Frases de Yukio Mishima - Página 21

01. La gente que sólo usa prendas confeccionadas en serie puede llegar a dudar de la existencia de los sastres, y esta pareja, obsesionada como estaba por las tragedias de este tipo, no alcanzaba a ver que había personas con tragedias hechas a medida. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Dudar + Pensamientos de "Sed de amor"


02. ¡Con qué velocidad nos olvidamos de nuestros actos! Mientras subsisten las emociones en nuestra memoria, nuestras acciones pasan sin dejar rastro. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Velocidad + Pensamientos de "Sed de amor"


03. ¿Ordinario? ¡Fantástico! El punto más alto en que se encuentran la vida humana y el arte es en la ordinariez. Bajar la vista a lo ordinario es despreciar lo que no puedes tener. Muéstrame un hombre que tema ser ordinario y yo te mostraré un hombre que todavía no es un hombre. Los primeros días del haiku, antes de Basho, antes de Shiki, estaban llenos del vigor de una edad en la que el espíritu de lo ordinario no había muerto. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Vigor + Pensamientos de "Sed de amor"


04. Juzgada únicamente por su resultado final, su pasión era una prueba, sorprendente por su autenticidad, de la ilimitada pasión de los hombres por torturarse a sí mismos. Era, como tal, una pasión consumida generosamente en la destrucción de sus propias esperanzas, un modelo a escala de la existencia humana, quizá demasiado rectilíneo, quizá demasiado arqueado. Las pasiones tienen forma, y, a través de sus formas, se convierten en culturas biológicas en cuyo seno las vidas humanas pueden desarrollarse en plenitud. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Autenticidad + Pensamientos de "Sed de amor"


05. En el momento en que un león cautivo se escapa de la jaula, posee un mundo más amplio que el león que sólo ha conocido la selva. Mientras estaba en cautividad, sólo había dos mundos para él: el mundo de la jaula y el de fuera de la jaula. Ahora es libre. Ruge. Ataca a la gente. Se la come. Sin embargo, no está satisfecho, porque no hay un tercer mundo además del de la jaula y del de fuera de la jaula. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Tercer mundo + Pensamientos de "Sed de amor"


06. Sin embargo, soy feliz. ¡Nadie tiene el derecho de afirmar que en este momento no siento sino felicidad! "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Soy feliz + Pensamientos de "Sed de amor"


07. ¿Y el amor? Pues no es más que un símbolo rindiéndose ante otro símbolo. Y si nos fijamos en el sexo, pues un anonimato rindiéndose ante otro anonimato. Caos y caos, el apareamiento hermafrodita de la despersonalización con la despersonalización. ¿Masculinidad? ¿Femenidad? Imposible diferenciarlo. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Símbolo + Pensamientos de "Sed de amor"


08. Los dieciséis días que siguieron fueron los más felices en la vida de Etsuko. Su luna de miel y la muerte de su esposo, ¡qué gran parecido guardaban estos dos breves períodos de alegría! Ahora viajaba con él, al encuentro de la muerte. Había en este viaje, como lo hubo en el de bodas, el mismo abuso de cuerpo y alma, el mismo dolor incansable, el mismo deseo insaciable. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Luna de miel + Pensamientos de "Sed de amor"


09. En los días de ocio, cuando le faltaba una razón para vivir, era otro tipo de cazador muy diferente, que pasaba los días y las noches, indolente, sin desear más que dormir junto al fuego. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Cazador + Pensamientos de "Sed de amor"


10. ¿Sentía, tal vez, envidia de que aquella abundante luz solar perteneciera a este mundo? ¿Se debía esto a que los celos eran ya la única emoción que podía mantener por tiempo indefinido? "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Envidia + Pensamientos de "Sed de amor"


11. Para unas personas, vivir es la cosa más sencilla; para otras, resulta extremadamente difícil. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Difícil + Pensamientos de "Sed de amor"


12. No debería beber demasiado -pensó Etsuko. Si bebe demasiado, lo echará todo a perder. Se emborrachará, se irá a dormir y ahí acabará todo. Sólo me queda esta noche, mañana ya estaré lejos. "Sed de amor" (1950)

+ Frases de Beber + Pensamientos de "Sed de amor"

Influencias

Autores relacionados

Kenzaburo Oe Natsume Soseki Osamu Dazai

Yukio Mishima


Escritor, novelista, dramaturgo, poeta, ensayista, crítico y actor japonés de nombre Kimitake Hiraoka, considerado uno de los más grandes escritores de la historia del Japón.

Sobre Yukio Mishima

Yukio Mishima nace en el seno de una familia de clase alta y fue criado por su abuela Natsu, de aspiraciones aristocráticas y proveniente de una familia vinculada a los samurái de la era Tokugawa.

Estudió en la exclusiva escuela Gakushüim, donde escribió su primer cuento en 1938 y en 1941 su primer libro de relatos.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1938-1945) no pudo cumplir el servicio militar por estar enfermo de tuberculosis, suceso que él mismo entendió como una humillación y que se convirtió un trauma lacerante e imborrable y en su lugar trabajó en una fábrica aeronáutica.

En 1947 Yukio Mishima obtuvo un doctorado en Derecho por la Universidad de Tokio y comenzó a trabajar como funcionario en el Ministerio de Finanzas japonés, pero tras un breve tiempo abandonó el empleo para dedicarse por entero a la actividad literaria.

En junio de 1949 publicó "Confesiones de una máscara", obra que cosechó un inmediato éxito y que supuso su definitiva consagración en el mundo literario.

Desde 1955 emprendió un intenso programa de actividad física que incluía levantamiento de pesas y artes marciales y tiempo después realizó adiestramiento militar en la base de Sietai, junto con un grupo de estudiantes universitarios.

Después de una breve relación con Michiko Shoda (quien tiempo después se convertiría en esposa del Emperador Akihito), se casó con Yoko Sugiyama en 1958 y tiempo después la pareja tuvo dos hijos.

Entre 1966 y 1970 publica su obra cumbre, la tetralogía "El mar de la fertilidad", compuesta por las novelas "Nieve de primavera" (1966), "Caballos desbocados" (1968), "El templo de la aurora" (1970) y "La corrupción de un ángel" (1970), completada esta última el mismo día de su muerte.

Tras ocupar la sede del estado mayor nipón en un intento de forzar la recuperación de los ideales heroicos de preguerra, se quitó la vida mediante el rito del seppuku al grito de "Larga vida al emperador".

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Japón

Actores » Actores siglo XX » Actores de Japón

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Japón

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Japón

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Japón

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Japón

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Japón

Síguenos