Frases de Jacques benigne Bossuet

01. La reflexión es el ojo del alma.

+ Frases de Introspección


02. La posesión de la riqueza tiene lazos invisibles en donde el corazón se enreda fácilmente.

+ Frases de Lazos


03. No es bueno que todo suceda como deseamos. Cuando todo nos sonríe en el mundo, nos apegamos a éste muy fácilmente y el encanto es muy fuerte. Por eso, y porque dios nos ama, no permite que durmamos mucho y muy cómodamente en este lugar de destierro.

+ Frases de Destierro


04. La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir.

+ Frases de Política


05. Cuando dios borra, es que va a escribir algo.

+ Frases de Dios


06. La sociedad está obligada a hacer feliz la vida a todos.

+ Frases de Sociedad


07. La misericordia es una parte integrante de la justicia.

+ Frases de Misericordia


08. El panteísta es un ateo disfrazado de dios mismo.

+ Frases de Ateo


09. La vida humana se parece a un camino cuya salida es un precipicio horroroso; nos advierten de ello desde los primeros pasos; pero el decreto está ya pronunciado: es preciso adelantar siempre sin poder retroceder.

+ Frases de Precipicio


10. Las virtudes que se ostentan son vanas y falsas virtudes.

+ Frases de Virtudes


11. Donde ninguno manda, mandan todos. Donde todos mandan, nadie manda. Es el caos.

+ Frases de Caos


12. Todo conduce al divorcio si no se esta en guardia.

+ Frases de Divorcio

Influencias

Influenciado por... [mostrar]

Autores relacionados

François Fénelon Jean Baptiste Racine Nicolás Boileau René Descartes

Jacques benigne Bossuet

Jacques benigne Bossuet

Escritor, religioso, predicador e intelectual francés, considerado uno de los historiadores más influyentes de la corriente providencialista.

Sobre Jacques benigne Bossuet

Nacido en una familia de magistrados, se educó con los Jesuitas en Dijon, estudiando griego y latín.

A los 15 años profundiza sus estudios de filosofía y teología en el College de Navarre, en París.

En 1652, se doctora en teología y es ordenado sacerdote, al tiempo que archidiácono de Sarrebourg; más tarde, en 1654, obtiene el mismo beneficio eclesiástico en Metz.

Llamado enseguida a Paris, se granjea una gran reputación por sus sermones y panegíricos de santos.

En 1670, Jacques benigne Bossuet es nombrado obispo de Condom (Gers, Francia).

Es elegido miembro de la Academia francesa.

En 1681 es nombrado obispo de Meaux.

Intervino en la Asamblea del clero, combatió la Reforma protestante y, oponiéndose a su amigo Fénelon, intervino en la querella del quietismo.

Enemigo del teatro por considerarlo inmoral, lo criticó duramente.

En el último período de su vida Jacques benigne Bossuet retornó a la predicación.

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVII » Escritores de Francia

Religiosos » Religiosos siglo XVII » Religiosos de Francia

Historiadores » Historiadores siglo XVII » Historiadores de Francia

Síguenos