Proverbios chinos

La puerta mejor cerrada es aquélla que puede dejarse abierta.

Proverbios de puerta


Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución.

Proverbios de solución


Cuando el dinero habla, la verdad calla.

Proverbios de dinero


Una gran ciudad es un gran desierto.

Proverbios de ciudad


Hay un tiempo para ir de pesca y otro para secar las redes.

Proverbios de tiempo


Si guardo una ramita en mi corazón, el pájaro cantor vendrá hacia mí.

Proverbios de corazón


Si hay luz en el alma, habrá belleza en la persona; si hay belleza en la persona, habrá armonía en el hogar; si hay armonía en el hogar, habrá orden en la nación; si hay orden en la nación, habrá paz en el mundo.

Proverbios de paz


El que te enseña por un día es tu padre por toda la vida.

Proverbios de padre


Cada cual interpreta a su manera la música de los cielos.

Proverbios de cielo


No me digais que un gran hombre no llora nunca. Un gran hombre llora, pero sus lágrimas son furtivas.

Proverbios de lágrimas


El ayer es dinero gastado. Mañana es dinero por venir. Usa pues el día de hoy que es dinero en efectivo.

Proverbios de dinero


Las grandes almas tienen voluntades; las almas sólo tienen deseos.

Proverbios de voluntad

Proverbios

Los proverbios chinos son sentencias breves, enunciados sentenciosos sacados de la experiencia y especulación de antiguos sabios chinos. Muchos proverbios son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Los proverbios chinos constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.