Frases de Ken Follett - Página 6

01. (...) Pero los libros de historia no recuerdan a los hombres que casi habían adquirido la grandeza. "El valle de los leones" (1986)

+ Frases de Grandeza + Pensamientos de "El valle de los leones"


02. La idea de matar a un paciente le resultaba tan grotesca que ignoraba cómo reaccionaría. Por supuesto que había visto morir a algunos de sus pacientes, pero aún en esos casos lo consumía la pena de no haber podido salvarlos. Cuando tuviera a Ellis indefenso, y él estuviera con la aguja en la mano, ¿Se sentiría torturado por las dudas, como Machbeth, o vacilante, como Raskolnikov en Crimen y castigo? "El valle de los leones" (1986)

+ Frases de Aguja + Pensamientos de "El valle de los leones"


03. Minutos después mientras Lizzie y Jay permanecían de pie en la proa, el barco empezó a deslizarse río abajo. Una fresca brisa del anochecer azotaba las mejillas de Lizzie. Mientras la cúpula de San Pablo desaparecía bajo la línea del horizonte de los almacenes portuarios, ésta le dijo a su marido: - No se si alguna vez volveremos a ver Londres. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Mejillas + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


04. Era algo así como decir que el adulterio tenía su origen en el matrimonio. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Adulterio + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


05. (...) Cumple su palabra incluso cuando le cuesta y no solamente cuando es fácil. En eso consisten las promesas. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Fácil + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


06. La ley no toma decisiones. Carece de voluntad. Es como un arma o una herramienta: trabaja por los que la toman en sus manos y la utilizan. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Ley + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


07. Todos quieren a alguien de quien han sido separados se rió Kobe con tristeza. La gente pregunta constantemente. Cuando los esclavos se reúnen por los caminos o en el bosque, no hablan de otra cosa. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Bosque + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


08. - Pero ¿Por qué quieres ir? Buena pregunta. Experimentaba unos sentimientos contradictorios. El hecho de convertir la muerte en una diversión era vergonzoso y sabía que más tarde se arrepentiría. Pero su curiosidad era más fuerte. - Quiero saber cómo es contestó. ¿Cómo se comportan los condenados? ¿Lloran, rezan o tiemblan de miedo? ¿Y los espectadores? ¿Qué se siente cuando se contempla el final de una vida humana? "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Espectadores + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


09. El voraz apetito de carbón de la ciudad era insaciable. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Carbón + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


10. Tanto si los pasajeros eran esclavos como si eran prisioneros o sirvientes contratados, las condiciones en la bodega eran mortalmente insalubres. Los armadores actuaban movidos por el afán de ganar dinero y apretujaban en sus bodegas a toda la gente que podían, pero los capitanes también eran venales y cualquier prisionero que tuviera dinero para pagar sobornos podía dormir en un camarote. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Afán + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


11. - ¿Es cierto que no les alcanza el dinero para comprar pan? -Hay carestía de trigo en toda Europa y es inevitable que suba el precio del pan. Y el desempleo se debe al boicot decretado por los americanos contra los productos británicos. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Trigo + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"


12. Se trataba de un célebre juez reformista, demasiado blando a juicio...Afirmaba, por ejemplo, que el delito tenía su origen en la pobreza, lo cual era algo así como decir que el adulterio tenía su origen en el matrimonio. "Un lugar llamado libertad" (1995)

+ Frases de Matrimonio + Pensamientos de "Un lugar llamado libertad"

Influencias

Autores relacionados

Carlos Ruiz Zafón Dan Brown John Grisham Stephen King

Ken Follett


Escritor y novelista galés, autor de "Los pilares de la Tierra" (1989), "Un mundo sin fin" (2007), "La caída de los gigantes" (2010), "El Invierno del Mundo" (2012)" y "El umbral de la eternidad" (2014).

Sobre Ken Follett

Ken Follett nació en el seno de una familia cristiana muy devota de clase media, siendo el primer hijo de tres que tuvieron Martin Follett y Lavinia Veenie.

Tras terminar su educación inicial, en 1967 ingresó en la "University College of London", donde estudia filosofía y un año después contrajo matrimonio y tuvo su primer hijo.

Tras su graduación en 1970, Ken Follett se matriculó en un curso de periodismo y consiguió trabajo como reportero en el "South Wales Echo" de Cardiff (Gales) y tiempo después en el periódico "Evening Standard" de Londres (Inglaterra).

Tiempo después abandonó su trabajo como reportero para pasar a desempeñarse como subdirector de gestión de "Libros Everest" y paralelamente comenzó a escribir relatos en su tiempo libre.

En 1978 Ken Follett publica "La isla de las tormentas" y su popularidad creció tanto que renunció a su trabajo para dedicarse por entero a la literatura.

A finales de 1970 se involucró en las actividades del Partido Laborista, donde conoció a Daphne Barbara Hubbard, una militante de ese partido con quien se casaría tiempo después.

Tras una serie de obras de suspenso y espionaje, Ken Follett publica "Los pilares de la Tierra" (1989), una novela histórica ambientada en Inglaterra en la Edad Media (siglo XII) que se convierte en su libro más vendido.

Tiempo después aparecerían los libros "La caída de los gigantes" (2010), "El Invierno del Mundo" (2012)" y "El umbral de la eternidad" (2014) entre otros.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Gales

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Gales

Síguenos