Frases de Leviatán

Leviatán

27 frases de Leviatán (Leviathan) de Paul Auster... Relato de la vida de un misterioso hombre, Benjamin Sachs, contada por su mejor amigo, Peter Aaron (alter ego del autor), donde se entrelazan destinos y se expone lo complejo de las relaciones humanas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Paul Auster son: historias cruzadas, nueva york, libros sobre libros, ser escritor, relaciones humanas, vida cotidiana, metaficción.

Frases de Paul Auster Libros de Paul Auster

Frases de Leviatán Paul Auster

01. Descuidad a los niños y nos destruiremos a nosotros mismos.


02. No conviene quedarse anclado en el pasado. La vida es demasiado interesante para eso.


03. Todo está relacionado con todo, cada historia se solapa con las demás.


04. No me culpes por ello y, sobre todo, no me compadezcas.


05. El matrimonio como pantano, como ejercicio de autoengaño que dura toda una vida.


06. No digo que sea malo. Es joven, simplemente. Demasiado literario, demasiado orgulloso de su propia inteligencia.


07. Existimos en el presente sólo en la medida en que ponemos nuestra fe en el futuro.


08. El trabajo era para él como una competición atlética, una carrera de resistencia entre su cuerpo y su mente.


09. O como mi abuela le dijo una vez a mi madre: "Tu padre sería un hombre maravilloso si fuese diferente".


10. Una vez que te vuelves contra ti mismo, es difícil no creer que todo el mundo está también contra ti.


11. La democracia no se da. Hay que luchar por ella todos los días. De lo contrario corremos el riesgo de perderla.


12. No hubo más sonrisas, no hubo más destellos de curiosidad en sus ojos. Había convertido su cara en una máscara.


13. Se odiaba a sí mismo por esta impostura, pero dentro de su silencio estaban ocurriendo demasiadas cosas y no encontraba la voluntad necesaria para romperlo.


14. Parecía demasiado desarraigado para la vida doméstica, demasiado democrático en sus afectos para ser capaz de mantener relaciones íntimas con una sola persona.


15. El truco consiste en no decir nada sobre uno mismo de la forma más elegante y sinuosa posible, para hacer reír a la otra persona, para mostrarse ingenioso.


16. Dondequiera que estuviese, yo estaba con él ahora. Le había dado mi palabra de no decir nada y cuanto más tiempo guardaba su secreto, menos me pertenecía yo.


17. Los límites de mi mundo se habían estrechado, pero yo seguía vivo, y mientras pudiese continuar respirando, tirándome pedos y pensando mis pensamientos, ¿Qué importaba dónde estuviera?


18. Vivíamos en Bebelandia, un país donde el sueño está prohibido y el día es indistinguible de la noche, un reino amurallado gobernado por los caprichos de un minúsculo monarca absoluto.


19. Enseguida aprendí que Sachs podía ser irritantemente insensible respecto a estas cosas. Raras veces hablaba de sí mismo como hacen otros escritores, y mi impresión era que tenía poco o ningún interés por seguir lo que la gente llama "una carrera literaria".


20. (...) Añádase a esto las frecuentes interrupciones de los niños, las idas y venidas de los diferentes platos, el servir el vino, los platos caídos, los vasos volcados, las salsas derramadas, y la cena empezó a parecer un difícil número de vodevil apresuradamente improvisado.


21. Nadie puede decir de dónde proviene un libro, y menos que nadie la persona que lo escribe. Los libros nacen de la ignorancia, y si continúan viviendo después de escritos es sólo en la medida en que no pueden entenderse.


22. No le gustaba la competitividad, no le preocupaba su reputación, no estaba orgulloso de su talento. Ésa era una de las cosas que más me atraían de él: la pureza de sus ambiciones, la absoluta simplicidad con que se planteaba su trabajo.

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Leviatán" de Paul Auster.

Libros parecidos

Síguenos