Frases de Imre Kertész - Página 7

01. Piensa mal del arte quien considera que transmite sentimientos. El arte transmite vivencia, la (...) de vivir el mundo y sus consecuencias éticas. El arte transmite existencia a la existencia. (...) No vale conformarse con menos... "Diario de la galera" (1992)

+ Frases de Consecuencias + Pensamientos de "Diario de la galera"


02. Dios es Auschwitz, pero también aquel que me sacó de de Auschwitz. Y que me obliga y hasta me fuerza a dar cuenta de todo, puesto que quiere oír y saber lo que hizo. "Diario de la galera" (1992)

+ Frases de Auschwitz + Pensamientos de "Diario de la galera"


03. (...) la libertad es realmente un misterio, pero no el llamado libre albedrío, sino la independencia respecto a nosotros mismos, la posibilidad de distanciarnos, la posibilidad de librarnos y ser libres de nosotros mismos. "Diario de la galera" (1992)

+ Frases de Libre albedrío + Pensamientos de "Diario de la galera"


04. Mantengo una relación de reciprocidad con mi vida. ¿El nombre de esta relación? Servidumbre. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Servidumbre + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


05. Es distinto ser apátrida en casa que en el extranjero, donde uno puede encontrar su hogar en la ausencia de una patria. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Extranjero + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


06. Se puede vivir la libertad allí donde hemos vivido nuestra esclavitud. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Esclavitud + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


07. Si la creación es obra del amor, entonces la destrucción, la muerte, ¿Sería obra del odio? ¿Nos crea el amor y nos destruye el odio? ¿Sería concebible que la muerte fuese obra del amor? "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Destrucción + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


08. Todo consuelo conlleva una intensa sensación de mentira. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Consuelo + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


09. El espíritu de la época es de fin del mundo. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Fin del mundo + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


10. Merece la pena visitar los escenarios en que se produjeron los acontecimientos decisivos de nuestras vidas, porque así tomamos conciencia de que no tenemos nada que ver con nosotros mismos. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Acontecimientos + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


11. Soy el protagonista ligeramente escéptico, pero aun así sensible, de la novela de formación que es mi vida. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Escéptico + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"


12. Los innumerables pequeños errores individuales generan el gran error común. Y este error es nuestra única verdad. "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997)

+ Frases de Error + Pensamientos de "Yo, otro: Crónica del cambio"

Influencias

Autores relacionados

J. M. Coetzee Nadine Gordimer Sándor Márai

Imre Kertész

Imre Kertész

Escritor, novelista, guionista, traductor y periodista húngaro, autor de "Sin destino" (1975), "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003).

Sobre Imre Kertész

Imre Kertész nace en Budapest, hijo de Aranka Jakab y Laszlo Kertész, matrimonio que se separa cinco años después de su nacimiento.

Entre 1935 y 1940 asiste a un internado y luego comienza la escuela secundaria hasta 1944, cuando es deportado al campo de concentración de Auschwitz y luego ser enviado a Campo de concentración de Buchenwald.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial (193-1945), Imre Kertész es liberado y finaliza la escuela secundaria en 1948.

Tiempo después comienza a trabajar como periodista y traductor, teniendo muchas dificultades y sufriendo censuras.

Imre Kertész edita en 1975 "Sin destino", una obra maestra sobre la destrucción masiva alemana de los "otros" europeos: narra el paso por diversos campos de concentración de un adolescente húngaro y judío de quince años.

Tiempo después publica "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003) entre otros.

Entre las numerosas distinciones que le otorgaron a Imre Kertész, destacan la "Medalla Ernst Reuter" (1983), el "Premio Sándor Márai" (1996), el "Premio Friedrich Gundolf" (1997), el "Premio Herder" (2000) y el "Premio Nobel de Literatura" (2002).

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Hungría

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Hungría

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Hungría

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Hungría

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Hungría

Síguenos