Frases de Thomas Carlyle - Página 3

01. El universo no es sino un vasto símbolo de Dios.

+ Frases de Símbolo


02. Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos.

+ Frases de Perseverancia


03. Un gran hombre demuestra su grandeza por el modo en que trata a los que son o tienen menos que él.

+ Frases de Grandeza


04. La verdadera universidad de hoy en día es una colección de libros.

+ Frases de Universidad


05. El silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes.

+ Frases de Silencio


06. Los libros son amigos que nunca decepcionan.

+ Frases de Decepción


07. De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.

+ Frases de Intentar


08. Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.

+ Frases de Bienaventurado


09. La educación y la cortesía abren todas las puertas.

+ Frases de Cortesía


10. Sólo en un mundo de hombres sinceros es posible la unión.

+ Frases de Unión


11. El periodismo es grande. Cada periodista ¿no es un regulador del mundo, si lo persuade?

+ Frases de Periodista


12. Puede decirse que el grito de la historia nace con nosotros y que es uno de nuestros dones más importantes. En cierto sentido somos históricos todos los hombres.

+ Frases de Histórico

Influencias

Autores relacionados

John Ruskin John Stuart Mill Ralph Waldo Emerson William Shakespeare

Thomas Carlyle

Thomas Carlyle

Ensayista e historiador escocés, además de uno de los principales críticos de su época.

Sobre Thomas Carlyle

Thomas Carlyle nació en el seno de una familia pudiente, estudiando en la "Annan Academy" y luego ingresando a la Universidad de Edimburgo.

Al poco tiempo abandonó la universidad y trabajó como maestro de matemáticas desde 1814 hasta 1818.

Tiempo después comenzó a escribir artículos para la "Edinburgh Encyclopedia" y paralelamente abordó en profundidad el estudio de la literatura alemana.

En 1823, Thomas Carlyle comienza a publicar "Vida de Schiller" por entregas en el "London Magazine", para luego viajar a París (Francia) y Londres (Inglaterra) y regresar a Escocia para colaborar con la revista literaria liberal "Edinburgh Review".

En 1826 se casó con Jane Baillie Welsh, escritora que conoció mientras estudiaba en la Universidad y tiempo después se trasladaron a la granja propiedad de su mujer, en Craigenputtock, donde Thomas Carlyle compuso la obra filosófica autobiográfica "El sastre sastreado", publicada originalmente entre 1833 y 1834 por la revista "Fraser's Magazine".

Perfilado como un crítico social muy preocupado por las condiciones de vida de los trabajadores británicos, realizó un severo ataque al materialismo y al utilitarismo imperante tras el triunfo de la "Revolución industrial".

En 1837 escribió "La Revolución francesa", su trabajo histórico más importante, donde no se limitó a narrar los acontecimientos, sino que intentó transferir el espíritu de la época.

En 1866, la muerte de su esposa encuentra a Thomas Carlyle alejado de la vida pública, aunque ejerció el cargo de rector en la Universidad de Edimburgo por un tiempo.

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XIX » Ensayistas de Escocia

Historiadores » Historiadores siglo XIX » Historiadores de Escocia

Críticos » Críticos siglo XIX » Críticos de Escocia

Síguenos