Frases del libro "La edad de oro" de José Martí

La edad de oro

Disfruta de estas 48 frases de "La edad de oro"... Publicada inicialmente como revista mensual para los niños, los textos de esta obra son cuentos, ensayos y poesías que muestran ejemplarmente el humanismo e idealismo martianos, así como en la búsqueda del conocimiento, del amor y la justicia.

Índice

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en las frases y pensamientos de "La edad de oro", de José Martí son: valorar la vida, derechos de los niños, búsqueda de conocimiento, amor por los libros, sobre américa latina, verdad, justicia social, juventud.

Frases de "La edad de oro"

01. Eso es mejor que ser príncipe: ser útil.


02. - ¿Chichá, por qué te comes esa aceituna tan despacio? -Porque me gusta mucho.


03. Todos los hombres tienen las mismas penas.


04. Así es la vida, que no cabe en ella todo el bien que pudiera uno hacer.


05. El mundo es un templo hermoso, donde caben en paz los hombres todos de la tierra.


06. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz.


07. (...) Como si empezara el tiempo feliz en que los hombres se tratan como amigos, y se van juntando.


08. Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía.


09. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.


10. La luz no se ve, y es verdad...Así hay muchas cosas que son verdad aunque no se las vea.


11. Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta.


12. Antes todo se hacía con los puños: ahora, la fuerza está en el saber, más que en los puñetazos.


13. Los versos no se han de hacer para decir que se está contento o se está triste, sino para ser útil al mundo.


14. La juventud es la edad del crecimiento y del desarrollo, de la actividad y la viveza, de la imaginación y el ímpetu.


15. Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan, cuando su pueblo se cansa.


16. Iba un niño travieso cazando mariposas; Las cazaba el bribón, les daba un beso, y después las soltaba entre las rosas.


17. Puede irse desarrollando poco a poco el talento poético; pero el que es poeta de veras, siempre lo mostrará de algún modo.


18. El cuerpo es siempre el mismo, y decae con la edad; la mente cambia sin cesar, y se enriquece y perfecciona con los años.


19. La vida de tocador no es para hombres. Hay que ir de vez en cuando a vivir en lo natural, y a conocer la selva.


20. Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba.


21. Desde niño fue el cura Hidalgo de la raza buena, de los que quieren saber. Los que no quieren saber son de la raza mala.


22. Los pueblos, lo mismo que los niños, necesitan de tiempo en tiempo algo así como correr mucho, reírse mucho y dar gritos y saltos.


23. Nadie debe morirse mientras pueda servir para algo, y la vida es como todas las cosas, que no debe deshacerlas sino el que puede volverlas a hacer.


24. Cuando no se ha cuidado del corazón y la mente en los años jóvenes, bien se puede temer que la ancianidad sea desolada y triste.


25. En la vida no se puede hacer todo lo que se quiere, y lo que se va quedando sin hacer sale así de tiempo en tiempo, como una locura.

Frases de libros similares

Obras parecidas a "La edad de oro", que comparten frases, tramas, ideas o sucesos afines al libro de José Martí.

Libros parecidos

Síguenos