Las mejores frases de Eduardo Galeano

Recopilación de frases de Eduardo Galeano, reconocido periodista y escritor uruguayo, cuyos fragmentos nos hacen pensar, sentir y reflexionar.

Frases de Eduardo Galeano

Los pensamientos de Eduardo Galeano fueron ordenadas por el año de publicación de sus obras.

Las venas abiertas de América Latina (1971)

Ensayo donde el autor analiza la historia de América Latina de modo global, argumentando con crónicas y narraciones el constante saqueo de los recursos naturales de la región por parte de los imperios coloniales

Frases de Eduardo Galeano en Las venas abiertas de América Latina

01. ¿Es lícito confundir la prosperidad de una clase con el bienestar de un país?

02. Cuando el Estado se hace dueño de la principal riqueza de un país, corresponde preguntarse quién es el dueño del Estado.

03. Los metales de América, delirio y ruina de España.

04. Los indígenas eran el combustible del sistema productivo colonial.

05. Quienes hicieron al paralítico, ¿Pueden ofrecernos la silla de ruedas?

06. El alimento de las minorías se convierte en el hambre de las mayorías.

07. En América Latina es lo normal: siempre se entregan los recursos en nombre de la falta de recursos.

08. El pobre del indio es una moneda con la cual se halla todo lo que es menester, como con oro y plata.

09. Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos...

10. En el proyecto de una sociedad de sonámbulos, cada ciudadano debe ser el policía de sí mismo y de los demás

11. La historia es un profeta con la mirada vuelta hacia atrás: por lo que fue, y contra lo que fue, anuncia lo que será.

12. Del oro se hace tesoro, y con él quien lo tiene hace cuanto quiere en el mundo y llega a que echa las ánimas al Paraíso.

Ver todas las frases de "Las venas abiertas de América Latina"

El libro de los abrazos (1989)

Celebraciones, sucedidos, profecías, crónicas, sueños, memorias y desmemorias, deliciosos y extraordinarios relatos breves

Frases de Eduardo Galeano en El libro de los abrazos

01. Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana.

02. (...) Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada.

03. El sistema, que no da de comer, tampoco da de amar: a muchos los condena al hambre de pan y a muchos más condena al hambre de abrazos.

04. Todos prometen y nadie cumple. Vote por nadie.

05. Dios vive. Y debajo, con otra letra: De puro milagro.

06. A la corta o a la larga, los escritores se hamburguesan.

07. Lo único que yo sé, es esto: el arte es arte o es mierda.

08. La cultura oficial exalta las virtudes del mono y del papagayo.

09. Recordar: Del latín Re - Cordis, volver a pasar por el corazón.

10. Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

11. (...) Y así nos enseña a repetir la historia en lugar de hacerla.

12. Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

Ver todas las frases de "El libro de los abrazos"

Ser como ellos (1992)

Antología de artículos y ensayos aparecidos entre 1989 y 1992, que comprenden temas como la creación literaria, la Revolución cubana, las despreciadas culturas nativas de las Américas, el derecho a la alegría y el fútbol

Frases de Eduardo Galeano en Ser como ellos

01. Y hoy, más que nunca, es preciso soñar. Soñar, juntos, sueños que se desensueñen y en materia mortal encarnen

02. Al Norte y al Sur, al Este y al Oeste, el hombre serrucha, con delirante entusiasmo, la rama donde está sentado.

03. Mercado. Lugar donde se fija el precio de la gente y otras mercancías.

04. Con el dinero ocurre al revés que con las personas: cuanto más libre, peor.

05. Menos mal que el imperialismo no existe. Ya nadie lo menciona: por tanto, no existe.

06. Veneno. Sustancia que actualmente predomina en el aire, el agua, la tierra y el alma.

07. Como Dios, el capitalismo tiene la mejor opinión sobre sí mismo, y no duda de su propia eternidad.

08. En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legítima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica.

09. El automóvil, el televisor, el vídeo, la computadora personal, el teléfono celular y demás contraseñas de la felicidad, máquinas nacidas para "ganar tiempo" o para "pasar el tiempo", se apoderan del tiempo.

10. El Sur aprende geografía en mapamundis que lo reducen a la mitad de su tamaño real. Los mapamundis del futuro, ¿Lo borrarán del todo? Hasta ahora, América Latina era la tierra del futuro. Cobarde consuelo; pero algo era. Ahora nos dicen que el futuro es el presente.

11. Riqueza. Según los ricos, no produce la felicidad. Según los pobres, produce algo bastante parecido. Pero las estadísticas indican que los ricos son ricos porque son pocos, y las fuerzas armadas y la policía se ocupan de aclarar cualquier posible confusión al respecto.

12. Consumo, sociedad de. Prodigioso envase lleno de nada. Invención de alto valor científico, que permite suprimir las necesidades reales, mediante la oportuna imposición de necesidades artificiales. Sin embargo, la Sociedad de Consumo genera cierta resistencia en las regiones más atrasadas.

Ver todas las frases de "Ser como ellos"

El fútbol a sol y sombra (1995)

Homenaje al fútbol, música del cuerpo, fiesta de los ojos, y también denuncia las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo

Frases de Eduardo Galeano en El fútbol a sol y sombra

01. El gol es el orgasmo del fútbol.

02. Jugar sin hinchada es como bailar sin música.

03. Los jugadores de fútbol más famosos son productos que venden productos.

04. El placer de derribar ídolos es directamente proporcional a la necesidad de tenerlos.

05. A veces el ídolo no cae entero. Y a veces, cuando se rompe, la gente le devora los pedazos.

06. El técnico jamás cuenta el secreto de sus victorias, aunque formula admirables explicaciones de sus derrotas.

07. ¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que el tienen muchos intelectuales.

