Frases de Carlos Fuentes - Página 10

01. Las pasiones sin control son como el veneno. Cuando dormitan, son vicios, dan su alimento al alma y ésta, engañada, o creyendo que se alimenta, en realidad se envenena de su propia pasión desconocida y desconcertada. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Pasiones + Pensamientos de "Instinto de Inez"


02. La envidia es rencor contra el bien ajeno. Los celos le dan importancia a la persona que quisiéramos sólo para nosotros. La envidia, te dije, es una ponzoña impotente, queremos ser otro. El celo es generoso, queremos que el otro sea mío. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Rencor + Pensamientos de "Instinto de Inez"


03. No sabemos acaballar el dolor. Debemos contentarnos con un amor análogo al que recordamos en la sonrisa de un rostro desaparecido. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Dolor + Pensamientos de "Instinto de Inez"


04. El viejo tenia varias respuestas para una pregunta tan lógica. Las repetía, autoridad, decisión, destino, divisa, y se quedaba al cabo con una sola: la memoria. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Viejo + Pensamientos de "Instinto de Inez"


05. Ser viejo es un crimen. Puedes acabar sin identidad ni dignidad, en un asilo, acompañado de otros viejos tan estúpidos y despojados como tú. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Asilo + Pensamientos de "Instinto de Inez"


06. Quizás, sin embargo, ella misma vio en Gabriel lo que él vio en ella: un camino hacia lo desconocido. Con un esfuerzo supremo de lucidez, Atlan Ferrara entendió por qué nunca debieron unirse sexualmente Inés y él. Ella lo rechazó porque vio en la mirada de Gabriel a otra. Pero al mismo tiempo, él supo que ella estaba mirando a otro que no era él. Y sin embargo ¿No podían, siervos del tiempo, ser él y ella, a la vez, los mismos y otros a los ojos de cada cual? "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Lucidez + Pensamientos de "Instinto de Inez"


07. Las pasiones que se quedan adentro pueden matarnos con una explosión interna. El canto las libera, y encuentra la voz quelas caracteriza. La música sería entonces una especie de energía que reúne las emociones primitivas, latentes, las que usted nunca mostraría al tomar el autobús, señor Laviada, o usted al preparar el desayuno, señora Lazo, o usted al darse un regaderazo. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Explosión + Pensamientos de "Instinto de Inez"


08. En ese momento ella se entregará a la única compañía que la consolará de algo que comenzará a dibujar en sus sueños como "algo perdido". Así le dirá su instinto. "Lo perdido" será una aldea antigua que para ella será siempre porvenir, nunca ya fue sino ya será porque en ella vivirá la felicidad que no perdió, sino que se volverá a hallar. "Instinto de Inez" (2001)

+ Frases de Instinto + Pensamientos de "Instinto de Inez"

Influencias

Autores relacionados

Gabriel García Márquez Juan Rulfo Julio Cortázar Mario Vargas Llosa Octavio Paz

Carlos Fuentes


Escritor, ensayista y novelista mexicano nacido en Panamá, autor de "La muerte de Artemio Cruz" (1962), "Aura" (1962), "Cambio de piel" (1967), "Terra Nostra" (1975), "El naranjo" (1994) y "La silla del Águila" (2003).

Sobre Carlos Fuentes

Hijo de un diplomático de carrera, Carlos Fuentes nació en la embajada de México en Panamá y tuvo una infancia cosmopolita debido al trabajo de su padre, viviendo en Panamá, Quito (Ecuador), Montevideo (Uruguay) y Río de Janeiro (Brasil) entre 1928 y 1934.

Tiempo después se trasladan a Estados Unidos y cursa sus estudios primarios en la escuela "Henry D.

Cooke" de Washington DC, vacacionando en México DF para no perder la lengua castellana.

En 1940, Carlos Fuentes se traslada a Chile primero y Argentina después, viviendo la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) con profunda sensibilidad.

En 1944 se traslada con su madre a México, donde termina sus estudios secundarios e ingresa a la Universidad de México para estudiar leyes, abandonando tiempo después.

En 1950, Carlos Fuentes viaja a distintos países de Europa y trabaja como secretario de un miembro mexicano de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU.

Vuelve a México en 1952 y reingresa a la Facultad de Derecho y un año después ocupa el cargo de secretario de prensa del Centro de Información de las Naciones Unidas.

Carlos Fuentes junto a Emmanuel Carballo funda y edita la Revista Mexicana de Literatura en 1955.

Tiempo después viaja nuevamente a Europa viviendo en Venecia (Italia), Londres (Inglaterra) y París (Francia).

En 1971 recibe un gran golpe con la muerte de su padre y pasa un tiempo alejado de la escritura.

Acepta el nombramiento de embajador de México en Francia como homenaje a la memoria de su padre en 1975, renunciando dos años después en protesta por el nombramiento del ex presidente Díaz Ordaz como primer embajador de México en España.

En 1983, Carlos Fuentes recibe el doctorado de la Universidad de Harvard y un año después el Premio Nacional de Literatura de México.

Los viajes y estadías en otros países continúan desde 1986, recibiendo numerosas distinciones y premios y conservando siempre la base y plataforma cultural mexicana.

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de México

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de México

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de México

Síguenos