Frases de Hermann Keyserling

01. Todo amor, como experiencia, es absolutamente original.

+ Frases de Original


02. Todos los pueblos hostiles a la familia han terminado, tarde o temprano, por un empobrecimiento del alma.

+ Frases de Familia


03. En la práctica, sólo es problema lo que la inteligencia puede resolver.

+ Frases de Coeficiente intelectual


04. Ninguna prueba, ninguna rectificación ni desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien hecha.

+ Frases de Publicidad


05. No puede conseguirse ningún progreso verdadero con el ideal de facilitar las cosas.

+ Frases de Ideal


06. La multitud por sí sola nunca llega a nada si no tiene un líder que la guíe.

+ Frases de Líder


07. Generalizar siempre es equivocarse.

+ Frases de Generalizar


08. El anarquista que pretende mejorar el mundo es un fenómeno que carece en absoluto de sentido. Lo más grotesco de él es su frecuente pretensión de tener razón, mientras el universo está equivocado.

+ Frases de Anarquista


09. El intelectual para quien la definición sustituye a la comprensión, es despreciable.

+ Frases de Coeficiente intelectual


10. La máxima felicidad del matrimonio, cosa que los jóvenes ignoraran siempre, es la de envejecer juntos.

+ Frases de Envejecer


11. Los que se proponen como objeto supremo de su vida la felicidad personal, es natural que no tengan inclinación hacia el matrimonio.

+ Frases de Matrimonio


12. Se ha dicho que hace falta poseer muchas lenguas para poder pensar conscientemente en la propia. No hay nada más exacto. Cada idioma es una visión del mundo.

+ Frases de Visión

Hermann Keyserling

Hermann Keyserling

Filósofo alemán, famoso por sus libros de viaje, donde las observaciones sobre las costumbres y la psicología de los pueblos van acompañadas de consideraciones filosóficas.

Sobre Hermann Keyserling

Hizo sus estudios de Ciencias Naturales y Filosofía en Alemania y luego en Austria.

Durante la revolución bolchevique (1905), perdió sus bienes y fortuna familiar.

Una inversión hecha en 1908, sumado a la herencia familiar hizo que recobrara su posición económica y posibilitó que en 1911 viajara por todo el mundo, relatando sus experiencias que luego publicó.

En 1918 volvió a ser privado de su fortuna como consecuencia de la Revolución Rusa (1917), teniendo que exiliarse en Estonia.

En 1919 se casó con la nieta del líder alemán, el canciller Otto von Bismarck.

En 1920 fundó en Darmstadt la "Escuela de la Sabiduría", cerrada más tarde por el régimen nazi.

Keyserling es la figura más notable de la filosofía alemana contemporánea no académica.

El pensamiento filosófico de Hermann Keyserling gira en torno a una idea central: la filosofía no es una ciencia, saber dogmático o abstracto, sino que es la vida misma en forma de saber.

Sólo con el renacimiento del espíritu antiguo de la sabiduría se comunicará al mundo un impulso espiritual nuevo, diferente del árido intelectualismo.

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XIX » Filósofos de Estonia

Síguenos