado por su abuela Natsu, de aspiraciones aristocráticas y proveniente de una familia vinculada a los samurái de la era Tokugawa.

Estudió en la exclusiva escuela Gakushüim, donde escribió su primer cuento en 1938 y en 1941 su primer libro de relatos.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1938-1945) no pudo cumplir el servicio militar por estar enfermo de tuberculosis, suceso que él mismo entendió como una humillación y que se convirtió un trauma lacerante e imborrable y en su lugar trabajó en una fábrica aeronáutica.

En 1947 Yukio Mishima obtuvo un doctorado en Derecho por la Universidad de Tokio y comenzó a trabajar como funcionario en el Ministerio de Finanzas japonés, pero tras un breve tiempo abandonó el empleo para dedicarse por entero a la actividad literaria.

En junio de 1949 publicó "Confesiones de una máscara", obra que cosechó un inmediato éxito y que supuso su definitiva consagración en el mundo literario.

Desde 1955 emprendió un intenso programa de actividad física que incluía levantamiento de pesas y artes marciales y tiempo después realizó adiestramiento militar en la base de Sietai, junto con un grupo de estudiantes universitarios.

Después de una breve relación con Michiko Shoda (quien tiempo después se convertiría en esposa del Emperador Akihito), se casó con Yoko Sugiyama en 1958 y tiempo después la pareja tuvo dos hijos.

Entre 1966 y 1970 publica su obra cumbre, la tetralogía "El mar de la fertilidad", compuesta por las novelas "Nieve de primavera" (1966), "Caballos desbocados" (1968), "El templo de la aurora" (1970) y "La corrupción de un ángel" (1970), completada esta última el mismo día de su muerte.

Tras ocupar la sede del estado mayor nipón en un intento de forzar la recuperación de los ideales heroicos de preguerra, se quitó la vida mediante el rito del seppuku al grito de "Larga vida al emperador".

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Japón

Actores » Actores siglo XX » Actores de Japón

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Japón

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Japón

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Japón

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Japón

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Japón

Síguenos