Frases de Ángel González

01. No fue un sueño, lo vi: La nieve ardía.

+ Frases de Nieve


02. ¿A qué llorar por el caído fruto, por el fracaso de ese deseo hondo?

+ Frases de Fruto


03. Cierro los ojos para ver y siento que me apuñalan fría, justamente, con ese hierro viejo: la memoria.

+ Frases de Memoria


04. Para vivir un año es necesario morirse muchas veces mucho.

+ Frases de Vivir


05. Mi corazón: tu nido. Muerde en él, esperanza.

+ Frases de Esperanza


06. Donde pongo la vida pongo el fuego de mi pasión volcada y sin salida.

+ Frases de Salida


07. Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.

+ Frases de Empezar


08. Si yo fuera Dios y tuviese el secreto, haría un ser exacto a ti.

+ Frases de Exacto


09. Pero no será igual. Será otro día. Será otro perro de la misma raza.

+ Frases de Raza


10. Largo es el arte; la vida en cambio corta como un cuchillo.

+ Frases de Cuchillo


11. Yo estoy contento y, cariñosamente, caballo gris me gustaría que fueras para darte palmadas en las ancas.

+ Frases de Caballo


12. Escribir un poema se parece a un orgasmo: mancha la tinta tanto como el semen, empreña también más en ocasiones.

+ Frases de Orgasmo

Autores relacionados

Carlos Barral Jaime Gil de Biedma

Ángel González

Ángel González
  • 6 de septiembre de 1925
  • Oviedo, Asturias, España
  • 12 de enero de 2008
  • Madrid, España

Poeta, catedrático, periodista y ensayista español cuya poesía, llena de contrastes, discurre entre lo efímero y lo eterno, características que llevan al lector a divagar y soñar en los temas del amor y de la vida.

Sobre Ángel González

Con una niñez turbulenta, marcada por la muerte de su padre a pocos meses de haber nacido y la descomposición de su familia durante la Guerra Civil Española, Ángel González vuelca su primer libro, "Áspero mundo" (1956), esas experiencias.

El paso del tiempo y la temática amorosa y cívica son las tres obsesiones que se repiten a lo largo y ancho de los poemas de Ángel González, de regusto melancólico pero optimistas, con un lenguaje accesible, puro y transparente.

Ángel González fue miembro de la Real Academia Española.

Enlaces

Síguenos