Frases de Norman Mailer - Página 5

01. Yo me limité a aceptar la sentencia que se impuso. Me he pasado la vida aceptando sentencias. Ignoraba que me quedase otra alternativa. Pero cuando la acepté, todos se alzaron y quisieron discutir conmigo. Parece ser que la gente, en especial la de Utah, desea la pena de muerte, pero no las ejecuciones. "La canción del verdugo" (1979)

+ Frases de Sentencia + Pensamientos de "La canción del verdugo"


02. Un frío norteño cubría la calma, hablándonos de aquellas eternidades situadas más allá de la eternidad, en donde los reinos del magnetismo están helados y quietos. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Eternidad + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


03. Muchacho, cuando las noticias son tan malas que nadie puede hacer nada por evitarlas, tienes que arreglártelas solo. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Noticias + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


04. Cassius Clay dijo: "No eres tan tonto como pareces". - ¿Qué quieres decir? -No permitas que mi elogio te embriague. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Elogio + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


05. (...) Me dirigió una mirada de soslayo, como diciéndome: "Muchacho, puedes tomarles el pelo a otros, pero conmigo tienes que ser leal". "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Leal + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


06. Dímelo, quizá pueda descubrir la verdad comparando las mentiras. -Es una buena ocurrencia. -No es mía. Es de Trotsky. -¡Vaya...!Es digna de Ronald Firbank. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Descubrir + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


07. No sientas lástima de ti mismo. Es la única emoción que nuestra familia no puede permitirse. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Lástima + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


08. Algo de la sangre de mi padre debía de haber pasado a mis venas y, al parecer, había heredado su código de conducta. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Venas + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


09. (...) Fue uno de los besos más inolvidables de mi vida, aunque hubo muy poca pasión en él. No obstante, Madeleine me transmitió toda la ternura que había en su corazón, y también toda la rabia que la invadía, y he de confesar que esta combinación me dejó tan anonadado como si un buen boxeador me hubiera propinado un inesperado gancho cor la izquierda y me hubiera rematado con un rapidísimo derechazo, Sé que no es manera de describir un beso, y además no refleja la paz que inundó mi corazón al recibirlo, pero lo digo para que se comprenda por qué me temblaban las piernas cuando pasé por delante de las casas de sus vecinos camino del coche. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Describir + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


10. Por eso me enamoré de ella. Había en su espíritu una vena de ternura que no encontré en ninguna otra mujer. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Ternura + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


11. Y entonces me invadió una pena muy honda. La pena de pensar en una mujer a la que había amado, a la que luego dejé de amar y a la que nunca debiera haber dejado de amar. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Amar + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"


12. Suspiró, abrumado por el peso de la maldad humana. "Los tipos duros no bailan" (1984)

+ Frases de Maldad + Pensamientos de "Los tipos duros no bailan"

Autores relacionados

Gore Vidal Jack Kerouac John Updike Tom Wolfe Truman Capote

Norman Mailer

Norman Mailer
  • 31 de enero de 1923
  • Long Branch, Nueva Jersey, Estados Unidos
  • 10 de noviembre de 2007
  • Nueva York, Estados Unidos

Escritor, periodista, dramaturgo, director de cine y activista político estadounidense, autor de "Los desnudos y los muertos" (1948), "Los ejércitos de la noche" (1968) y "La canción del verdugo" (1979).

Sobre Norman Mailer

Norman Mailer nace en Long Branch y su infancia transcurre en Brooklyn (Nueva York), para luego trasladarse a Massachusetts y estudiar ingeniería aeronáutica en la Universidad de Harvard.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue obligado a reclutarse para el ejército, volcando sus experiencias en el libro "Los desnudos y los muertos" (1948).

Norman Mailer se caracterizó a lo largo de su carrera por investigar de una manera creativa y original todos los temas de interés para la sociedad que le tocó vivir con honestidad y coraje.

"Los ejércitos de la noche" (1968) y "La canción del verdugo" (1979) fueron las obras de Norman Mailer que recibieron Premios Pulitzer.

Libros destacados

Enlaces

Síguenos