Frases de David Lodge - Página 4

01. ¡Publique! ¡Publique o muérase! Así es como funciona el mundo académico en nuestros días. Hubo una época en que los nombramientos se hacían con criterios más humanos, pero ya no es así. "La caída del museo británico" (1965)

+ Frases de Publicar + Pensamientos de "La caída del museo británico"


02. ¿Qué estamos buscando todos? ¿Felicidad? Ya sabemos que esta no es duradera. Distracción, tal vez... Distracción respecto a las feas verdades: que hay una muerte, que la enfermedad, que la impotencia y la senilidad le esperan a uno. "El mundo es un pañuelo" (1984)

+ Frases de Distracción + Pensamientos de "El mundo es un pañuelo"


03. (...) Es sorprendente la cantidad de cosas de las que uno puede prescindir cuando lo intenta. Vacaciones en el extranjero. Coches nuevos. Ropa nueva. Segunda residencia. Ganar y gastar. La verdad es que no es una forma de vivir. "Trapos sucios" (1999)

+ Frases de Gastar + Pensamientos de "Trapos sucios"


04. Escribir novelas es como meter mensajes en una botella tras otra y arrojarlas al mar en el reflujo de la marea sin la más remota idea de adónde las llevará la corriente ni de cómo serán interpretados. "Trapos sucios" (1999)

+ Frases de Marea + Pensamientos de "Trapos sucios"


05. Eran comunistas, lo que significaba que no estaba permitido a nadie poseer cosas en Rusia, y querían ocupar el poder de otros países para que nadie pudiera tener nada propio tampoco. A veces parecían tan malos como los nazis. "Fuera del cascarón" (1970)

+ Frases de Rusia + Pensamientos de "Fuera del cascarón"


06. (...) Este es el atractivo del circuito de congresos, una manera de convertir el trabajo en juego, de combinar el profesionalismo con el turismo, y todo ello a expensas de otros. ¡Escriba una comunicación y vea mundo! Soy jane austen... ¡Hágame volar! "El mundo es un pañuelo" (1984)

+ Frases de Turismo + Pensamientos de "El mundo es un pañuelo"


07. ¿Qué? -dijo. Estoy seguro de que me oyó perfectamente, pero como la mayoría de los sordos tiene la costumbre de decir "¿Qué? " automáticamente, a cada intento de entablar conversación; me percato de que a veces lo hago yo también. "La vida en sordina" (2007)

+ Frases de Sordo + Pensamientos de "La vida en sordina"


08. El diagnóstico de sordera arrojó una tenue sombra sobre su felicidad, pero el mutuo goce del sexo no se vio afectado, pues casi todos los sonidos que lo acompañaban eran no verbales y de una longitud de onda de baja frecuencia. "La vida en sordina" (2007)

+ Frases de Goce + Pensamientos de "La vida en sordina"


09. ¿En qué otra lugar había de tener el sexo el ser humano, sino en la cabeza? El deseo sexual era un juego de significantes, una infinita desfermentación y desplazamiento de placer anticipado que el brutal acoplamiento de los significados interrumpía temporalmente. "¡Buen trabajo!" (1988)

+ Frases de Sexual + Pensamientos de "¡Buen trabajo!"


10. El sexo se había convertido en una expectativa inquietante en vez de placentera, y no contribuía a su serenidad la invasión cotidiana de su ordenador por spams que anunciaban Viagra, Cialis y plantas medicinales de charlatanes que prometían fortalecer la virilidad. "La vida en sordina" (2007)

+ Frases de Libido + Pensamientos de "La vida en sordina"


11. La única ventaja de ser sordo es que, por así decirlo, estás naturalmente aislado de un montón de ruido ambiental irritante o desagradable (que se vuelve aún más molesto amplificado por un audífono), y puedes sacar partido de esta circunstancia. "La vida en sordina" (2007)

+ Frases de Sordo + Pensamientos de "La vida en sordina"


12. La experiencia auditiva se compone de silencio, sonidos y ruido. El silencio es neutro, el estado de espera. Los sonidos son significativos, transmiten información o dan placer estético. El ruido no tiene sentido y es feo. Estar sordo convierte tantos sonidos en ruido que prefieres el silencio. "La vida en sordina" (2007)

+ Frases de Sordera + Pensamientos de "La vida en sordina"

Influencias

Autores relacionados

William Butler Yeats

David Lodge

David Lodge

Escritor, novelista, guionista, crítico literario y profesor inglés, autor de "Intercambios" (1975), "El mundo es un pañuelo" (1984), "¡Buen trabajo!" (1988) y "Terapia" (1995).

Sobre David Lodge

David Lodge nace en Brockley (sureste de Londres), donde transcurre parte de su infancia hasta comienzos de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), donde la familia es evacuada a Surrey y Cornwall.

En 1952 ingresa en la Universidad de Londres (University College London, UCL), donde obtiene una licenciatura en letras con honores en 1955 y un título de posgrado en 1959.

David Lodge trabaja como profesor de literatura inglesa en diferentes universidades hasta 1987, cuando decide dedicarse a la escritura a tiempo completo.

En 1975 publica "Intercambios", primera obra de la exitosa "Trilogía del campus", compuesta además por "El mundo es un pañuelo" (1984), "¡Buen trabajo!" (1988).

Entre las obras más celebradas de David Lodge también aparecen "La caída del museo británico" (1965), "Noticias del paraíso" (1991), "Terapia" (1995) y "Trapos sucios" (1999).

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Inglaterra

Síguenos