Frases de Yasmina Khadra - Página 14

01. Sin embargo, los niños seguían naciendo, y la muerte velando por el equilibrio de las cosas. "Las sirenas de Bagdad" (2006)

+ Frases de Mortalidad + Pensamientos de "Las sirenas de Bagdad"


02. No está bien lo que haces. Tienes que volver a tu estilo anterior, (...), lleno de imágenes, magnífico por contenido. Tu fuerza está ahí, ahí está tu verdadera esencia. "El escritor" (2001)

+ Frases de Esencia + Pensamientos de "El escritor"


03. La guerra es una epopeya para memos que creen que merece la pena morir por una medalla. "Los ángeles mueren por nuestras heridas" (2013)

+ Frases de Medalla + Pensamientos de "Los ángeles mueren por nuestras heridas"


04. No hay nada malo en escuchar. La vida es un aprendizaje permanente; tanto cambian las cosas y con ellas las mentalidades que cuanto más cree uno saber, menos sabe. "Lo que el día debe a la noche" (2008)

+ Frases de Mejora continua + Pensamientos de "Lo que el día debe a la noche"


05. La desgracia es un callejón sin salida. Lleva directamente al muro. Si quieres librarte de ella, aléjate de espaldas. Así creerás que retrocede mientras le plantas cara. "Lo que el día debe a la noche" (2008)

+ Frases de Callejón sin salida + Pensamientos de "Lo que el día debe a la noche"


06. El poder es una espantosa brujería, una posesión demoníaca, pura locura. Una vez que te contamina, ya no hay manera de desprenderse de él. Es tan embriagador... "A que esperan los monos" (2014)

+ Frases de Ambición de poder + Pensamientos de "A que esperan los monos"


07. Hay que entretener a los lectores. Los escándalos políticos dan mucho de sí, pero la gente se acaba cansando; un buen asesinato tiene mucho más tirón. "A que esperan los monos" (2014)

+ Frases de Escándalo + Pensamientos de "A que esperan los monos"


08. La ternura es, en estos tiempos, una manera como otra de llenar el bocadillo con humo de barbacoa; no se alimenta uno mejor pero tampoco se pierde la ilusión. "A que esperan los monos" (2014)

+ Frases de Ternura + Pensamientos de "A que esperan los monos"


09. No hay fuerza que pueda retener a un niño que corre en busca de su familia. Sobre todo si sabe que el reencuentro apenas dura lo que dura un abrazo. "El escritor" (2001)

+ Frases de Reencuentro + Pensamientos de "El escritor"


10. No hay que tener miedo de morir porque se arriesga uno a morir de miedo. "La última noche del Rais" (2015)

+ Frases de Tener miedo + Pensamientos de "La última noche del Rais"


11. El tiempo se te va de entre las manos y tú no haces nada. (...) Si quieres mejorar en la jerarquía de los hombres, agarra la primera oportunidad que se te presente. "Lo que sueñan los lobos" (1999)

+ Frases de Oportunidad perdida + Pensamientos de "Lo que sueñan los lobos"


12. Despierta, pequeña. Vivimos en la época del ordenador, del escáner y de la inteligencia artificial. Hay sondas espaciales por el universo. Y tú sigues aguantando las insensateces de un chiflado. "Lo que sueñan los lobos" (1999)

+ Frases de Inteligencia artificial + Pensamientos de "Lo que sueñan los lobos"

Influencias

Autores relacionados

Assia Djebar David Foenkinos Yasmina Reza

Yasmina Khadra

Yasmina Khadra

Escritor y novelista argelino en lengua francesa, autor de "Las golondrinas de Kabul" (2002), "El atentado" (2005), "Las sirenas de Bagdad" (2006), "Lo que el día debe a la noche" (2008) y "La última noche del Rais" (2015).

Sobre Yasmina Khadra

Yasmina Khadra nace en Kednasa, el Sáhara argelino, hijo de una mujer nómada y un enfermero, oficial del Ejército de Liberación Nacional.

En 1964 su padre lo envía a una escuela militar, realizando toda su educación en escuelas militares antes de servir como oficial en el ejército argelino.

Durante la Guerra Civil Argelina (1991-2002), Mohammed Moulessehoul (Yasmina Khadra) es uno de los principales líderes en la lucha contra las agrupaciones terroristas "Ejército Islámico de Salvación" (EIS) y "Grupo Islámico Armado" (GIA), llegando al grado de comandante.

Entre 1984 y 1989 Mohammed Moulessehoul publica seis novelas y gana diferentes premios literarios, luego comienza a usar su seudónimo femenino (los primeros nombres de su esposa) para evitar el Comité de censura militar.

En 2000 deja el ejército y un año después revela el verdadero nombre detrás de Yasmina Khadra en la novela autobiográfica "El escritor" (2001).

Entre sus obras destacan "Las golondrinas de Kabul" (2002), "El atentado" (2005), "Las sirenas de Bagdad" (2006), "Lo que el día debe a la noche" (2008) y "La última noche del Rais" (2015).

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argelia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argelia

Síguenos