Frases de Luis Landero - Página 5

01. (...) Porque la verdad nunca se da pura y necesita siempre de las apariencias, como el ciego del perro. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Verdad absoluta + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


02. Cuando ella se acercaba (no necesitaba verla, porque su cercanía era anunciada por un súbito dolor de muelas que le bajaba al estómago, en tanto que el estómago se le venía a la garganta y el corazón se le iba por la boca), encendía tabaco... "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Tabaco + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


03. Muy pronto volvió a comprobar que su existencia estaba hecha de fragmentos que no encajaban entre sí, y todo cuanto fuese buscarles un orden equivaldría siempre a un juego solitario de azar, donde todo se pierde o se gana pero donde al final se deshace el orden de las piezas y se comienza de nuevo, una y otra vez. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Piezas + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


04. (...) Sin anuncio previo, apareció vestido, radiante, parado al óleo bajo el dintel del dormitorio e iluminado por una sonrisa en la que el orgullo, la esperanza, el vértigo, la inocencia se azabucaban para componer un borroso signo de locura. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Radiante + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


05. Entre desesperación y desesperanza había un trecho que sólo la sabiduría estaba llamada a recorrer. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Desesperanza + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


06. La superstición lo defendía de los enemigos que ella misma creaba. Aquélla fue, desde luego, una primavera de melancólicos hallazgos. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Superstición + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


07. El amor lo hizo sabio. Adquirió conocimientos imprevistos. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Sabio + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


08. Y sobre todo aprendió a leer su destino en las cosas... "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Destino + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


09. Objetos neutrales no había: todos venían a ser confidentes o enemigos de su ansiedad, y los que no anunciaban su amor postulaban su muerte. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Ansiedad + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


10. Cuando entrevió la hondura abismal del deseo y tuvo la certeza de que sólo por un milagro conseguiría el amor de Alicia, apeló al único remedio de urgencia que le quedaba: desempolvar su fervor religioso y pedir a Dios que hiciese aquel milagro. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Urgencia + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


11. A veces un presagio contenía dos vaticinios contradictorios, y entonces quería decir (pues en la naturaleza el caos es siempre precursor del orden) que la próxima señal sería la definitiva. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Caos + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"


12. Quizá confiaba en que el tiempo resolviese las dificultades, ahorrándole así el trabajo de planteárselas, quizá se estaba convirtiendo en el joven adulto que, en la derrota de las ilusiones, encuentra una inconsciente iniciación a la ironía, o quizá no ocurriese nada distinto a los conflictos más elementales de la vida. "Juegos de la edad tardía" (1989)

+ Frases de Ironía + Pensamientos de "Juegos de la edad tardía"

Influencias

Autores relacionados

Javier Cercas Javier Marías Luis Mateo Díez Ramiro Pinilla

Luis Landero

Luis Landero

Escritor, novelista, ensayista y profesor español, autor de "Juegos de la edad tardía" (1989), "El oficio de escritor" (1994), "Hoy, Júpiter" (2007), "Retrato de un hombre inmaduro" (2009), "Absolución" (2012) y "El balcón en invierno" (2014).

Sobre Luis Landero

Luis Landero nació en el seno de una familia de agricultores extremeños que emigraron a Madrid en 1960.

Comenzó a trabajar desde pequeño para poder pagarse los estudios, realizando diversos oficios.

Finalizada su educación secundaria, ingresó en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde se recibió tiempo después de Licenciado en Filología Hispánica.

Una vez licenciado, dio clases de literatura en el Instituto Calderón de la Barca y tiempo después dictó clases de literatura española en la Universidad de Yale (Connecticut, Estados Unidos).

En 1989 publica "Juegos de la edad tardía" con extraordinaria acogida por parte de la crítica y del público, galardonada ese mismo años con el premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura.

Otras novelas editadas por Luis Landero son "El guitarrista" (2002), "Hoy, Júpiter" (2007), "Retrato de un hombre inmaduro" (2009) y "Absolución" (2012).

Sus artículos publicados en la prensa fueron recogidos en "¿Cómo le corto el pelo, caballero?" (2004).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de España

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de España

Síguenos