Frases de Juan José Saer - Página 3

01. (...) El sentimiento, decía, de no pertenecer del todo a este mundo, ni desde luego, a ningún otro, de no poder reducir nunca enteramente lo externo a lo interno o viceversa, de que por más esfuerzos que se hagan siempre habrá entre el propio ser y las cosas un divorcio sutil del que, por razones oscuras, el propio ser se cree culpable, el sentimiento confuso y tan inconscientemente aceptado que ya se confunde con el pensamiento y con los huesos, de que el propio ser es la mancha, el error, la asimetría que con su sola presencia irrisoria enturbia la exterioridad radiante del universo.

+ Frases de Divorcio


02. Pero ellos los ignoran, menos por insensatez que por la concentración excesiva que les exige la marcha; y sobre todo porque, lo piensen con palabras o no, la calle recta que van dejando atrás, está hecha de ellos mismos, de sus vidas, es inconcebible sin ellos, sin sus vidas, y a medida que ellos se desplazan va formándose con ese desplazamiento, es el borde empírico del acaecer, ubicuo y móvil, que llevan consigo a donde quiera que vayan, la forma que asume el mundo cuando accede a la finitud, calle, mañana, color, materia y movimiento –todo esto, entendámonos bien para que quede claro, más o menos, y si se quiere, mientras sigue siendo la misma, ¿no? Y en el mismo, siempre, como decía, pero después de todo, y por encima de todo, ¡Qué más da!

+ Frases de Insensatez


03. Y cómo le puedo decir, no hay trabajo que rinda más y más pronto que el del fuego. Se hace como quien dice rico en seguida. Y si usté le quiere disparar, él va siempre más ligero que usté. No se olvide que usté descansa y él no. No se olvide que la misma fogata que usté acaba de apagar, otro la está soplando del otro lado del camino. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Fuego + Pensamientos de "El limonero real"


04. Usté vea caminaba hasta el borde y podía ver igualito que ahora el agua dos metros más abajo. Así se formó la barranca, que el agua come. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Agua + Pensamientos de "El limonero real"


05. De a ratos se me aparece todo otra vez. Primero está todo borrado, negro. Después menos borrado. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Aparecer + Pensamientos de "El limonero real"


06. Parece que el paraíso cambia de lugar en el fondo saltando primero para un lado y después para el otro y después otra vez para el otro lado y después para el otro. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Paraíso + Pensamientos de "El limonero real"


07. Ahora las hojas de los árboles casi no brillan porque la luz solar no resbala sobre ellas sino que, menos vertical, atraviesa la fronda y proyecta entre las hojas manchones pálidos de una claridad débil. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Claridad + Pensamientos de "El limonero real"


08. Isla y agua están, a su vez, dentro de otro anillo, el del verano, que asimismo está dentro del gran anillo del tiempo. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Isla + Pensamientos de "El limonero real"


09. Los viejos ocuparán el centro del cuadro, sentados, tiesos y erguidos, en pose perfecta, y el resto se acomodará en torno a ellos: en la misma fila. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Centro + Pensamientos de "El limonero real"


10. El montecito está lleno de pájaros. Wenceslao queda otra vez atrás pero ahora su sombra no roza los talones de Rogelio porque las sombras van a los costados de los cuerpos, sobre el pasto y los yuyos polvorientos, paralelas, ágiles. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Pájaros + Pensamientos de "El limonero real"


11. La llovizna es tan leve que ni siquiera perturba la superficie plateada del agua, que vista de cerca revela una turbulencia parda por debajo de esa apariencia de argéntea impasibilidad. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Apariencia + Pensamientos de "El limonero real"


12. El limonero real está siempre lleno de azahares abiertos y blancos, de botones rojizos y apretados, de limones maduros y amarillos y de otros que todavía no han madurado o que apenas si han comenzado a formarse. "El limonero real" (1974)

+ Frases de Botones + Pensamientos de "El limonero real"

Influencias

Autores relacionados

César Aira Ricardo Piglia Roberto Arlt

Juan José Saer

Juan José Saer

Escritor, novelista, poeta, ensayista y profesor argentino, "El limonero real" (1974), "Nadie nada nunca" (1980), "El entenado" (1983), "Glosa" (1985) y "La grande" (2005).

Sobre Juan José Saer

Juan José Saer nace en el seno de una familia de origen siriolibanés y sus primeros años transcurren en el pueblo de Serodino.

En 1947 la familia se traslada a Santa Fe de la Vera Cruz, donde transita su niñez y adolescencia.

En 1960 publica su primer libro de cuentos, "En la zona" y paralelamente comienza a dictar clases de Historia del Cine y Crítica y Estética Cinematográfica en la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

En 1968 obtuvo una beca para ir a París (Francia) por seis meses, pero diversas circunstancias hicieron que se quedara en forma definitiva.

Ya instalado en Francia, retoma su actividad docente como profesor de Estética en la "Universidad de Rennes 2 Alta Bretaña", donde dicta clases hasta 2002.

La instalación en Francia marca el comienzo de su madurez como escritor, publicando sus mejores obras, entre ellas El limonero real" (1974), "Nadie nada nunca" (1980), "El entenado" (1983), "Glosa" (1985) y "La grande" (2005).

Juan José Saer fallece diecisiete días antes de cumplir 68 años a causa de un cáncer de pulmón.

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Argentina

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argentina

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Argentina

Síguenos