Frases de Eduardo Mendoza

01. Eran días de irresponsable plenitud, de felicidad imperceptible...

+ Frases de Plenitud


02. Es propio de la naturaleza humana flaquear cuando los sueños empiezan a materializarse.

+ Frases de Naturaleza humana


03. Que todos los allí encerrados perciben claramente la locura de los demás pero ninguno la propia...

+ Frases de Locura


04. Lo reducido del local le ahorraba gastos de limpieza y mobiliario.

+ Frases de Oficina


05. Antepasados y descendientes son importantes. Pasado y futuro. Sin pasado y futuro, todo es presente, y presente es fugaz.

+ Frases de Descendientes


06. Tú no sabes quién era Franco, con él no había libertades ni justicia social, pero daba gusto ver la televisión.

+ Frases de Dictador


07. Haga como yo: aproveche ventajas de ser viejo. Yo no soy viejo. Vaya practicando. Secreto para llegar muy viejo es envejecer muy pronto.

+ Frases de Envejecer


08. Simbolizó mejor que nadie el espíritu de una época que hoy ha muerto un poco con él.

+ Frases de Época


09. ¿Y que todo esto lo consiguió solo y sin ayuda, partiendo de cero a base de coraje y voluntad?

+ Frases de Coraje


10. Se preguntarán ustedes cómo he podido tener tanto éxito con los hombres sin valer gran cosa. No tiene mérito. Los hombres son muy exigentes a la hora de emitir juicios estéticos sobre las mujeres, pero a la hora de la verdad, se conforman con cualquier cosa. Cuando descubrí esto, mi vida se volvió mucho más interesante. No me importa admitir que he utilizado a los hombres.

+ Frases de Interesante


11. Por suerte una propina soluciona cualquier problema de un modo satisfactorio. En este país todo se arregla con una buena propina. Cuando llegué me costaba entenderlo pero ahora me parece un sistema magnífico: permite mantener los sueldos bajos y al mismo tiempo escenifica la jerarquía. El trabajador cobra la mitad y la otra mitad se la tiene que agradecer al amo redoblando su servilismo.

+ Frases de Trabajador


12. Paquita debía de haber sobrepasado ligeramente la edad en que una hija de buena familia, especialmente si es agraciada, inteligente y salerosa, está casada o, cuando menos prometida. De lo contrario, como era a todas luces el caso presente, la interesada solía afectar mojigatería o exagerar una desenvoltura y una independencia que no dejaran dudas sobre la voluntariedad de su soltería.

+ Frases de Soltera

Autores relacionados

Antonio Muñoz Molina Arturo Pérez-Reverte Javier Marías

Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza
  • 11 de enero de 1943
  • Barcelona, España

Escritor, novelista, ensayista, dramaturgo, abogado y traductor español, autor de "La verdad sobre el caso Savolta" (1975), "La ciudad de los prodigios" (1986), "La aventura del tocador de señoras" (2001), "Riña de gatos" (2010) y "El enredo de la bolsa y la vida" (2012).

Sobre Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza nace en el seno de una familia barcelonesa, de padre fiscal, Eduardo Mendoza Arias-Carvajal, y madre ama de casa, Cristina Garriga Alemany.

Realizó sus primeros estudios en la escuela de las monjas de Nuestra Señora de Loreto, luego en una escuela de las Mercedarias y a partir de 1950, en el colegio de los Hermanos Maristas.

Tras licenciarse en Derecho en 1965, realiza un viaje por Europa y al año siguiente obtiene una beca para estudiar Sociología en Londres (Inglaterra).

En 1967 comienza sus actividades como abogado en la asesoría jurídica del Banco Condal, que abandona en 1973 para irse a Nueva York (Estados Unidos) como traductor de la ONU.

Estando en Estados Unidos, Eduardo Mendoza publica su primera novela, "La verdad sobre el caso Savolta" (1975), obra con la que adquiere gran popularidad.

En 1978 publica la primer novela de la tetralogía del detective anónimo, "El misterio de la cripta embrujada", integrada además por "El laberinto de las aceitunas" (1982), "La aventura del tocador de señoras" (2001) y "El enredo de la bolsa y la vida" (2012).

Con un estilo narrativo sencillo y directo, sus obras suelen estar protagonizadas por personajes marginales que contemplan la sociedad mientras luchan por sobrevivir.

Otras obras destacadas son "La ciudad de los prodigios" (1986), "Riña de gatos" (2010) y "El enredo de la bolsa y la vida" (2012).

Entre los numerosos galardones que recibió Eduardo Mendoza, destacan el Premio Ciudad de Barcelona (1987), Premio Fundación José Manuel Lara (2007) y el Premio Planeta (2010).

Enlaces

Síguenos