Frases de John Banville - Página 4

01. Una obra de arte es un objeto extraordinario, porque hay muy pocas cosas en el mundo de las que se puedan decir que es lo mejor que una persona puede producir, que ha llegado mucho más allá de sus límites, que ha dejado de lado a sus amigos, a su familia y hasta a él mismo para poder llegar a concebir una cosa tan extraordinaria. Pero ninguna obra de arte va a cambiar el mundo, ni va a derrocar a un Gobierno, o poner uno nuevo, ni va a salvar una vida. El arte no está para eso. El arte está para no olvidarnos de que estamos vivos, que estamos inmersos en esta aventura extraordinaria.

+ Frases de Extraordinario


02. Se supone que la vida, la auténtica vida, es una lucha, una acción y una afirmación inagotable, la voluntad embistiendo con su cabeza roma contra la pared del mundo, cosas por el estilo, pero cuando vuelvo la vista atrás me doy cuenta de que la mayor parte de mis energías se dedicaron siempre a la simple búsqueda de cobijo, de comodidad, de, sí, lo admito, un rincón acogedor. Comprenderlo se me hace sorprendente, por no decir escandaloso. Antes me veía como una especie de bucanero, enfrentándome a todo el que se me ponía a tiro con un alfanje entre los dientes, pero ahora me veo obligado a reconocer que me engañaba. Esconderme, protegerme, guarecerme, eso es todo lo que realmente he querido siempre, amadrigarme en un lugar de calor uterino y quedarme allí encogido, oculto de la indiferente mirada del sol y de la severa erosión del aire. Por eso el pasado supone para mí un refugio, allí voy de buena gana, me froto las manos y me sacudo el frío presente y el frío futuro. Y no obstante, ¿Cuál es la verdadera existencia del pasado? Después de todo, no es más que lo que fue el presente una vez el presente ya ha pasado, no más que eso. "El mar" (2005)

+ Frases de Refugio + Pensamientos de "El mar"


03. Creemos recordar las cosas tal y como eran, cuando en realidad lo único que nos llevamos al futuro son fragmentos que reconstruyen un pasado completamente ilusorio. Esa primera muerte que presenciamos será siempre un murmullo de voces que se pierden por un pasillo y un reloj que se queda en silencio en la habitación a oscuras; el final del amor siempre son dos cigarrillos consumidos en un platito y una puerta blanca que se cierra. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Recordar + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


04. Fuera de mis recuerdos, este silencio y esta armonía, este brillo que encuentro de nuevo en ese segundo mundo silencioso existe, de manera independiente, regido por leyes desconocidas, en las profundidades de los espejos. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Brillo + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


05. Se resistían a hablar de sí mismos, y tardé un tiempo prolongado y tedioso en reunir incluso los contornos de sus historias. Es cierto que me aceptaron enseguida en la vida del circo, pero nunca sentí que perteneciera del todo a su ambiente, como si el pacto mediante el cual ellos se sentían obligados a cuidarme no exigiera nada más allá de lo esencial. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Circo + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


06. La casa parecía incompleta, como ocurría a menudo cuando mamá, en uno de sus días de desasosiego, cambiaba de sitio un mueble que había permanecido en el mismo lugar tanto tiempo que ya solo se notaba su ausencia. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Casa + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


07. En esta búsqueda de un tiempo desubicado había depositado grandes esperanzas en la fotografía, una de las pocas cosas que me había llevado de allí. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Búsqueda + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


08. La puerta lateral se cerraba suavemente a su espalda, y el silencio se reestructuraba a la espera de su regreso. Me lo imaginaba avanzando a través de la mañana gélida y negra, cruzando el césped, adentrándose en el bosque tan sigiloso que apenas se le oía, y entonces dejaba de ser lo que yo conocía y se convertía en un elemento de aire y oscuridad, de hojas, algo emocionante y extraño, una fría sonrisa que ardía bajo la quietud de los árboles. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Quietud + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


09. Ya no era el hambre lo que nos mataba, sino la propia hambruna. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Hambre + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


10. No lloraba por los que ya no estaban. La gente es fácil de reemplazar, gracias a su abominable predisposición. Lloré por lo que había allí y aun así faltaba. Por Birchwood. "Regreso a Birchwood" (1973)

+ Frases de Llorar + Pensamientos de "Regreso a Birchwood"


11. El pasado supone para mí un refugio, allí voy de buena gana, me froto las manos y me sacudo el frío presente y el frío futuro. "El mar" (2005)

+ Frases de Refugio + Pensamientos de "El mar"


12. El silencio que me rodeaba era tan espeso como el mar. "El mar" (2005)

+ Frases de Mar + Pensamientos de "El mar"

Influencias

Autores relacionados

Colm Tóibín Edna O'Brien Ian Mcewan Raymond Thornton Chandler

John Banville

John Banville

Escritor, novelista, dramaturgo, guionista y periodista irlandés, autor de "Copérnico" (1976), "Kepler" (1981), "El libro de las pruebas" (1989), "Eclipse" (2000), "El mar" (2005) y "Los infinitos" (2009).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Irlanda

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Irlanda

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Irlanda

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Irlanda

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Irlanda

Síguenos