Frases de Truman Capote - Página 6

01. (...) Compré un billete de autobús que me llevó a Nueva York. Mi equipaje era una maleta con muy pocas cosas, únicamente ropa interior, camisas, una bolsa de aseo y un montón de cuadernos con borradores de poemas y unos cuantos relatos cortos. "Plegarias atendidas" (1987)

+ Frases de Ropa interior + Pensamientos de "Plegarias atendidas"


02. Ah, pero eso es lo único que ninguno de nosotros podremos ser nunca, personas adultas. A menos que entienda usted por adulto un alma envuelta en el sayal y las cenizas de la sabiduría solitaria. Libre de malignidades, envidia, malicia, codicia y culpabilidad. Imposible. "Plegarias atendidas" (1987)

+ Frases de Malicia + Pensamientos de "Plegarias atendidas"


03. Su cabello, disparado en todas direcciones, era como un crisantemo herrumbroso, pétalos del cual le caían sueltos sobre la frente, y sus ojos, tan increíblemente insertos en su hermoso rostro sin maquillar, captaban toda la atmósfera con agudeza y una vivacidad verdosa. "Crucero de verano" (2005)

+ Frases de Pétalos + Pensamientos de "Crucero de verano"


04. ¿Qué más da? En la eternidad todo es lo mismo. Porque recuerda esto: si un pájaro llevara la arena, grano a grano, de un lado a otro del océano, cuando la hubiera transportado toda, eso sólo sería el principio de la eternidad. "A sangre fría" (1966)

+ Frases de Eternidad + Pensamientos de "A sangre fría"


05. Algunas ciudades, como paquetes envueltos bajo árboles de Navidad, encierran inesperados regalos, secretas delicias. Algunas ciudades siempre serán paquetes envueltos, receptáculos de enigmas que jamás resolverán ni verán siquiera los visitantes en vacaciones, ni tampoco los viajeros más inquisitivos y persistentes. "Música para camaleones" (1980)

+ Frases de Viajero + Pensamientos de "Música para camaleones"


06. P: Si le concedieran uno de sus deseos, ¿Cuál eligiría? R: Despertarme una mañana y sentir que al fin soy una persona madura, vacía de resentimientos, ideas vengativas y otras emociones infantiles e inútiles. En otras palabras, descubrirme a mí mismo como adulto. "Música para camaleones" (1980)

+ Frases de Adulto + Pensamientos de "Música para camaleones"


07. El calor abre el cráneo de una ciudad y revela su cerebro blanco y su centro de nervios, que chisporrotean como los filamentos de una bombilla. Y exuda un olor agrio tan humano que parece que la misma piedra se convierte en piel viva, membranosa y palpitante. "Crucero de verano" (2005)

+ Frases de Nervios + Pensamientos de "Crucero de verano"


08. (...) Desde allí la vista era magnífica. La temblorosa superficie sin límites del bosque de River y, más allá de la esbelta torre del edificio de los tribunales y de las chimeneas humeantes del pueblo, casi cien kilómetros de tierras cultivadas, ondulantes, salpicadas de molinos de viento. "El arpa de hierba" (1951)

+ Frases de Tribunales + Pensamientos de "El arpa de hierba"


09. (...) Si un pájaro llevara en el pico un grano de arena de un lado al otro del océano, y volviera a hacer lo mismo, uno por uno, con cada uno de los granos de arena del mundo, cuando los hubiera llevado todos apenas habría empezado la eternidad. "A sangre fría" (1966)

+ Frases de Arena + Pensamientos de "A sangre fría"


10. Sí, pero ¿No es bien sabido que el amor y el matrimonio son sinónimos para casi todas las mujeres? Desde luego, pocos hombres consiguen el primero sin prometer el segundo: o sea, el amor... , si sólo consistiera en abrirse de piernas, casi cualquier mujer lo haría por nada. "Crucero de verano" (2005)

+ Frases de Segundo + Pensamientos de "Crucero de verano"


11. Saludó con la mano, y la expresión de arrobo de Dolly al devolverle el saludo fue algo difícil de olvidar. Era como si se acabara de limpiar un retrato familiar y al volverlo a mirar se descubrieran en sus colores nuevas tonalidades, más carnales y sensuales, hasta entonces desconocidas. "El arpa de hierba" (1951)

+ Frases de Limpiar + Pensamientos de "El arpa de hierba"


12. ¡Qué avión más bonito! ¿Lo has hecho tú mismo? -dijo Grady de repente, porque la inquietaron unos pasos que oyó en el pasillo. En realidad sí admiraba el avión, que era insólito; su frágil armazón y sus tiras de papel delicado estaban ensamblados con un esmero oriental. "Crucero de verano" (2005)

+ Frases de Frágil + Pensamientos de "Crucero de verano"


