Proverbios japoneses


Quien monta un tigre corre el riesgo de no poderse bajar nunca.

Riesgo »

Si no entras en la madriguera del tigre, no puedes coger sus cachorros.

Riesgo »

Con la primera copa el hombre bebe vino; con la segunda el vino bebe vino, y con la tercera, el vino bebe al hombre.

Vino »

Donde hay ganancias las pérdidas se esconden por ahí cerca.

Fortuna »

El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses.

Tiempo »

Hay una puerta por la que pueden entrar la buena o la mala fortuna, pero tú tienes la llave.

Fortuna »

La nieve no rompe las ramas del sauce.

Nieve »

La oscuridad reina a los pies del faro.

Oscuridad »

Piensa mucho, habla poco, escribe menos.

Hablar »

Se aprende poco con la victoria, en cambio, mucho con la derrota.

Derrota »

Si vas a creer todo lo que lees, mejor no leas.

Creer »

Sólo en la actividad desearás vivir cien años.

Vivir »

Proverbios

Los proverbios japoneses son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de los antiguos sabios japoneses. Muchas son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva de Japón a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo japonés en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.