Frases de Opus Nigrum

Opus Nigrum

24 frases de Opus Nigrum (L'Œuvre au noir) de Marguerite Yourcenar... Historia del trágico destino de Zenón, médico alquimista del siglo XVI y hombre excepcional. También simbolizaba las pruebas supremas del espíritu en su proceso de liberación.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Marguerite Yourcenar son: hipocresía, superación de las dificultades, ficción histórica, alquimista, brujas, ficción médica, edad media.

Frases de Marguerite Yourcenar Libros de Marguerite Yourcenar

Frases de Opus Nigrum Marguerite Yourcenar

01. Un buen negociador nunca confía.


02. Los libros divagan y mienten, igual que los hombres.


03. La verdad tiene secretos para introducirse en un alma que ya no se atrinchera contra ella.


04. Mi oficio me pareció inútil, lo que es casi tan absurdo como creerlo sublime.


05. Hay pocos bípedos, después de Adán, que hayan merecido el apelativo de hombres.


06. (...) Leído de esta manera, todo libro se convierte en grimorio.


07. Algún día, Dios borrará del corazón de los hombres todas las leyes que no sean de amor.


08. Me guardé muy bien de hacer de la verdad un ídolo, prefiriendo dejarle su nombre más humilde de exactitud.


09. Acaecía con las opiniones como con las personas: pronto entraban a formar parte de una categoría establecida de antemano.


10. ¿Quién puede ser tan insensato como para morir sin haber dado, por lo menos, una vuelta a su cárcel?


11. Exageráis la hipocresía de los hombres. La mayoría piensa demasiado poco para permitirse el lujo de poder pensar doble.


12. ¿Vale la pena afanarse durante veinte años para llegar a la duda, que crece por sí misma en todas las cabezas inteligentes?


13. Sólo se está a gusto cuando se es libre, y disimular nuestras opiniones es aún más molesto que cubrirnos la piel.


14. No era excesivo emplear toda una vida para confrontar uno con otro ese mundo en el que estamos y ese mundo que está en nosotros.


15. (...) Pero cuando veo cuan pocas son las gentes que leen la Ilíada de Homero, me resigno más fácilmente a no ser leído


16. Algún día, Dios no aceptará más bautismo que el del Espíritu, ni más sacramento de matrimonio que aquel que consuman tiernamente dos cuerpos.


17. Vosotros, poetas, habéis hecho del amor una inmensa impostura: el que nos toca en suerte siempre nos parece menos hermoso que esas rimas emparejadas como dos bocas una sobre otra.


18. La trayectoria del espíritu, abriéndose un camino en el envés de las cosas, conducía con toda seguridad a unas profundidades sublimes, pero hacía imposible el ejercicio de existir.


19. Es extraño que, para nuestros cristianos, los pretendidos desmanes de la carne constituyan el mal por antonomasia -dijo meditativamente Zenón-. Nadie castiga la brutalidad, el salvajismo, la barbarie y la injusticia con rabia y asco.


20. ¿Y qué es el error, y su sucedáneo, la mentira -prosiguió Zenón-, sino una especie de Caput Mortuum, una materia inerte sin la cual la verdad, harto volátil, no podría triturarse en los morteros humanos...?


21. Mis triunfos y mis riesgos no son los que se cree; existen glorias distintas de la gloria y hogueras distintas de la hoguera. He llegado casi a desconfiar de las palabras. Moriré un poco menos necio de lo que nací.


22. El gran mérito de la magia y de la alquimia, su hija, era el postular la unidad de la materia, hasta tal punto que algunos filósofos del alambique habían creído poder asimilar ésta a la luz y al rayo.


23. La castidad, en la que antaño veía una superstición que debía combatirse, le parecía ahora una de las caras de la serenidad: saboreaba ese frío conocimiento que uno tiene de los seres cuando ya no los desea.


24. Allí se liberaba de la servidumbre y de la pobreza de la infancia; aquellos libros y aquel maestro lo trataban como a un hombre. Le gustaba la habitación tapizada de volúmenes, la pluma de ganso, el tintero de asta, herramientas de un conocimiento nuevo, y el enriquecimiento que supone aprender que el rubí procede de la India, que el azufre casa con el mercurio, y que la flor que en latín se llama lilium se llama en griego krinon y en hebreo susannah.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Opus Nigrum" de Marguerite Yourcenar.

Libros parecidos

Síguenos