13. La pradera estaba sin voz, ni rumor de faisanes, ni agitación furtiva alguna. Las puntiagudas hojas de la hierba estaban aguzadas y tenían el color rojo sangre de las flechas tras una batalla, y se rompían bajo nuestros pies con un crujido seco cuando rodeábamos la colina hacia el cementerio. "El arpa de hierba" (1951)

+ Frases de Pradera + Pensamientos de "El arpa de hierba"


14. No recuerdo haber pensado tanto en ellas cuando era joven, y ahora en cambio me ocurre a cada momento. Quizá sea porque cuanto más viejo te haces, menos fácil es llevar esos pensamientos a la práctica, quizá porque se te queda todo encerrado en la cabeza y se te convierte en una carga. "Desayuno en Tiffany's" (1958)

+ Frases de Viejo + Pensamientos de "Desayuno en Tiffany's"


15. Cuando amaba, el amor se acumulaba en mi interior de tal modo que me hacía volar de un lado a otro como un pájaro en un campo de girasoles. Pero es mejor no demostrarlo demasiado, pues se diría que es una carga para los demás y, no sé por qué, parece hacerlos desgraciados. "El arpa de hierba" (1951)

+ Frases de Girasoles + Pensamientos de "El arpa de hierba"


16. Me embargaba una tremenda alegría cada vez que notaba en el bolsillo la llave de este apartamento; por muy sombrío que fuese, era, de todos modos, mi casa, mía y de nadie más, y la primera, y tenía allí mis libros, y botes llenos de lápices por afilar, todo cuanto necesitaba. "Desayuno en Tiffany's" (1958)

+ Frases de Llave + Pensamientos de "Desayuno en Tiffany's"


17. Un hombre con asesinos pisándole los talones. Puedo morir de repente. Y si eso me ocurre no será por muerte natural. Harán que parezca un ataque cardíaco, o un accidente. Pero prométeme que no creerás una palabra. Prométeme que escribirás una carta al Times contándoles que fue un asesinato. "Plegarias atendidas" (1987)

+ Frases de Ataque + Pensamientos de "Plegarias atendidas"


18. Teníamos una pecera con peces tropicales... Unos diablos, eso es lo que son. Se comen los unos a los otros. Recuerdo perfectamente el día que los compramos, fuimos todos hasta Brewton... Cien kilómetros, nada menos. Nunca me había alejado tanto de aquí. Y no creo que vuelva a hacerlo. ¡Ah, aquí está el castillo! "El arpa de hierba" (1951)

+ Frases de Recuerdo + Pensamientos de "El arpa de hierba"


19. Sólo quería fingir que le tomaba la palabra, obligarlo a disuadirme, forzarlo a admitir que era un farsante y un cobarde. ¿Sabe? Era algo entre Dick y yo. Me arrodillé junto al señor Clutter y el daño que me hizo me recordó aquel maldito dólar. El dólar de plata. Vergüenza. Asco. "A sangre fría" (1966)

+ Frases de Plata + Pensamientos de "A sangre fría"


20. No tengo intención de discutirlo; el tema incluye política social, no mérito artístico. Nada más diré que lo único que un escritor debe trabajar es la documentación que ha recogido como resultado de su propio esfuerzo y observación, y no puede negársele el derecho a emplearlo. Se puede condenar, pero no negar. "Música para camaleones" (1980)

+ Frases de Investigación + Pensamientos de "Música para camaleones"

Influencias

Autores relacionados

Harper Lee Jerome David Salinger Norman Mailer

Truman Capote

Truman Capote

Escritor, novelista, dramaturgo y periodista estadounidense, autor de "Desayuno en Tiffany's" (1958), "A sangre fría" (1966), "El gran Gatsby" (1971) y "Música para camaleones" (1980).

Sobre Truman Capote

Truman Capote nace en el seno de una familia turbulenta, de padres que se divorciaron cuatro años después de su nacimiento.

En 1933 Truman Capote se traslada junto a su madre a Nueva York, donde estudia en la escuela "Trinity School" y luego en la academia militar "St. John's Academy".

En 1939 la familia se traslada a Greenwich (Connecticut) y continúa sus estudios en la escuela "Greenwich High School", para volver a Nueva York en 1942 y finalizar su educación formal en una escuela de Upper West Side en 1943.

Entre 1941 y 1944 Truman Capote trabaja en la revista "The New Yorker" y luego comienza a publicar historias, ganando el Premio O'Henry en 1948.

En 1958 publicó "Desayuno en Tiffany's", una de sus novelas más famosas, y tiempo después "A sangre fría" (1966) y "Música para camaleones" (1980).

Truman Capote fallece a los 59 años de un cáncer de hígado en el barrio residencial "Bel-Air" de Los Ángeles, California.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Estados Unidos

Síguenos