Frases de Los ojos amarillos de los cocodrilos

Los ojos amarillos de los cocodrilos

34 frases de Los ojos amarillos de los cocodrilos (Les yeux jaunes des crocodiles) de Katherine Pancol... Historia de Joséphine Cortès, una mujer abandonada por su marido y poco respetada que logra encontrar su camino en la vida y aprender a soñar con nuevos amores y sueños.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Katherine Pancol son: autoestima, superación de las dificultades, búsqueda de la felicidad, relaciones personales, volver a enamorarse, fin del amor, comenzar de nuevo, abandono, relación madre-hija, amor propio.

Frases de Katherine Pancol

Frases de Los ojos amarillos de los cocodrilos Katherine Pancol

01. Cuando amas, estás salvada.


02. Nos sentimos muy fuertes cuando dejamos de hacer trampas.


03. No soy yo la lenta, eres tú que tienes prisa.


04. Cuando no sepas adónde vas, párate y mira de dónde vienes.


05. Si vas despacio, construyes, si vas demasiado deprisa, todo se hunde rápidamente.


06. No se debe perder el sentido del tiempo que pasa y que se va sin que nos demos cuenta.


07. Le hubiese gustado tantas cosas, poder rebobinar el tiempo, volver a los tiempos felices.


08. Cuando se empieza a hacer trampas, a mentir, se embarca uno en extrañas aventuras...


09. Te amo, Dios, vela por mí, no me olvides, yo que te olvido tan a menudo.


10. No lo olvides: ¡Cric y Croc se comieron al gran Cruc, que creía poder comérselos!


11. Tu hijo no tendrá nada de poesía si le dices todo, le muestras todo, le explicas todo.


12. Hay gente cuya mirada nos hace mejorar. Son escasos, pero cuando los encontramos, no hay que dejarlos pasar.


13. Las penas de amor de nuestros hijos es lo peor que hay. Sufrimos tanto como ellos y somos impotentes.


14. No llorar- se repetía- no llorar, voy a perder mis fuerzas si lloro.


15. Se es siempre torpe con la gente que amamos. Los aplastamos, los sobrecargamos con nuestro amor. No sabemos hacerlo bien.


16. El primer silencio que lo dice todo y que desemboca en el silencio que ya no significa nada, que finge.


17. No siempre hacemos lo que queremos en la vida. A veces, en lugar de decidir, los acontecimientos deciden por nosotros.


18. La vida continúa siempre. Te da razones para llorar y razones para reír. Es la vida, confía en ella.


19. Todo el dolor que he acumulado desde que se fue se ha transformado en un paso adelante, en una progresión invisible.


20. Una vida se resume tanto por lo que uno se lleva de ella como lo que se ha echado en falta en el camino.


21. Cuando se tiene miedo, siempre hay que mirarlo a la cara y darle un nombre. Si no, te aplasta y te arrastra como una ola gigantesca.


22. La pregunta es la primera pieza del puzle a colocar. Hay gente que nunca se hace ninguna pregunta, que vive con los ojos cerrados y que nunca encuentra nada.


23. Resulta gracioso esa amistad que consiste en no tratar bien a la persona que se quiere, sino en localizar el lugar más doloroso en donde hundir la estaca mortal.


24. La felicidad está hecha de pequeñas cosas. Siempre se la espera con mayúsculas, pero llega a nosotros de puntillas y puede pasar bajo nuestras narices sin darnos cuenta.


25. ¡A la mierda la poesía! Eso es algo que han inventado para pegárnosla. ¿Sabes tú de alguna relación poética? Yo sólo sé de fraudes y escabechinas.


26. Tenía miedo, mucho miedo. Habría podido indicar con exactitud dónde sentía el miedo, medir su longitud, su grosor, el diámetro del nudo que le apretaba el plexo y le impedía respirar.


27. En cada familia hay gente semejante a pequeños tornillos insignificantes y, sin embargo, sin ellos no hay vida posible, no hay humor, no hay risas, no hay fiestas, no hay luz para alumbrar a los demás.


28. ¿Qué es lo que te da más miedo del mundo? ¿Qué es lo que te parece imposible de afrontar? Cuando hayas identificado ese miedo, ese miedo que es el origen de todos los demás, entonces ya no tendrás ningún miedo y, por fin, te convertirás en ti misma.


29. ¿Ves cuando te decía que la vida es una compañera? Que hay que tomarla como una amiga, bailar con ella, dar, dar sin contar y que después ella te responde... Que había que hacerse cargo de uno mismo, trabajar para sí, aceptar los errores, corregirlos, ponerse en movimiento... Y entonces ella entra al baile. Baila contigo.


30. He comprendido que la felicidad no es vivir una pequeña vida sin embrollos, sin cometer errores ni moverse. La felicidad es aceptar la lucha, el esfuerzo, la duda y avanzar, avanzar franqueando cada obstáculo. Antes no avanzaba, dormía. Me dejaba llevar por una rutina tranquila... Ahora he aprendido a luchar, a buscar soluciones, desesperar un momento para rehacerme después y avanzar.


31. Sólo el hombre que se ha encontrado, el hombre que coincide consigo mismo, con su verdad interior, es un hombre libre. Él sabe quién es, se divierte explotando lo que es, no se aburre nunca. La felicidad que siente al vivir en buena vecindad consigo mismo le vuelve casi eufórico. Vive entonces realmente mientras los demás dejan pasar sus vidas entre los dedos... sin cerrarlos jamás.


32. ¿Qué es el deseo, mamá? Es cuando se está enamorado de alguien, cuando se tienen muchas ganas de besarle pero se espera, se espera, y toda esa espera es el deseo. Cuando no le has besado aún, cuando sueñas con él al dormirte, cuando te imaginas, cuando tiemblas imaginándote, y es tan agradable todo ese tiempo en el que te dices que quizás, quizás le vas a besar pero no estás segura....

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Los ojos amarillos de los cocodrilos" de Katherine Pancol.

Libros parecidos

Síguenos