08. Triste signo de los tiempos, el siglo XXI sacraliza la mediocridad en nombre de la eficiencia y sacrifica la libertad en los altares del éxito.

09. Ha entrado usted, alguna vez, a un estadio vacío? Haga la prueba. Párese en medio de la cancha y escuche. No hay nada menos vacío que un estadio vacío.

10. El viaje desde la osadía hacia el miedo, historia del fútbol en el siglo veinte, es un tránsito desde el 2-3-5 hacia el 5-4-1. Pasando por el 4-3-3 y el 4-4-2.

11. Mientras dura la misa pagana, el hincha es muchos. Con miles de devotos comparte la certeza de que somos los mejores, todos los árbitros están vendidos, todos los rivales son tramposos.

12. El árbitro es arbitrario por definición. Éste es el abominable tirano que ejerce su dictadura sin oposición posible y el ampuloso verdugo que ejecuta su poder absoluto con gestos de ópera.

Ver todas las frases de "El fútbol a sol y sombra"

Bocas del tiempo (2004)

Travesía por los temas más diversos: el amor, la infancia, el agua, la tierra, la palabra, la imagen, la música... Una multitud de pequeños relatos que cuentan, juntos, una sola historia

Frases de Eduardo Galeano en Bocas del tiempo

01. ¿Por qué nadie les avisó que todo iba a durar tan poco? ¿Dónde están las palabras que no se dijeron? Las cosas que no hicieron, ¿Dónde están?

02. Te digo que te quieras, que te cuides, que te protejas, que te mimes, que te sientas, que te ames, que te disfrutes. Te digo que te quiero, te cuido, te protejo, te mimo, te siento, te amo, te disfruto.

03. La máquina lo consolaba: Si las mujeres fueran necesarias, Dios tendría una.

04. ¿No ve que en el Paraíso no habla médicos? Las enfermedades vinieron después de los médicos.

05. ¿Señor o señora? ¿O los dos a la vez? ¿O a veces él es ella, y a veces ella es él? En las profundidades de la mar, nunca se sabe.

06. -Qué hace esta mierda acá? La madre educó: Mijita, eso no se dice. Y Ximena, desde el piso, quiso saber: - ¿Para qué existen, mamá, las palabras que no se dicen?

07. De tiempo somos. Somos sus pies y sus bocas. Los pies del tiempo caminan en nuestros pies. A la corta o a la larga, ya se sabe, los vientos del tiempo borrarán las huellas.

08. Igual que todos los días, la radio trasmitía música y noticias. Ninguna noticia les llamó la atención. Los informativos no se ocupan de los sueños. Moral y buenas costumbres.

09. Parecía que estaban a punto de caerse, pero no: cuando tropezaba ella, la sostenía él; cuando él se bamboleaba, lo enderezaba ella.... Bien agarraditos el uno al otro, pegados el uno al otro en los vaivenes del mundo.

10. Las bombas inteligentes, que tan burras parecen, son las que más saben. Ellas han revelado la verdad de la invasión. Mientras Rumsfeld decía: "Estos son bombardeos humanitarios", las bombas destripaban niños y arrasaban mercados callejeros.

11. En alguna parada, un enjambre de muchachos invadió el ómnibus. Venían cargados de libros y cuadernos y chirimbolos varios; y no paraban de hablar ni de reír. Hablaban todos a la vez a los gritos, empujándose, zarandeándose, y se reían de todo y de nada.

12. Los meros, y otros peces, son virtuosos en el arte de cambiar de sexo sin cirugía. Las hembras se vuelven machos y los machos se convierten en hembras con asombrosa facilidad; y nadie es objeto de burla ni acusado de traición a la naturaleza o a la ley de Dios.

Ver todas las frases de "Bocas del tiempo"

Patas arriba: La escuela del mundo al revés (2008)

Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista

Frases de Eduardo Galeano en Patas arriba: La escuela del mundo al revés

01. En la selva, ¿llaman ley de la ciudad a la costumbre de devorar al más débil?

02. Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar.

03. El miedo, padre de familia numerosa, también genera odio.

04. El demonio dispone de un amplio guardarropa y no solo viste de rojo.

05. El código moral del fin del milenio no condena la injusticia, sino el fracaso.

06. Si se prohíbe la coca por el mal uso que se hace de ella, ¿Por qué no se prohíbe también la televisión?

07. La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.

08. El desarrollo de la tecnología no está sirviendo para multiplicar el tiempo de ocio y los espacios de libertad, sino que está multiplicando la desocupación y está sembrando el miedo.

09. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

10. La industria norteamericana de armamentos practica la lucha contra el terrorismo vendiendo armas a gobiernos terroristas, cuya única relación con los derechos humanos consiste en que hacen todo lo posible por aniquilarlos.

11. La mujer, nacida para fabricar hijos, desvestir borrachos o vestir santos, ha sido tradicionalmente acusada, como los indios, como los negros, de estupidez congénita. Y ha sido condenada, como ellos, a los suburbios de la historia.

12. ¿Por qué los medios masivos de comunicación hablan tanto de la droga y tan poco de sus causas? ¿Por qué se condena al drogadicto y no al modo de vida que multiplica la ansiedad, la angustia, la soledad y el miedo, ni a la cultura de consumo que induce al consuelo químico?

Ver todas las frases de "Patas arriba: La escuela del mundo al revés"

Eduardo Galeano

Eduardo Galeano - Sus mejores frases

Fragmentos del escritor y periodista Eduardo Galeano, autor de "Las venas abiertas de América Latina" (1971), "Memorias del fuego I" (1982), "El libro de los abrazos" (1989) y "Los hijos de los días" (2011).

Frases de sus libros

Libros de Eduardo Galeano »

Enlaces

Síguenos