La llamada de la selva

La llamada de la selva
  • Nombre original: The call of the wild
  • Autor: Jack London
  • Año edición: 1903
  • La llamada de la selva: Los instintos primitivos de Buck vuelven tras una serie de sucesos que le ocurren cuando lo ponen a tirar de un trineo en el Yukón durante la fiebre del oro en Klondike (Canadá)
  • Libro esencial

Jack London (1876-1916)

Escritor, novelista y dramaturgo estadounidense, autor de "La llamada de la selva" (1903), "El lobo de mar" (1904), "Colmillo Blanco" (1906) y "Martin Eden" (1909).

Jack London

 

Sinopsis

Buck, un magnífico perro nacido del cruce de un San Bernardo con una Mastín, vive en las templadas tierras del Sur, en la finca del juez Miller.

En 1894, el descubrimiento de los yacimientos de oro de Klondike lleva a Alaska a hombres de todas partes del mundo y la necesidad de grandes y fuertes perros para los trineos hace que sean muy valorados y costosos.

Un día un ayudante del jardinero de Miller, adicto al juego, vende a Buck a escondidas para ganar dinero para su vicio y éste se ve sometido a la ley del más fuerte, en un lugar salvaje y hostil.

Sin ser ya acariciado ni respetado, en un país salvaje y hostil, Buck se ve obligado a doblegarse a la ley primitiva del bastón y el látigo y se despierta en él el instinto de las antiguas generaciones.

Personajes

BuckPersonaje principal, perro mezcla de San Bernardo y ovejero
DavePerro flojo y dormilón
DrutheHombre alto, obeso y violento, que disfrutaba maltratando animales con con un garrote
DubPerro trabajador y leal
John ThorntonHombre de buenos sentimientos que amaba a Buck
ManuelAyudante del jardinero del juez Miller
MillerJuez, dueño de Buck
NigPerro sabueso de color negro, de buen humor
SkeetPerra setter irlandesa que cuida a Buck como si fuese su enfermera
Sol-lecksPerro tuerto
SpitzPerro guía grande y blanco, frío, calculador y colérico
 

Frases

Había aprendido la lección y no la olvidaría en su vida... Un hombre con un garrote era el que dictaba la ley, un amo a quien se obedece, aunque no necesariamente se acepte.

La vida fluía a través de él en espléndido torrente, gozoso y desenfrenado, y daba la impresión de que de puro éxtasis acabaría desbordándose y desparramándose con generosidad sobre el mundo.

Todas y cada una de las horas estuvieron llenas de conmoción y sorpresas. Lo habían arrancado de golpe del centro de la civilización y lo habían arrojado bruscamente al corazón mismo de lo primitivo.

Frases de "La llamada de la selva"


Obras relacionadas

Corazón de perro

Corazón de perro (1925)

Mijaíl Bulgákov

El arte de conducir bajo la lluvia

El arte de conducir bajo la lluvia (2008)

Garth Stein

Frases de El arte de conducir bajo la lluvia

La isla del tesoro

La isla del tesoro (1883)

Robert Louis Stevenson

Frases de La isla del tesoro

Robinson Crusoe

Robinson Crusoe (1719)

Daniel Defoe

Frases de Robinson Crusoe