Frases de Alice Munro - Página 2

01. Si hoy en día vives lo suficiente, descubres que con tus hijos has cometido errores que no te molestaste en ver, además de los que viste perfectamente.

+ Frases de Hijos


02. Detestaba la palabra "evasión" aplicada a la ficción. Podría haber argumentado, y no solo por llevar la contraria, que la evasión era la vida real. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Evasión + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


03. En otoño fueron a San Petersburgo, y allí continuaron las grandes diversiones. Cenas, teatros, recepciones y todos los periódicos y revistas a disposición, frívolos y serios. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Otoño + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


04. Le había pedido que me buscara. Quizá porque los recuerdos de la infancia son los más importantes, decía. Los afectos de la infancia. Una fuerza sin igual. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Infancia + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


05. Me encanta trabajar con gente, con las conversaciones de la gente y también con las cosas inesperadas que le ocurren a la gente. Lo inesperado es muy importante para mí.

+ Frases de Inesperado


06. (...) Este árbol de porte tan arrogante puede tener un defecto, la fibra revirada, que se manifiesta formando ondulaciones en la corteza. Eso indica que el viento fuerte lo puede romper o tirar. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Árbol + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


07. Recuerda que cuando un hombre sale de una habitación, se lo deja todo en ella -le ha dicho su amiga Marie Mendelson-. Cuando sale una mujer, se lleva todo lo que ha ocurrido allí. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Habitación + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


08. Lo que se ofrecía como normal y corriente (...), me parecía un engaño deliberado e incitante, el manto de las apariencias cotidianas que se extendía sobre semejante desvergüenza, semejantes explosiones apasionadas de lujuria. "Las vidas de las mujeres" (1971)

+ Frases de Lujuria + Pensamientos de "Las vidas de las mujeres"


09. Debía tener cuidado y no decir lo que realmente pensaba, que en la mente de un matemático de primer orden hay sin duda algo parecido a la intuición, una llamarada que revele lo que siempre ha estado allí. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Matemáticos + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


10. Los dos teníamos defectos, éramos víctimas evidentes de una desgracia física. Aunque podría pensarse que esas personas hacen causa común, en muchos casos no es así. Quizá el uno le recuerde al otro algo que prefiere olvidar. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Defectos + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


11. Las mujeres necesitan interpretar la vida verbalmente. Mientras que muchos hombres que conozco, o que alguna vez conocí, no tenían esa necesidad, sino que más bien prefieren seguir adelante y lidiar con lo que haya que lidiar sin preguntarse nada demasiado.

+ Frases de Interpretar


12. Nunca he sentido tal tentación de escribir novela romántica como con Maksim el Gordo...Ocupa demasiado sitio, en el diván y en mi cabeza. En su presencia me resulta del todo imposible pensar en otra cosa que no sea él. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Novela + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


13. Los olmos llegan a medir treinta metros en el bosque. En los lugares abiertos se extienden y son tan anchos como altos, pero en el bosque se disparan hacia arriba, las ramas de la copa se desvían radicalmente hasta parecer cuernos de ciervo. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Bosque + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


14. Me parece tan ridículo que se pretenda que una persona quede atrapada en un traje... O sea, el traje de ingeniero, de médico, de geólogo, y luego crece la piel por encima de la ropa, o sea, que esa persona ya no se lo puede quitar. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Traje + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


15. Su cara encerraba para mí todas las posibilidades de fiereza y ternura, orgullo y sometimiento, violencia, autonomía. Nunca vería en ella más de lo que había visto la primera vez, porque lo vi todo entonces. Todo aquello que amaría en él, y que nunca aprehendería ni explicaría. "Las vidas de las mujeres" (1971)

+ Frases de Autonomía + Pensamientos de "Las vidas de las mujeres"


16. En todos los años que pasé en la ciudad no conocí a ningún divorciado, de modo que podía darse por supuesto que había otras parejas que llevaban vidas separadas en la misma casa, otros hombres y mujeres que habían aceptado el hecho de que existían diferencias insalvables, una palabra o un acto imperdonable, una barrera indestructible. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Divorcio + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


17. Él parecía sincero al confesar lo que pensaba de mí, pero yo no tenía intención de serlo con él. ¿Por qué no? Porque percibía en él lo que las mujeres suelen percibir en los hombres, algo tierno, henchido, tiránico, absurdo; yo nunca podría asumir las consecuencias de interferir con ello: sentía una indiferencia, casi un desdén, que le ocultaba. "Las vidas de las mujeres" (1971)

+ Frases de Sincero + Pensamientos de "Las vidas de las mujeres"


18. La mayoría de las mujeres que eran ambiciosas, creo yo, sentían de alguna manera que el sexo era el enemigo, porque casarse era sepultar todas esas ambiciones. Quiero decir que lo peor que podía pasarle a una mujer, como solían decir, era tener que casarse, o sea, tener relaciones sexuales. Así que el sexo era algo que una debía estar segura de mantener bajo control.

+ Frases de Control


19. Durante mucho tiempo te desprendes del pasado con facilidad y de una forma que parece automática y adecuada. Las escenas del pasado, más que desvanecerse, dejan de tener importancia. Y entonces se produce una brusca vuelta atrás, lo que está acabado y bien acabado resurge de repente, requiere tu atención, incluso que hagas algo al respecto, aunque salte a la vista que no se puede hacer nada. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Vista + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


20. Mi idea era escribir novelas, pero empecé a escribir cuentos porque era para lo único que podía hacerme tiempo. Entre las tareas de la casa y el cuidado de los chicos, nunca habría tenido tiempo de escribir una novela. Y después fue como si el formato del cuento -en realidad, una forma más bien inusual de cuento, por lo general una forma de relato bastante largo- fuese lo que quería hacer.

+ Frases de Relato


21. Otra cosa que hacía yo era construir casas de hojas. Recogía con el rastrillo hojas secas del arce del columpio, las cargaba en brazadas y las tiraba al suelo y las distribuía formando la planta de una casa. Aquí el salón, ahí la cocina, allí un montón blando para la cama del dormitorio, y así todo lo demás. Yo no me había inventado ese pasatiempo; en el patio de las chicas se trazaban casas de hojas más extensas, e incluso se amueblaban un poco, en todos los recreos, hasta que el conserje acababa por recoger y quemar las hojas. "Demasiada felicidad" (2009)

+ Frases de Construir + Pensamientos de "Demasiada felicidad"


22. Ahora mi rutina es así: me levanto a la mañana, me tomo un café y me siento a escribir. Y después, un poco más tarde, puede ser que haga una pausa y coma algo, para seguir escribiendo. La escritura de verdad sale a la mañana. Al principio de lo que sea que estoy escribiendo no puedo dedicarle mucho tiempo, apenas unas tres horas. Reescribo mucho, así que reescribo y cuando pienso que está listo, lo envío. Y después quiero reescribirlo un poco más. Lo que me pasa a veces es que hay una o dos palabras que me parecen tan importantes que pido que me manden el libro de vuelta para poder agregarlas.

+ Frases de Rutina

Autores relacionados

Antón Pávlovich Chéjov Margaret Atwood Philip Roth Raymond Carver

Alice Munro

Alice Munro
  • 10 de julio de 1931
  • Wingham, Ontario, Canadá

Escritora, novelista y cuentista canadiense, autora de "Las vidas de las mujeres" (1971), "Las lunas de Júpiter" (1982), "El amor de una mujer generosa" (1998), "Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio" (2001) y "Demasiada felicidad" (2009).

Libros destacados

Frases de libros de Alice Munro »

Enlaces

Síguenos