Frases de Mary Shelley - Página 6

01. Pero descubrió que la vida de un viajero incluye muchos pesares entre sus satisfacciones. El espíritu se encuentra siempre en tensión; y justo cuando empieza a aclimatarse, se ve obligado a cambiar aquello que le interesa por nuevas cosas que atraen su atención y que también abandonará en favor de otras novedades. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Viajero + Pensamientos de "Frankenstein"


02. Dirijámonos a las soleadas llanuras de Italia. El invierno llegará pronto y vestirá estos parajes indómitos de una doble desolación. Pero nosotros cruzaremos estas áridas cumbres y la llevaremos a escenarios de fertilidad y belleza en los que su camino se verá adornado con flores y el ambiente alegre le inspirará placer y esperanza. "El último hombre" (1826)

+ Frases de Italia


03. (...) Vi al horrible fantasma de un hombre extendido y que luego, tras la obra de algún motor poderoso, éste cobraba vida, y se ponía de pie con un movimiento tenso y poco natural. Debía ser terrible; dado que sería inmensamente espantoso el efecto de cualquier esfuerzo humano para simular el extraordinario mecanismo del Creador del mundo.

+ Frases de Fantasma


04. (...) Su sustento sólo consistía en verduras del huerto y leche de su vaca, muy escasa durante el invierno, época en la que sus dueños apenas podían alimentarla. Creo que a menudo pasaban mucha hambre, en especial los jóvenes, pues en varias ocasiones los vi privarse de su propia comida para dársela al anciano. Este gesto de bondad me conmovió mucho. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Desnutrición + Pensamientos de "Frankenstein"


05. Tu suelo será morada de las malas hierbas y tu cielo palio de desnudez. Nunca fuiste célebre por las rosas de Persia, ni por las bananas de Oriente, ni por las abundantes especias de la India, ni por las plantaciones de azúcar de América, ni por tus viñedos, ni por tus dobles cosechas, ni por tus aires primaverales, ni por tu sol del solsticio. Lo fuiste por tus hijos, por su infatigable esfuerzo y sus nobles aspiraciones. "El último hombre" (1826)

+ Frases de Desnudez


06. No sé cuál es la costumbre inglesa, pero los irlandeses acostumbramos a odiar a los criminales.

+ Frases de Irlandeses


07. Los científicos modernos prometen muy poco; saben que los metales no se pueden transmutar, y que el elixir de la vida es una ilusión. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Elixir + Pensamientos de "Frankenstein"


08. De ti depende el que abandone para siempre la compañía de los hombres y lleve una existencia inofensiva o me convierta en el azote de tus semejantes y el autor de tu pronta ruina. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Abandono + Pensamientos de "Frankenstein"


09. ¿Qué significaba su llanto? ¿Expresaban sus lágrimas dolor? "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Llanto + Pensamientos de "Frankenstein"


10. ¿Por qué eran infelices aquellas gentes tan bondadosas? Tenían una agradable casa (...) Y todas las comodidades; Tenían un fuego para calentarlos del frío y deliciosa comida con que saciar su hambre; Vestían buenos trajes, y, lo que es más, disfrutaban de su mutua compañía y conversación, intercambiando a diario miradas de afecto y bondad. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Agradable + Pensamientos de "Frankenstein"


11. Si seres tan hermosos eran desdichados, no era de extrañar que yo, criatura imperfecta y solitaria, también lo fuera. "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Criatura + Pensamientos de "Frankenstein"


12. ¡Quisiera pisotearte hasta convertirte en polvo, si con ello, con la abolición de tu miserable existencia, pudiera devolverles la vida a aquellos que tan diabólicamente has asesinado! "Frankenstein" (1818)

+ Frases de Miserable + Pensamientos de "Frankenstein"

Autores relacionados

Lord Byron

Mary Shelley

Mary Shelley
  • 30 de agosto de 1797
  • Londres, Gran Londres, Inglaterra
  • 1 de febrero de 1851
  • Londres, Gran Londres, Inglaterra

Escritora, novelista, ensayista y dramaturga inglesa, autora de "Frankenstein" (1818), "El último hombre" (1826), "Perkin Warbeck" (1830) y "Matilda" (1850).

Sobre Mary Shelley

Única hija del filósofo político William Godwin y la filósofa feminista Mary Wollstonecraft, Mary Shelley quedo huérfana de madre, siendo criada por su padre y su hermanastra.

Mary creció y se educó en un ambiente intelectual y progresista que marcó fuertemente su personalidad.

En 1814 conoció al joven poeta Percy Bysshe Shelley, un seguidor político de su padre y dos meses más tarde huyeron a Francia.

Tiempo más tarde, cuando se suicida la esposa de Percy Bysshe, en diciembre de 1816, la pareja se casa.

El matrimonio que duró 8 años, se trasladó a distintos países, frecuentando a los intelectuales de cada uno de ellos.

En 1818 publicó la primera y más famosa de sus obras, la novela "Frankenstein", que se convirtió en un éxito de crítica y público.

Los tres primeros hijos de Mary Shelley murieron, sólo sobrevivió su cuarto hijo, Percy Florence, nacido en 1819.

Tres años más tarde, en 1822, su esposo se ahogó al hundirse el velero en el que navegaba, durante una tormenta en la Bahía de La Spezia (Italia).

Mary Shelley regresó a Inglaterra y se dedicó a criar a su hijo y a su carrera profesional, además de difundir la obra de su difunto esposo.

En 1926 publica "El último hombre", considerada la mejor de sus obras.

La obra de Mary Shelley se centró en el papel de la familia en la sociedad y el rol de la mujer dentro de esa familia, alentando los valores morales y la compasión, comprensión y generosidad.

Durante la última década de su vida transitó diversas enfermedades, hasta que un tumor cerebral acabó con su vida a los 53 años.

Libros destacados

Enlaces

Síguenos