Frases de Sara Gruen - Página 3

01. No hay nada que no pueda arrebatarnos la vida sin previo aviso, por muy bueno o puro que sea. Y, al final, nos lo arrebatará todo. "El agua de la vida" (2015)

+ Frases de Sentido de la vida + Pensamientos de "El agua de la vida"


02. Me detuve delante del arco de la entrada, donde había estado el puente levadizo, e imaginé a todas las personas que habrían entrado y salido por esa puerta a lo largo de los siglos, todas ellas caracterizadas por una combinación particular de deseo, esperanza, celos, aflicción, dolor, amor y todas las otras emociones humanas, una combinación que hacía que cada una fuera tan única como un copo de nieve y, aun así, vinculada inextricablemente a todos los otros seres humanos que han existido y existirán, desde el principio de los tiempos hasta el final. "El agua de la vida" (2015)

+ Frases de Puente + Pensamientos de "El agua de la vida"


03. Con un secreto como ése llega un punto en que el secreto en sí mismo no tiene importancia. Es el hecho de guardarlo lo que la tiene. "Agua para elefantes" (2006)

+ Frases de Discreción + Pensamientos de "Agua para elefantes"


04. Una de las mayores indignidades de ser mayor, es que la gente se empeña en ayudarte a hacer cosas como bañarte o ir al lavabo. "Agua para elefantes" (2006)

+ Frases de Anciano + Pensamientos de "Agua para elefantes"


05. La edad es una ladrona implacable. Justo cuando empiezas a tomar el pulso a la vida te arranca la fuerza de las piernas y te encorva la espalda. "Agua para elefantes" (2006)

+ Frases de Envejecer + Pensamientos de "Agua para elefantes"


06. Dijo que el mal tiempo y la guerra tenían la culpa de que no hubiera flores verdaderas; pero en lugar de resignarse, puso cuatro o cinco trozos de carbón en unas jarras de cristal, añadió agua, sal y amoníaco, y al final les echó por encima una mezcla de tinta violeta y azul. Para mí era un completo misterio cómo semejante alquimia daría como resultado algo parecido a unas flores, pero en menos de una hora ya estaban floreciendo. "El agua de la vida" (2015)

+ Frases de Alquimia + Pensamientos de "El agua de la vida"


07. (...) Todo es ilusión, Jacob, y no tiene nada de malo. Es lo que la gente quiere que le demos. Es lo que espera de nosotros. "Agua para elefantes" (2006)

+ Frases de Ilusión + Pensamientos de "Agua para elefantes"


08. Tenía un vestidor lleno de trajes de alta costura y abrigos de pieles. Mi vida consistía en despertarme a mediodía, reunirme con Hank y Ellis, pasar del aperitivo al licor de media tarde y del cóctel a la copa de después de la cena, y estar toda la noche en bailes y fiestas, antes de empezar de nuevo al día siguiente. Todo el fraude estaba sembrado de lujosas trampas y baratijas deslumbrantes, cuyo brillo me había impedido ver que nada era real. "El agua de la vida" (2015)

+ Frases de Alta costura + Pensamientos de "El agua de la vida"


09. -No es tu amiga. Es una camarera. -Que casualmente es amiga mía. Ellis agachó la cabeza y suspiró. Al cabo de unos segundos, volvió a mirarme. -Sé que te encuentras en un estado delicado, pero me gustaría que pudieras ver con claridad lo que está sucediendo. -No me encuentro en un estado delicado. Estoy bien. -No, cariño, no estás bien -dijo-. Has tirado tu medicación por el retrete. Estás imaginando cosas que no son y estás olvidando tu posición social. No me malinterpretes. No te culpo de nada. Sé que no es culpa tuya. Simplemente son síntomas de tu trastorno. Pero si no hacemos nada, esta gente se aprovechará de ti, si no lo ha hecho ya. "El agua de la vida" (2015)

+ Frases de Clases sociales + Pensamientos de "El agua de la vida"

Influencias

Autores relacionados

Khaled Hosseini Kristin Hannah

Sara Gruen

Sara Gruen

Escritora y novelista canadiense, autora de "Lecciones de equitación" (2004), "Agua para elefantes" (2006), "La casa de los primates" (2010).

Sobre Sara Gruen

Sara Gruen nace en Vancouver (Columbia Británica), pero crece en London (Ontario) y obtiene una licenciatura en lengua inglesa en la Universidad de Carleton en Ottawa (Ontario).

En 1999 se traslada a Estados Unidos para trabajar y tras ser despedida dos años después comienza a escribir.

En 2004 Sara Gruen publica su primera obra, "Lecciones de equitación", seguida por "Los cambios de vuelo" (2005).

Su tercera obra, "Agua para elefantes" (2006), se convierte en la más vendida del año y es llevada al cine en 2011.

En 2011 aparece "La casa de los primates" y recibe un doctorado honoris causa de la Universidad de Wittenberg (Halle, Sajonia-Anhalt, Alemania).

Obras destacados

Ver todos sus obras »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Canadá

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Canadá

Síguenos